Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » Suplementos » Deportes » Navratilova paga 2,5 millones por su divorcio

Navratilova paga 2,5 millones por su divorcio

Washington – (Agencias)

Martina Navratilova

Dos años de desagradable batalla judicial y mediática después, la tenista Martina Navratilova y su antigua compañera sentimental han llegado a un acuerdo económico en su divorcio. Los medios que más alto apuntan en la cifra que la deportista depositará en la cuenta bancaria de su ex amante es, según el New York Post, de 2,5 millones de euros.

A principios de los años noventa, Navratilova, de 53 años, comenzó una relación sentimental con Toni Layton, de 57, que dejaba a su marido contable por la tenista ganadora de Wimbledon. En 2000, la pareja intercambiaba anillos en una ceremonia en New Hampshire que no tenía valor legal porque por aquel entonces el matrimonio homosexual no estaba permitido en ese Estado. Se juraron fidelidad y una vida en común hasta que la muerte les separase.

Pero los días de vino y rosas se acabaron en 2008. Lo que sucedió sigue quedando entre ellas. Layton alega que un buen día Navratilova la expulsó de su vida y de su casa, que cambió las cerraduras de la puerta de la mansión que compartían en Florida y que la puso en la calle. En bancarrota y solo con lo puesto, Layton acudía a los tribunales en busca de lo que ella consideraba legítimo tras ocho años de vida en común y para recibir una compensación económica por los daños psicológicos causados.

“He sufrido un trauma físico, mental y emocional”, se lee en la demanda interpuesta por la ex pareja de Navratilova. “Sin previo aviso, mi vida se derrumbó. Todavía hoy sufro pesadillas y creo que jamás me recuperaré”. Leyton dijo al comienzo del juicio que lo que buscaba era justicia. Pero también amenazó con airear la ropa sucia de la tenista. “Martina tiene el armario lleno de esqueletos”, declaró a la prensa hace unos años.

El proceso legal que ahora concluye ha durado cerca de dos años.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment