Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » .resaltado » Una locura maravillosa

Una locura maravillosa

Por Gustavo Pecoraro – (SentidoG.com)

Panelistas (de izq a der): Cesaar Cigliutti, Ilse Fuskova, Mabel Bellucci, Lohana Berkins y Gustavo Pecoraro

Este martes, en el Centro Cutural de la Cooperación, amigos y compañeros de militancia rindieron homenaje al activista gay Carlos Jauregui, a más de 14 años de su muerte.

En el panel, integrado por César Cigluitti (Presidente de la Comunidad Homosexual Argentina – CHA), la activista feminista Mabel Bellucci, Ilse Fuskova (fundadora de Cuadernos de Existencia Lesbiana), Lohana Berkins (Presidenta de la Asociacion de Lucha por la Identidad Travesti y Transexual – ALITT) y Gustavo Pecoraro (Amigo de Carlos y militante del MAS), testimoniaron sus años junto a Jauregui.

El debate poco a poco se fue convirtiendo en una reunión social donde abundaron las anécdotas, los recuerdos y la emoción.

Beto de Jesus, Diana Sacayan, Pedro Paradiso Sottile (de ILGA LAC), Cesar Cigliutti (CHA), Marcelo Ferreyra (De IGLHRC y Gays DC), e Ilse Fuskova tambien participaron del homenaje.

Entre el público se encontraban antiguos militantes de la CHA, amigos y amigas personales del homenajeado activista, y la mirada atenta de gran cantidad de jóvenes LGTB, que disfrutaban de aquella militancia “a pulmon”, que recién iniciaba sus primeros pasos en el país.

Mabel, Ilse y Lohana explicaron cómo Jáuregui hizo de núcleo entre las feministas, las lesbianas, las personas trans, y la comunidad gay. La importancia del perfil de estratega de Carlos, para enarbolar y pensar políticas que pudiera acercar más a las diferentes realidades LGTB, y la incorporación de todos los sectores de la diversidad a las flamantes Marchas del Orgullo en la capital porteña.

César y Gustavo, emocionaron a la audiencia con anécdotas más personales y recordaron los primeros años de soledad institucional y el esfuerzo militante de aquella época. “Carlos nos enseñó la militancia sin obtener ningún redito político, y aprendimos el sentido de comunidad. Sin embargo, no se puede hablar de Carlos sin recordar algunas formas de protesta que teníamos, que vistas hoy, parecerían una locura. Una maravillosa locura”, afirmó Cigliutti.

Pecoraro, por su parte, reflexionó, sobre “hechos como éste, o la inauguración de la Plaza que se lleva su nombre, hacen muy bien, no sólo como homenaje a su figura, sino que también abren el debate sobre las distintas características en las que el activismo LGTB se formó en Argentina, en los años nóveles de la democracia. Recordar los primeros y duros años nos debe dejar la enseñanza que nada es casual. Llevamos años de lucha para llegar a los actuales logros. Hoy, por suerte, mucha dirigencia LGTB saborea las mieles del éxito, y está muy bien por todo lo que se ha conseguido, pero es importante que no olvidemos que antes hubo militantes y activistas que en carne y hueso han sufrido la cárcel, las persecuciones, la represión y la discriminación…y como en el caso de algunas compañeras trans, hasta la muerte. Carlos Jáuregui fue uno de ellos, y dio todo por la causa LGTB”.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment