Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » Internacional » La secundaria es el período más duro para los jóvenes LGBT

La secundaria es el período más duro para los jóvenes LGBT

Nueva York – (AFP)

Estudiantes LGTB

Los expertos dicen que hay cada vez más indicios de que entre los 11 y los 14 años, el período en que los niños descubren más cosas de sí mismos y afirman su identidad, es cuando las actitudes de intolerancia y matonismo juvenil alcanzan su pico

Al comenzar el octavo grado, Rory Mann sabía que era distinta a los demás estudiantes y no toleraba la idea de ir a la cafetería. Comía sola, en el piso frío del baño, apoyada a una pared.

A veces Mann, quien sabía que era gay desde hacía aproximadamente un año pero no se animaba a decírselo a nadie, se hacía tajos en los brazos con una hojita de afeitar. Las mangas largas ocultaban las heridas y ni familiares ni amigos sabían de sus padeceres.

“En la intermedia (primera mitad de la secundaria), todo el mundo trata de descubrir quién es”, expresó Mann, quien hoy tiene 18 años y está a punto de terminar la secundaria en Newport, Rhode Island, donde integra una agrupación de estudiantes que defiende los derechos de los gays.

“Los chicos adoptan actitudes terribles. Son muy inseguros y buscan aprovecharse de quienes son diferentes para que la gente no vea quiénes son ellos”, agregó.

Los expertos dicen que hay cada vez más indicios de que entre los 11 y los 14 años, el período en que los niños descubren más cosas de sí mismos y afirman su identidad, es cuando las actitudes de intolerancia y matonismo juvenil alcanzan su pico. Es cuando mucha gente se da cuenta de que es gay y comienza a analizar si lo revela o no.

Algunos lo hacen, otros no. Sea como fuere, es un período duro, en el cual la persona que se siente diferente es mucho más vulnerable.

“Sabemos que los chicos de esa edad pueden ser muy crueles”, comentó la psicóloga Michele Borba. “Se ensañan con cualquiera que sea diferente y los chicos se sienten empujados a seguirle la corriente a los bravucones para no quedar al margen”.

Los índices de violencia contra chicos gay en la primera mitad de la secundaria son casi dos veces los de la segunda mitad, según Eliza Byard, directora ejecutiva de la organización Gay, Lesbian and Straight Education Network.

Byard dijo que el 20% de los estudiantes gay, bisexuales o trasgénero interrogados en un estudio realizado en 2007 revelaron haber sido agredidos físicamente en la segunda mitad del ciclo secundario. Ese porcentaje fue del 39% en la primera mitad.

La respuesta, no obstante, no es esconder la condición de gay, de acuerdo con Byard y otros expertos.

El estudio de la agrupación de Byard de 2009 halló que el salir del clóset puede crear algunos problemas, pero es un paso muy positivo para los estudiantes gay de cualquier edad: mejora su autoestima, disminuyen las depresiones y el estudiante se siente más a gusto en la escuela.

Las escuelas, según muchos expertos, a menudo no están preparadas para hacer frente al problema de los estudiantes que hostigan a otros.

“Algunos profesores creen equivocadamente que si hablan de estos temas están hablando de sexo, lo que consideran inapropiado”, expresó Carolyn Laub, directora ejecutiva de Gay-Straight Alliance Network, una agrupación de San Francisco que asesora sobre la formación de agrupaciones defensoras de los derechos de los gays en las escuelas.

Isaiah Baiseri, estudiante de secundaria de California, dice que empezó a darse cuenta de que era gay a los 11 años. “Tenía una noviecita, pero no me sentía cómodo con la idea de tomarla de la mano”, relata.

Una novela sobre gays, “Geography Club”, ayudó a Baiseri a darse cuenta de que era gay. De todos modos, pasaron otros cuatro años antes de que lo admitió públicamente y dice que sus años en la primera mitad de la secundaria fueron particularmente duros.

“No era feliz”, manifestó. Quieren que actúes como los demás. Se usaba mucho la expresión “eso es de gays” o que lo empujaba a mantener su secreto.

El peor momento fue en el noveno grado, cuando unas niñas que él pensó eran sus amigas comenzaron a burlarse de él en MySpace.

Dice que en algún momento llegó a pensar en suicidarse, pero se concentró en sus estudios. Al año siguiente anunció su condición de gay y ahora encabeza una agrupación de gays y heterosexuales en su escuela.

Los expertos coinciden en que los chicos están saliendo del clóset cada vez más temprano. Un estudio entre el 2000 y 2005 dijo que lo hacen a los 13,4 años, término promedio. En 1970 lo hacían pasados los 20 años.

La directora de ese estudio, Caitlin Ryan, señala que antes los chicos sentían que eran diferentes pero no sabían bien en qué consistía esa diferencia. Ahora sí lo saben.

Hace 40 años no había ninguna mujer abiertamente gay conduciendo la ceremonia de los Oscar”, dice Ryan, aludiendo a Ellen DeGeneres. Agrega que ahora hay una mayor aceptación de los gays, aunque la misma no es generalizada.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment