Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » Suplementos » Espectaculos » Hollywood descubre las nuevas familias

Hollywood descubre las nuevas familias

Por Marcelo Stiletano – (La Nacion)

Una escena de "Mi Familia"

La comedia de Lisa Cholodenko, que se estrenará pasado mañana, consolida la apertura del cine más industrial a la temática gay y lésbica: ya suena para el Oscar

Para entender en plenitud cuál es el lugar que ocupa en el Hollywood de nuestros días una trama como la que propone Mi familia , tal vez la más atractiva de las novedades cinematográficas anunciadas para este jueves, deberíamos retroceder casi tres décadas y detenernos en la aparición de un texto clave.

En 1981, después de la aparición de The Celluloid Closet , Hollywood se vio obligada poco menos que a revisar buena parte de su propia historia oficial. El libro de Vito Russo no sólo proponía una exhaustiva recopilación de las manifestaciones cinematográficas dedicadas a lo largo de la historia a la temática homosexual. También se animaba a explorar los planteos sugeridos y poco explícitos, los subtextos encubiertos a partir de los cuales se hablaba muchísimo dentro de las películas de gays y lesbianas, pero sin siquiera mencionarlos.

La influencia de ese trabajo -que conoció una versión ampliada y corregida en 1987- sólo comenzó a verse plasmada en hechos durante la década siguiente. Un año después de que la Academia de Hollywood consagrara en la fiesta del Oscar un film como Filadelfia , que hablaba abiertamente del SIDA y de la discriminación hacia los gays en algunos círculos influyentes, The Celluloid Closet se transformó en un documental. Y, como suele ocurrir, las imágenes resultaron todavía más explícitas en el planteo que las contundentes conclusiones a las que había arribado Russo.

Pasó el tiempo, y una década después, Secreto en la montaña demostró que un film basado en un romance homosexual -dentro de la atípica escenografía del western contemporáneo- podía resultar atractivo para todo tipo de público. Desde entonces, las películas con esa temática no hicieron más que ganar espacio -llegaron, como en el film de Ang Lee, a las puertas del Oscar-, pero desde entonces hasta hoy todavía queda claro que el lugar para estas iniciativas pasa por la producción independiente y todavía se mantiene lejos de los grandes estudios.

En esa realidad ambigua, se mueven proyectos como Mi familia ( The Kids are All Right ), cuyo estreno anuncia Alfa. Aplaudida en el Festival de Berlín y escrita con un aparente tono de comedia ligera que esconde algunos complejos interrogantes, la película propone como punto de partida la longeva y establecida relación entre dos mujeres (Annette Bening y Julianne Moore) que viven con sus dos hijos adolescentes concebidos por inseminación artificial: una chica (Mia Wasikowska, la Alicia de Tim Burton) que está a punto de dejar el hogar para ir a la universidad, y Laser (Josh Hutcherson), que parece vivir la edad de la plena rebeldía hasta el punto de salir en busca del hasta entonces anónimo donante de esperma y padre biológico de ambos, Paul (Mark Ruffalo).

El hombre, que vive una tranquila soltería mientras cultiva productos orgánicos y maneja un coqueto restaurante, no sólo acepta el convite. Su presencia cada vez más constante no hará más que mover el piso de todo un grupo familiar que presenta, más allá de sus atípicas características, “una existencia que en algún punto resulta visiblemente convencional”, según el punto de vista de Moore.

Pero la conexión más fuerte entre este relato y la vida de todos los días proviene de las experiencias auténticas de Lisa Cholodenko, aplaudida realizadora independiente ( High Art ) y lesbiana, cuya decisión de tener un hijo parece haber orientado el sentido que adopta su nueva película. “Luego de mucho hablar, mi compañera y yo decidimos tener un hijo con la ayuda de un donante anónimo de esperma en vez de recurrir a alguien conocido. Cuando quedé embarazada, empecé a escuchar muchísimas historias poderosamente atrayentes acerca de hijos nacidos y criados en esa condición. Que haya una generación entera y nueva de chicos así me parece algo extraordinario como para contarlo en una película. Sobre todo porque creo que nadie se animó a hacerlo antes”, reconoció la directora, en una entrevista que acercó la distribuidora local del film.

A partir de este jueves, Mi familia compartirá lugar en las salas porteñas con Una pareja despareja , otra película con personajes protagónicos homosexuales. Los protagonistas de este film, Jim Carrey y Ewan McGregor, suenan tan fuerte en las tempranas especulaciones para las candidaturas al Oscar 2011 como Moore y Bening, en el caso de las actrices. De esa manera, se insinúa la continuidad de una tendencia que tuvo en tiempos recientes a Sean Penn (ganador del premio máximo de Hollywood al mejor actor por su personificación de Harvey Milk, líder de los derechos civiles de los gays en San Francisco) como figura central.

En este sentido, si hay una actriz que logró ganarse el lugar más fuerte como primera candidata firme a tener en cuenta en las próximas nominaciones esa es Natalie Portman, la bailarina envuelta en el obsesivo mundo de ambiciones, celos y envidias de Black Swan , el thriller psicológico estrenado en el último Festival de Venecia. La rivalidad con una ascendente colega (Mila Kunis) y el beso que ambos compartieron estuvo entre lo más comentado del lanzamiento del film en la Mostra.

Las referencias en primer plano al mundo gay o a sus personajes en algunas destacadas novedades del cine norteamericano de los próximos meses están lejos de agotarse en estas menciones. Mucho se habla por anticipado de Burlesque ,para algunos una suerte de actualización de aquella película maldita de los 90 que fue Showgirls , ambientada en el mundo de los clubes nocturnos. Con Cher, Christina Aguilera y Stanley Tucci en el papel clave del director de escena gay, se anuncia su estreno en la Argentina para comienzos de 2011.

En esa fecha también se aguarda el lanzamiento local de la versión de La tempestad que lleva la rúbrica de la talentosa Julie Taymor ( Frida, Across the Universe ), en la cual el personaje concebido por Shakespeare cambia de género: ya no es Próspero, sino Próspera, interpretada en este caso por la gran Helen Mirren.

Todavía, en tanto, se encuentra en etapa de preproducción un film que ya despierta enormes expectativas: Hoover , la biografía del legendario responsable del FBI que vivió a escondidas un largo vínculo homosexual y será dirigida por Clint Eastwood. Ya está confirmado Leonardo DiCaprio como Hoover y se dice que el director querría a Joaquin Phoenix como su amante.

Finalmente, otra novedad de estos días es el estreno, que acaba de producirse en Estados Unidos, de Howl , una mirada sobre la vida del poeta homosexual Allen Ginsberg en el momento en que concibió Aullido , uno de los grandes manifiestos de la generación beat. La película, protagonizada por James Franco, fue escrita y dirigida por Rob Epstein y Jeffrey Friedman, los mismos responsables del documental The Celluloid Closet. ¿Se cierra, entonces, un círculo? Más bien podría decirse que no hace más que expandirse, aunque siempre con un espíritu independiente todavía refractario en Hollywood al interés de los grandes estudios.

Tambien en el cine argentino

También el cine nacional tendrá una manifestación inminente ligada a esta temática. Para fines de octubre, se anuncia el estreno de Lengua materna , de Liliana Paolinelli ( Por sus propios ojos ), en la que se narra lo que le ocurre a una madre (Claudia Lapacó) cuando descubre que su hija (Virginia Innocenti) es lesbiana e intenta acercarse a ese mundo completamente desconocido para ella.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment