Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » Suplementos » Lifestyle » El Papa que acosó a Miguel Ángel

El Papa que acosó a Miguel Ángel

En estos días próximos a las festividades cristianas, cuando la justicia irlandesa ha publicado el Informe Murphy sobre el abuso sexual de 320 niños por parte de 46 sacerdotes de la arquidiócesis de Dublín, entre 1975 y 2004, cuando Benedicto XVI ha calificado estos hechos de “crímenes odiosos” y ha prometido que todos los responsables pagarán,  también en estos días nos enteramos de una nueva historieta del polifacético chileno Alejandro Jodorowsky.

El papa terrible (Le Pape Terrible) ha sido publicada en francés por Ediciones Delcourt, con ilustraciones del artista italiano Théo. Se trata de una historia inspirada en la vida de Giuliano della Rovere (1443-1513), quien en 1503 se convertiría en el Papa Julio II, caracterizándose por una intensa actividad política y militar que le valiera el mote de “el Papa guerrero”.

En este primer volumen, Alejandro Jodorowsky cuenta el ascenso a papa del ambicioso y manipulador cardenal Della Rovere, en medio de intrigas, conspiraciones y asesinatos, como parte de una cruzada personal contra sus mayores enemigos de toda la vida, los no menos terribles Borgia. Fue este papa, impulsor del Renacimiento en Roma, quien encomendó la construcción de la Basílica de San Pedro y de los frescos de la Capilla Sixtina a uno de sus protegidos, Miguel Ángel.  Se dice que el cariño del papa por el famoso artista se parecía más a una obsesión, que lo llevaba a acosarlo permanentemente y a reclamarle con desmedida insistencia la finalización de las obras emprendidas.

Jodorowsky vio en este vínculo una oportunidad para ficcionalizar la homosexualidad de Julio II.  Al respecto ha dicho: “Los amores homosexuales de Miguel Ángel o de Leonardo da Vinci son bien conocidos. ¿Por qué no hablar de esto también? Por otra parte, la homosexualidad en la iglesia era algo lógico, si se piensa en decenas de miles de jóvenes monjes que vivían encerrados en monasterios. ¿Qué piensan que sucedía? ¡Lo mismo que sucede con los hombres que están encerrados en las prisiones!”.

El Papa Terrible

El Papa Terrible

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment