Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » .resaltado » Manorexia: la anorexia no es sólo cosa de mujeres

Manorexia: la anorexia no es sólo cosa de mujeres

Por Leandro Fogliatti – (SentidoG.com)

Manorexia: la anorexia masculina

Suele pensarse a la anorexia como una patología casi exclusiva de la población femenina, sin embargo los hombres también la padecen. De hecho, en los últimos cinco años se ha incrementado en más del 40% la cantidad de enfermos varones, en Argentina, según la Asociación de Lucha contra la Bulimia y la Anorexia (ALUBA).

Este incremento se inscribe en un contexto clínico local, en el cual 2 de cada 5 consultas por desórdenes alimenticios en general son realizadas por varones.

Bautizada popularmente como “Manorexia”, la anorexia de los hombres no presenta diferencias con la de las mujeres, al menos en esencia: ellos también comienzan una dieta porque se sienten gordos y a partir de ahí no paran de perder peso. Sin embargo, algunos especialistas señalan matices más característicos:

– los hombres desarrollan trastornos de la conducta alimentaria mas tardíamente que las mujeres (ellos: entre los 15 y 26; ellas: entre los 14 y los 20).

– la anorexia en los hombres es mucho más difícil de diagnosticar porque implica un comportamiento diferente. Mientras las chicas anoréxicas son capaces de pasar días enteros sin comer ni un trocito de pan, los hombres que sufren esta enfermedad tienden a exigirse demasiado en el gimnasio. Como consecuencia, mientras que una mujer anoréxica se nota a simple vista por su extrema y repentina delgadez, un hombre anoréxico puede seguir viéndose sano y fuerte, cuando en realidad no lo está.
– los hombres son más reacios a pedir ayuda, porque representa un signo de debilidad; por lo tanto la situación de la anorexia masculina puede tornarse mucho más compleja y difícil de combatir debido a comportamientos culturales y de género.

Hombres en riesgo

Los grupos de hombres que presentan más posibilidades de padecer un trastorno de la conducta alimentaria son aquellos que se desempeñan en profesiones vinculadas con una percepción elevada de la imagen corporal o del peso: modelos y deportistas, fundamentalmente.

Así como esta patología no reconoce género, tampoco distingue sexualidad. Para quienes pensaban que los varones gays están más predispuestos a adquirirla, ya sea por coquetería o mayor dependencia de su aspecto físico, los varones heterosexuales tampoco están exentos. “Los hombres heterosexuales también sufrimos de anorexia”, puede leerse en algún foro, “a mi novia le gusta que yo sea muy flaco, como los modelos de ahora, que tienen éxito si son extremadamente flacos”.

El caso Jeremy Gillitzer (38 años, 29 kilos)

Uno de los casos emblemáticos de manorexia es el de Jeremy Gillitzer, uno de los modelos más cotizados de Calvin Klein, que murió en junio de este año pesando 29 kilos y con un índice de masa corporal situado en la fatal cifra de 12. Jeremy llegó a pesar 80 kilos y a tener un cuerpo escultural.

En sus últimos años, el ex modelo afirmaba sentirse asqueado por su aspecto, pero se mostraba ante los medios para concientizar a los demás sobre lo riesgos de este tipo de trastornos. También contaba de la época en que a diario se daba atracones de comida y luego se sometía a purgas. “Quiero evitar que otros acaben como yo. Llevo dos años enfermo de veras, las cosas están peor que nunca y no puedo ni mirarme al espejo”, solía declarar Jeremy.

Algunos síntomas de manorexia o anorexia masculina: Pérdida de peso; Necesidad de hacer ejercicio todo el tiempo; Obsesión por el estado físico; Miedo a engordar; Pérdida de apetito; Cansacio, fatiga; Vómitos y uso de laxantes o pastillas para adelgazar; Cambios de humor repentinos; Comportamiento perfeccionista.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment