Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » .resaltado » Ecuación bisexual: muchos amantes, pocos amigos

Ecuación bisexual: muchos amantes, pocos amigos

Por Xavier X.- (SentidoG.com)

Muchos amantes, pocos amigos

¿Demasiado gay para las personas hétero? ¿Demasiado hétero para la gente gay? Bienvenido al dilema más antiguo del mundo bi, que no pasa por el sexo o el amor, ¡sino por los amigos! Si sos bisexual y decidiste romper con una estresante doble vida y salir del clóset… ¿qué pasó con tus amigos?

Existe un gran malentendido acerca de la bisexualidad, que es considerada por muchas personas como algo “transitorio” y no como una identidad definitiva. Sin embargo, detrás de esta conocida mirada se excusa una sociedad que no tolera los matices que desencajan con sus estructuras. Así es como el “mainstream” pide a gritos una definición: “o sos hétero o sos gay”.

¿Y qué pasa con las personas bi, entonces? Pasa que se tienen que aguantar la resistencia de las comunidades hétero y gay, a las que todavía hoy les cuesta aceptar que una persona puede sentirse física y emocionalmente atraída hacia un hombre o hacia una mujer.

Y aquí es donde empiezan los problemas, porque esta “indefinición” de la gente bi instala en el resto la sospecha de una traición, la traición a un género, a una identidad, como lo desarrolló mucho mejor que yo el filósofo francés Didier Eribon. Llegados a este punto, déjenme preguntarles si es posible, entonces, confiar en un traidor. Claro que no. Pero si no podemos confiar en una persona, mucho menos podremos intentar una amistad.

¿Quiénes son, entonces, los amigos de las personas bi? ¿Otros bi? ¿Es el gueto la solución? No creo que sea una alternativa admisible para el año 2010.

Es preferible apoyarse en la esperanza que los cambios sociales, políticos y jurídicos están construyendo lentamente, en todo el mundo, porque estoy convencido que estos cambios están allanando el camino para conocer al “otro” sin prejuicios ni condicionamientos. Después de todo, para qué nos interesaría la sexualidad de un amigo, si sólo buscamos su amistad.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment