Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » Latinoamérica » Argentina » Apelaran fallos contra el matrimonio gay

Apelaran fallos contra el matrimonio gay

Buenos Aires – (SentidoG.com)

La FALGTB apelará los fallos de las tres parejas anuladas

La Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans confirmó que apelarán  ante la Justicia los tres fallos que declaran “inexistentes” a los casamientos realizados en Tierra del Fuego y Buenos Aires

La titular de la entidad, María Rachid, informó que, las parejas afectadas aún no habían sido notificados de las decisiónes judiciales,  “ni los matrimonios ni los abogados”, aunque remarcó que “si esto es así, vamos a apelar a la Cámara y, si es necesario, a la Corte” Suprema.

“Es una barbaridad lo que está haciendo este juez”, sostuvo la activista.

Los fallos conocidos esta semana afectan a tres de las cuatro parejas que lograron contraer enlace en el país, mientras persisten diversas posturas en la Justicia y el Congreso y hay reclamos de un pronunciamiento de la Corte Suprema de Justicia.

Como parte de las medidas cautelares dictadas, los jueces determinan la suspensión de las actas de matrimonio y la devolución de las libretas entregadas a las parejas.

Consultada por la agencia de noticias DyN, Rachid indicó: “Vamos a apelar, los fallos no van a quedar firme y los matrimonios van a continuar en pie”.

“Esto no nos desalienta, estaba en las posibilidades y los fallos como tales van a ser deslegitimados porque incurren en prevaricato, al violar las normas del debido proceso. Va a seguir habiendo casamientos en los próximos meses”, puntualizó.

Según los jueces, las uniones son contrarias al artículo 172 del Código Civil, que sostiene que para la existencia de un matrimonio es indispensable el consentimiento de “hombre y mujer”.

La jueza civil de primera instancia Martha Gómez Alsina que declaró “inexistente” el matrimonio entre Norma Castillo y Ramona Areval, hace lugar al reclamo del abogado Ricardo Ernesto Lamuedra.

Este letrado es el mismo que logró que el lunes pasado el juez en lo civil Federico Gustavo Irazabal declarara inexistente el matrimonio de Damián Bernath y Jorge Salazar.

La jueza Alzina fue quien también impidió el primer casamiento homosexual entre Alex Freyre y José María, en la ciudad de Buenos Aires.

Según la magistrada, el derecho establece al matrimonio como “la unión intersexual entre un hombre y una mujer en el sentido de que ha de ser reconocida y protegida como tal con el fin de perpetuar la especie en el orden natural, a través de la procreación”.

“El acto jurídico que cumplido contravenga de manera manifiesta las normas que la regulan es nulo de nulidad absoluta y así debe ser declarado”, agregó, y aclaró que su decisión “no significa adelanto de opinión alguna sobre el fondo del asunto ni discriminación hacia la cohabitación estable de personas del mismo sexo”.

El abogado Lamuedra, matriculado en Capital Federal y con estudio próximo al Palacio de Tribunales, inició una campaña judicial contra el matrimonio homosexual y el 1 de diciembre último logró que el juzgado civil 85 dictara la primera medida cautelar que impidió el matrimonio entre Freyre y Di Bello.

Un mes antes, este abogado interpuso un amparo para que el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, apelara la autorización judicial a la boda.

Antes, el juez de Minoridad y Familia de Tierra del Fuego, Marcos Meillien, consideró nulo el casamiento de Alex Freyre y José María Di Bello, celebrado el 28 de diciembre de 2009 con autorización de la gobernadora de esa provincia, Fabiana Ríos.

En todos los casos, se trata de intervenciones judiciales muy similares, ya que gestiona ante un tribunal nacional una medida en contra de lo resuelto por uno porteño.
Las bodas entre Norma Castillo y Ramona Arévalo y entre Alex Freire y Jose Maria Di Bello fueron autorizadas por la jueza porteña Elena Liberatori, ante quien los contrayentes presentaron recursos de amparo, y no fueron apeladas por el Gobierno porteño.

En el Congreso, una reforma de la ley que habilita a casarse a todas las personas, al margen de su condición sexual, tuvo dictamen de mayoría en las comisiones de Legislación General y Familia, mientras la minoría busca sumar otra figura: el enlace civil -para todos-, que conviva con la de matrimonio -exclusiva para heterosexuales.

El proyecto, apoyado por diputados del Frente para la Victoria, la Coalición Cívica, el Socialismo, Proyecto Sur y Generación para un Encuentro Nacional, modifica el Código Civil y reemplaza las palabras “hombre” y “mujer” por “contrayentes” y “cónyuges”, para que no se aluda al sexo de las personas.

En Córdoba rechazan amparo

El juez Federico Osola, titular de un juzgado civil y comercial de Córdoba, rechazó esta semana un recurso de amparo presentado por una pareja gay para que autorice el matrimonio, pidiendo que se declaren inconstitucionales los artículos 172 y 188 del Código Civil. La pareja había pedido turno en el registro civil a fines del año pasado y la acción legal estaba dirigida contra la provincia.

En su resolución, el juez Osola sostuvo que la municipalidad no fue demandada y tampoco tuvo intervención en el proceso. “El sistema legal que rige el funcionamiento del registro del estado civil de las personas es descentralizado, por lo que las municipalidades gozan de plena autonomía”, explicó el magistrado. A su entender, la autonomía está referida “tanto para autorizar la celebración de un matrimonio como para denegar las peticiones que se efectúen con tal finalidad, sin necesidad de solicitar autorización al registro civil dependiente de la provincia”. La delegación cordobesa del Inadi acompañó la presentación y aconsejó al juez tener “en cuenta los argumentos expuestos al momento de dictar sentencia”.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment