Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » Latinoamérica » México » El alcalde de la Ciudad de México demanda a un cardenal católico

El alcalde de la Ciudad de México demanda a un cardenal católico

Después de que se validara en ese país la adopción por parte de parejas homosexuales, el Cardenal de Guadalajara acusó al jefe de gobierno mexicano de corrupto. Ahora deberá disculparse públicamente o irá a la Corte

El jefe de gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, demandó por daño moral al cardenal de Guadalajara, Juan Sandoval Íñiguez, y al vocero de la arquidiócesis, Hugo Valdemar, luego de las acusaciones que ambos hicieron en contra del mandatario local y los magistrados de la Suprema Corte de Justicia (SCJN) por validar la adopción de menores por parte de parejas homosexuales.

Desde el mediodía de ayer, el equipo jurídico del gobierno capitalino acudió al Tribunal Superior de Justicia local para entregar la demanda que, de acuerdo con el documento en poder de Crónica, exige que los dos se retracten de sus declaraciones y pidan una disculpa pública.

Es necesario recordar que Sandoval Íñiguez aseguró que los ministros de la SCJN habían sido “maiceados” por el jefe de gobierno, mientras que Hugo Valdemar acusó a Ebrard de fascista y de ser “el mayor enemigo de la familia en México”.

El día de ayer por la tarde, el mandatario local se presentó ante los medios de información, donde aseguró debe defenderse el Estado laico, pues no puede estar sujeto a una doctrina religiosa.

“El Estado laico es un instrumento jurídico y político al servicio de las libertades en una sociedad plural y diversa como la nuestra. Un Estado que ya no responde ni puede responder ni habrá de responder, ni está al servicio de una doctrina religiosa en particular, sino que ha sido instituido para servir al interés público”, dijo.

Después, señaló que el cardenal, los prelados y los voceros de las organizaciones religiosas no pueden denostar, desprestigiar o amenazar sin fundamento alguno a las instituciones del Estado, a la Suprema Corte ni a la jefatura de gobierno del Distrito Federal, pues “vivimos en un Estado laico”.

El mandatario local advirtió que “no se puede permitir que estas imputaciones transcurran sin acción jurídica alguna”, pues sólo consentiría este tipo de actos.

En el caso específico del cardenal de Guadalajara, Ebrard pidió que “acepte está mintiendo, que el fundamento de sus declaraciones es la falsedad y que reiteren él y los voceros de la Iglesia católica el respeto” que le deben.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment