Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » .resaltado » “Del SIDA, no”, ¿A qué le teme Tinelli?

“Del SIDA, no”, ¿A qué le teme Tinelli?

Por Leandro Fogliatti – (SentidoG.com)

Tinelli no quiso hablar de Sida y mando callar a Alfano

Aníbal Pachano y Graciela Alfano están produciendo por estos días una gran cantidad de jugoso (y dudoso) contenido periodístico para la red de medios local y su consiguiente repercusión en Internet. Parece que el coreógrafo le habría pegado una cachetada a la actriz, en pleno set de ShowMatch, durante algún corte comercial.  A partir del incidente, los medios registraron minuciosamente todo el cruce de venenosa semántica con el que los enemistados salieron de gira por casi todos los programas de chimentos de la tarde.

Finalmente, el último round (hasta el momento, que todavía hay mucha tela para cortar) lo disputaron la semana pasada, mientras compartían el jurado de “Bailando por un sueño”, también en ShowMatch. Generosamente, Tinelli les cedió la palabra, por turnos, para que pudieran expresar sus posiciones en este conflicto.

Además de negar el cachetazo, Pachano se quejó de que, entre sus variados y floridos insultos, Graciela lo acusaba de homosexual y de enfermo de SIDA. “Va a tener que probar en el Inadi (Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo) lo que dijo sobre mi salud”, advirtió.

A su turno, Alfano retrucó que desafiaba a la prensa para que mostrara alguna grabación donde ella agrediera a Aníbal. “Tengo una conducta y en este programa jamás vas a encontrar una denigración mía hacia otro jurado. Porque creo en un país donde haya pluralidad y no en la tiranía de la mayoría”, afirmó, para luego dirigirse a Pachano e intentar referirse a su supuesta enfermedad: “Si vamos al tema del SIDA, por qué no hablás claramente…”

Y ahí fue cuando a Tinelli se le acabó la generosidad y censuró a Graciela: “No, no, no, eso no. No quiero que se hable de eso.  De SIDA, no.  Acá, no”.

Llama la atención el empeño con el que el conductor les prohibió a los contrincantes seguir hablando sobre el SIDA en su programa.  ¿A qué le teme Tinelli?

¿Le teme a que el affaire Alfano-Pachano se desborde?  Se acordó bastante tarde, entonces.  A estas alturas hay un sustantivo poco sutil y decoroso para describir esta situación (que desde el principio ha sido poco sutil y decorosa): “puterío”.

La cuestión es que Tinelli ha hecho del puterío un efectivo producto de prensa, con la consiguiente sospecha de que todos sus escándalos son prefabricados, cuidadosamente guionados y estratégicamente vendidos a otros medios y programas parásitos. Y si ShowMatch no es más que una factoría de las más bajas miserias humanas, entonces tal vez Tinelli le tema al riesgoso límite que para su morbosa estrategia televisiva le está señalando una enfermedad que ha connotado durante décadas las más ingeniosas metáforas del prejuicio y la estigmación.

¿A qué le teme Tinelli?  A que una enfermedad ponga en evidencia su farsa.
¿Hasta dónde puede engañar Tinelli?  Hasta el SIDA.  No más.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment