Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » .resaltado » Los curiosos manejos del debate en Comision sobre el matrimonio gay

Los curiosos manejos del debate en Comision sobre el matrimonio gay

Por Soledad Vallejos – (Pagina 12)

Liliana Negre de Alonso

Los grupos católicos y evangélicos tienen prioridad en el ingreso a las discusiones y terminan siendo mayoría. La presidenta de la comisión negó audiencia a la Federación de Gays y Lesbianas, pero se entrevistará oficialmente con al menos un obispo.

Reuniones públicas pero con entrada calificada y condiciones para la admisión que nadie reconoce pero todos ven; reuniones con jerarcas religiosos infiltradas en agendas parlamentarias mientras se niegan otras equivalentes a sectores de la sociedad civil; senadores a cuyos despachos la información llega recortada; información pública brindada con sonrisas pero de manera confusa. Algo huele mal, o al menos raro, en el trámite parlamentario sobre ampliación del matrimonio civil en las últimas semanas. Lo descripto ocurre, a ojos vista, tal como pudo comprobar este diario, en el propio Congreso. Si eso sucede en la sede del Senado nacional, podría sospecharse que esta mañana, cuando comiencen las audiencias públicas en las provincias, posiblemente se afiancen y vuelvan más claramente visibles los efectos de un lobby oculto: el que sectores confesionales minoritarios y con llegada al poder ejercen para obstaculizar el avance del proyecto aprobado el mes pasado en Diputados.

“Cronograma viaje Comisión Legislación General”, reza un archivo enviado desde el despacho de la senadora Liliana Teresita Negre de Alonso al que este diario tuvo acceso. El documento incluye horarios de llegada a las ciudades, de traslado entre audiencias cuando la cercanía geográfica lo permite, y de las audiencias públicas. También entrevistas con autoridades del Poder Ejecutivo local y, en el caso de Salta, una aclaración: “Audiencia con obispo ya está otorgada”. De esa reunión con el jerarca religioso Mario Antonio Cargnello (el catamarqueño que, además de obispo de Salta, es presidente de la Comisión de Liturgia de la Conferencia Episcopal Argentina) nada sabían otros senadores de la Comisión de Legislación General, como tampoco senadores y senadoras que no integran la comisión, pero se interesan por el proyecto de modificación de matrimonio civil.

Consultada por Página/12, la senadora Negre negó que esa audiencia acordada entre la tarde del domingo 13 y la mañana del lunes 14 tuviera la relevancia de un encuentro institucional.

–En Salta hay agendada una reunión con el obispo. No queda claro si es personal, si es suya en calidad de presidenta de la comisión, si es de toda la comisión –dijo este diario a Negre en los pasillos del Congreso.

–No, no. La reunión del obispo es mía personal –respondió la senadora.

–¿En todos los lugares va a suceder eso?

–No, en todos los lugares me voy a reunir con el gobernador. En todos los lugares pedí una audiencia oficial con la comisión para los gobernadores. El gobernador de Chaco ya nos la dio, no sé el de Corrientes y tampoco todavía el de Salta.

La senadora tendrá su reunión con el obispo, mientras le negó audiencia a los dirigentes de la Federación de Gays y Lesbianas. El argumento fue que no quiere “ser influenciada por ninguna de las dos partes”, aunque no explicó cuáles son las “dos partes”.

Por otra parte, la agenda de las audiencias públicas en las provincias aún está en construcción. Una versión que se mantuvo por días daba por confirmadas reuniones en siete ciudades: Resistencia, Corrientes, Salta, Tucumán, Posadas, San Juan y Mendoza. Por la tarde de ayer, Negre aseguró a este diario que los encuentros serían nueve; a última hora de ayer el encuentro en Misiones había sido suspendido. Vale decir que sobre el itinerario que la Comisión de Legislación General seguirá a partir de la próxima semana las certezas escasean tanto como en lo que se refiere a quiénes expondrán ante las senadoras y los senadores que acompañen el proceso.

La audiencia pública del martes, como la del jueves anterior, fue presenciada por un público notoriamente poco heterogéneo. A diferencia de lo que sucedía durante las reuniones en Diputados, y donde la concurrencia era tanto de sectores confesionales opuestos al proyecto como de militantes de la diversidad, en el Senado priman los primeros. Es posible que la explicación no radique en el desinterés sino en la existencia de listas que limitan la admisión, o al menos privilegian los ingresos a una sala pequeña como es la Illia, donde vienen desarrollándose los encuentros.

“A ver, la gente de Aciera”, se escuchó al promediar la tarde del martes. A continuación, se abrió una puerta no usada habitualmente para el público. Ingresó más de una decena de señoras escarapeladas. Los encargados de seguridad tenían una lista de nombres autorizados para pasar, todos ellos de la Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas de la República Argentina, de estrecha cercanía con la diputada Cynthia Hotton. En la calle, como también había ocurrido durante la primera audiencia, los militantes de la Falgbt seguían esperando que les franquearan el acceso, cosa que finalmente no sucedió.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment