Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » .resaltado » Obra social de Rosario acepta a pareja de docente homosexual

Obra social de Rosario acepta a pareja de docente homosexual

Rosario – (Pagina 12)

Nicolás Montanaro y Martín Clapié son pareja desde hace siete años. Nicolás es docente en la Facultad de Bioquímica de la UNR y Martín no tenía cobertura de salud. El debate en el Congreso sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo les abrió una nueva perspectiva y Nicolás se animó. Pidió una entrevista con el rector Darío Maiorana para plantearle que quería incorporar a la obra social de la UNR a su pareja. La máxima autoridad de la UNR no dudó en pedir que Asesoría Jurídica estudiara cómo hacerlo. Luego, Nicolás se reunió con las autoridades de la obra social. La pareja fue a tribunales para realizar una declaración sumaria, junto a un abogado y dos testigos. En 3 semanas, Martín tuvo su carné de afiliado. Es la primera obra social universitaria del país que toma esta medida, y a la vez abre el camino para que todas las personas gay, lesbianas y trans que trabajan en la UNR accedan al mismo derecho. “Poner el cuerpo jugó en ese sentido, para decirle a los cientos de compañeros y compañeras de la diversidad sexual de la Universidad que no ya no hará falta entrevistarse con el rector para compartir la obra social con tu pareja”, dijo orgulloso Nicolás.

Desde 2007, Nicolás es jefe de trabajos prácticos de primer y segundo año de la Facultad, en Introducción a la Biotecnología y a la Bioquímica. También participa del Programa Universitario de Diversidad Sexual, que coordina Violeta Jardón. “Es la primera vez que la obra social de la UNR hace este tipo de reconocimiento”, celebró Jardón, y lo consideró “un buen antecedente para todos los afiliados”. También subrayó que el programa “acompañó el trámite”.

Nicolás y Martín

Para Nicolás y Martín fue mucho más que un trámite. “Esto significa sentirme un poquito más incluido, en una sociedad donde por sentir y amar diferente tenemos menos derechos que otros. Es muy fuerte, estamos con ganas después de 7 años de tener un proyecto de vida, casarnos. Nos gustaría ir al banco a sacar un crédito, para dejar de alquilar”, enumeró sus deseos. Nicolás tiene 27 años y Martín 32. “Lo conozco desde que tenía 21 y él 25, luego empezamos a convivir como cualquier pareja. Es difícil vencer las barreras del miedo y la vergüenza”, expresó.

Ahora, Martín tiene su carné de la obra social y ellos un reconocimiento público de su situación. Nicolás está feliz. “Tiene el mismo status que cualquier pareja, es familiar a cargo”, afirmó. Las gestiones comenzaron a principio de mayo, luego de vencer algunas dudas y miedos. “Pensábamos en la posibilidad de que nos dijeran que no, y es medio duro. Pero preguntarnos por la posibilidad de acceder a la obra social fue un avance, porque muchas veces uno siente que es ilegal, que nada se puede en ningún lado”, describió.

La ampliación de derechos es siempre el comienzo de un camino. Por eso, para Nicolás y Martín el debate legislativo por la modificación de la ley de matrimonio fue un aliciente. “Nos ayudó mucho el debate que se dio en los medios, eso nos dio más fuerza para ir a la obra social y plantear la posibilidad. A mí me lo van a descontar del sueldo”, dice para aventar cualquier sospecha de excepción.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment