Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » Internacional » Norteamérica » Mantienen esperanzas de que se apruebe matrimonio homosexual en NY

Mantienen esperanzas de que se apruebe matrimonio homosexual en NY

Nueva York – (Notimex)

Enny Muñoz y Kelvin Peralta han esperado pacientemente por años poder legalizar su unión, pero los vanos intentos de que el Senado estatal apruebe el matrimonio entre homosexuales truncan la ilusión de la joven pareja.

“Nosotros ya dimos el ‘sí’ sólo estamos esperando que los políticos en Nueva York den también el ‘sí’, y nos toca tener más paciencia”. dijo Peralta, quien espera casarse pronto con su pareja de hace siete años.

El pasado 2 de diciembre se cerró otra puerta para la posibilidad de los matrimonios entre personas del mismo sexo en el Estado, al no alcanzarse los votos necesarios para su aprobación.

La decisión de los legisladores, que se dio después de meses de retrasos, rechazó por 38 votos a favor y 24 en contra, la opción de que cientos de parejas del mismo sexo contrajeran nupcias en un estado, conocido por su mayoría demócrata y sus posturas liberales.

Un mínimo de 32 votos era necesario para que el proyecto se convirtiera en ley, pero no pasó.

El gobernador David Paterson había respaldado públicamente la medida, la cual había sido aprobada ya por la Asamblea estatal.

“Es increíble que en un estado tan liberal como Nueva York no se permita la legalización de las uniones gay”, manifestó Muñoz.

En la actualidad el matrimonio homosexual es legal en Connecticut, Iowa, Massachusetts y Vermont, mientras que en Nueva Hampshire la ley que legaliza este tipo de uniones entrará en vigor en 2010.

La presidenta del Concejo Municipal, Christine Quinn, quien se declaró abiertamente lesbiana, denominó el rechazo a la aprobación como un hecho profundamente triste.

Sin embargo, en un comunicado expresó que la lucha por el matrimonio gay no terminaba allí y que seguiría “trabajando y luchando por la igualdad de derechos, y nuestros esfuerzos sólo serán más fuertes”.

Para el Defensor del Pueblo de la Ciudad de Nueva York, Bill De Blasio, quien respalda las uniones entre personas del mismo sexo el sólo hecho de que el asunto se llevara a discusión en el Senado ya era un gran logro.

“Nuestra tarea ahora es continuar la lucha para exigir que a todos los neoyorquinos se les concedan plenos derechos de igualdad”, expresó De Blasio.

La medida fue apoyada por la Asamblea estatal a comienzos de 2009 con una cifra de 88 votos a favor y 51 en contra, y sólo se esperaba la votación final por parte del Senado.

La difícil situación económica del estado tampoco motivó a los republicanos y demócratas indecisos.

Un informe revelado a mediados de 2009 por el contralor de la ciudad, William Thompson, señaló que con la aprobación de las uniones entre homosexuales el estado podría tener ingresos superiores a 210 millones de dólares en un periodo de tres años.

El polémico senador demócrata Rubén Díaz se aferró a que la medida no fuera aprobada e hizo campaña entre sus compañeros de partido, mayoría en el senado estatal.

“¿Por qué quieren matrimonio? El matrimonio es entre un hombre y una mujer. Hombre con hombre y mujer con mujer no pega”, dijo a Notimex Díaz, reverendo evangelista y presidente de la Organización de Ministros Hispanos.

Manifestó que era “inmoral y una verguenza” para los legisladores que apoyan la medida y para los líderes homosexuales, “porque fueron derrotados de esta manera, el movimiento se les quedó atrás 40 años. ellos no pueden procrear”.

“Yo estoy a favor de que someta este proyecto de ley a un referendo. Que sea el pueblo quien decida; 31 estados han votado que no”, indicó.

Con la decisión de Nueva York ya son 31 los estados del país que rechazan un referendo que permitiría la legalización de estos enlaces.

El portavoz de la Organización Nacional de Gays y Lesbianas, Pedro Julio Serrano, aseguró que reforzarán una campaña a nivel nacional y estatal para que legisladores cumplan su obligación constitucional de promover la igualdad.

“Tendremos que seguir educando a la sociedad sobre la igualdad en el matrimonio y esperar a la instalación de la nueva legislatura en 2011 para eliminar la desigualdad en las uniones de parejas del mismo sexo”, indicó Serrano.

Por ahora, Muñoz y Peralta, de origen dominicano, esperan que pronto se beneficien de la aprobación de la medida para, como dicen ellos, solidificar la relación y el compromiso como pareja, así como poder tener los mismos derechos legales y de salud y sobre todo poder adoptar un hijo.

“Esperaremos a que se apruebe el matrimonio aquí en Nueva York. No iría a otro estado porque aquí me crié, aquí trabajo y aquí vivo con mi pareja”, concluyó Muñoz.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment