Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » .resaltado » La República Gay

La República Gay

Por Pepa Palau – (SentidoG.com)

El fundador de la Republica Gay

Desde la revolución francesa hasta el respeto jurídico por los derechos civiles de los ciudadanos LGBT se han librado unas cuantas batallas sociales. Pero cuando en países como Argentina todavía estamos celebrando la sanción de la ley de matrimonio igualitario, enterarnos que se ha proclamado una República Universal Gay es demasiado.

El autor de semejante proyecto resulta ser Javier Checa, un empresario y político malagueño, que sostiene que “Los gay llevan años pidiendo perdón por existir“, y que “hoy en día los gays sólo tienen derecho a una cosa: al miedo”. Éstas son algunas de las razones que lo motivaron a pensar este nuevo concepto de Estado, que “abarca cualquier lugar donde resida una persona gay, esté donde esté”. Más allá de este idealismo, también se supo que el empresario está en negociaciones para adquirir unos terrenos en los cuales asentar su país. Pero hasta que la compra-venta inmobiliaria se efectivice, su sede de gobierno funcionará en la Gay House de Torremolinos, que será la central gay mundial de la República en cuestión y que se inaugurará el próximo 14 de octubre. De más está decir que Javier Checa será su presidente.

De la organización de esta República se sabe bien poco. Pero aquí sugerimos algunos tópicos a tener en cuenta, por lo menos antes de redactar la Constitución.

¿Qué Ministerios admitiría esta República? Una posibilidad sería organizarlos por sexualidad, y así contaríamos con el Ministerio de Gays (que se dedicaría a urbanismo y paisajismo), el de Lesbianas (que defenderían las fronteras de la república), el de Bisexuales (que entrarían y saldrían de los anteriores ministerios, llevando y trayendo ideas) y el de Trans (que se ocuparía de las fiestas patrias, y de la fiesta en general).

Por supuesto, no podemos olvidarnos de las secretarías, que son el brazo ejecutor de un gobierno. Para el caso de la República Gay nos convendría organizarlas por tribu. Entonces, la Secretaría de Osos abordaría los problemas ecológicos y de la naturaleza, conjuntamente con la Sub-Secretaría de Barebacking; la de Leathers se encargaría de la seguridad de las calles; la diversidad cultural se administraría desde la Secretaría Interracial; todo lo ingerible se testearía en la Oficina de Blowjobs; las estadísticas poblacionales se analizarían en la Secretaría de Grupos; y las decisiones más profundas se tomarían en la Secretaría de Fisting.

Son sólo algunas sugerencias. Vos podés sumar la tuya con tu comentario, para contribuir a la consolidación de una nueva forma de gobierno, como en su momento lo hicieron Rousseau, Montesquieu o Alexis de Tocqueville.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment