Centro de Noticias Buenos Aires, Argentina.
| RSS

San Juan – (Dos Manzanas)

El cadáver desnudo de Ashley Santiago Ocasio (nacida Juan Antonio), de 31 años, fue encontrado el lunes en su domicilio del pueblo portorriqueño de Corozal. Aún no está claro el móvil, pero no se descarta un crimen de odio por su identidad de género.

Según la policía, el asesino podría tratarse de un conocido de Ashley, ya que no había puertas forzadas en la residencia. Informes iniciales hablaban de una muerte a puñaladas, pero declaraciones más recientes de la policía apuntan a un disparo en la cara. El informe forense aún debe aclarar este punto, así como si la víctima mantuvo relaciones sexuales horas antes de su muerte. Tras el asesinato -incluido un forcejeo con la víctima, a juzgar por el desorden que se encontró en el hogar y los rastros de sangre en diversas paredes- el autor de los hechos robó el coche de Ashley y huyó de la escena con las llaves de la casa y de su negocio (un salón de belleza).

El asesinato de Ashley, muy querida en su pueblo, ha causado gran consternación en Corozal. Desde 2002 existe en Puerto Rico una ley que considera crímenes de odio aquellos que se cometan por prejuicio contra la orientación sexual o identidad de género de la víctima, y el activista LGTB Pedro Julio Serrano, portavoz de la asociación ‘Puerto Rico para Tod@s’, pidió a las autoridades que consideren dicha posibilidad. Además, la ley federal estadounidense sobre crímenes de odio (que incluye desde hace poco la homofobia y la transfobia) también es aplicable en Puerto Rico. Serrano exhortó así mismo a los medios de comunicación a tratar a la victima como una mujer transexual (diversos medios se han referido a ella repetidamente en masculino, calificándola como hombre homosexual o travesti).

De confirmarse que se trata de un crimen de odio, vendría a sumarse al cruento asesinato hace unos meses de Jorge Steven López Mercado, un muchacho gay de Puerto Rico.