Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » Internacional » Norteamérica » El Senado de Estados Unidos rechaza de nuevo la derogación del “Don’t ask, don’t tell”

El Senado de Estados Unidos rechaza de nuevo la derogación del “Don’t ask, don’t tell”

Washington – (Dos Manzanas)

No ha podido ser. El filibusterismo republicano ha impedido, por segunda vez en tres meses, que se proceda a la tramitación de la National Defense Authorization Act (NDAA), el paquete presupuestario de Defensa que incluía la derogación del “Don’t ask, don’t tell”. La medida ha recibido el respaldo de 57 senadores (incluyendo el de la senadora republicana por Maine Susan Collins), mientras que se han opuesto 40 (incluyendo el senador demócrata por Virginia Occidental Joseph Manchin). Era necesario obtener 60 votos para evitar el bloqueo.

El voto, inicialmente previsto para el miércoles, había sido retrasado hasta el jueves por el líder de la mayoría demócrata, Harry Reid, a petición de Susan Collins, senadora republicana por Maine y favorable a la derogación del “Don’t ask, don’t tell”, la política que prohíbe a gays y lesbianas servir en el Ejército a no ser que mantengan en secreto su orientación sexual. Collins habría intentado hasta el último momento atraer a un pequeño grupo de senadores republicanos moderados. Sin embargo, estos han decidido permanecer fieles a la corriente republicana mayoritaria, partidaria de bloquear cualquier decisión que no consista en recortes de impuestos o de gasto público.

El resultado  supone el fracaso estrepitoso de la estrategia del Presidente Barack Obama, a quien a lo largo de los últimos meses se ha reprochado su falta de liderazgo en este tema. Son muchos los que opinan que la cuestión debería haber quedado resuelta en los primeros meses de su mandato. También se le ha reprochado que no fuera ni siquiera capaz de ejercer su potestad ejecutiva y ordenar desde el primer momento una moratoria en la aplicación práctica del “Don’t ask, don’t tell”. Varios cientos de militares han sido expulsados del Ejército sólo bajo la administración Obama por haberse descubierto su homosexualidad.

Una última esperanza…

Queda, sin embargo, una última esperanza. El senador por Connecticut Joseph Lieberman (independiente, aunque alineado con los demócratas) y la senadora Collins estarían negociando ya la presentación de una iniciativa conjunta de urgencia que supondría votar única y exclusivamente la derogación del “Don’t ask, don’t tell”, dejando de lado el resto del paquete presupuestario de Defensa, que por primera vez en 48 años quedaría en suspenso.“Estoy convencida de que hay 60, incluso 61 o 62 votos, a favor de derogar el ‘Don’t ask, don’t tell’”, ha afirmado la senadora Collins, que ha reprochado al líder de la mayoría, Harry Reid, su empeño en ligar el tema al paquete presupuestario.

La derogación de la política de “Don’t ask, don’t tell” fue aprobada por la Cámara de Representantes en mayo, aunque condicionada al visto bueno del Pentágono, producido oficialmente hace pocos días. Sin embargo, la medida debe ser confirmada por el Senado antes de que en enero se renueven ambas cámaras, ya con la composición salida de las recientes elecciones de noviembre. Si no fuera así, la aprobación por la Cámara de Representantes -con su composición actual- sería papel mojado. Y resulta impensable que la nueva Cámara de Representantes, ampliamente controlada por los republicanos, vuelva a votar el tema.

… a la espera de la vía judicial

Queda pendiente, eso sí, que se resuelva la apelación a la sentencia de la jueza federal de California Virginia A. Philips, que en septiembre declaró inconstitucional el ”Don’t ask, don’t tell”. Paradójicamente, es la propia administración Obama, a través del Departamento de Justicia, la que ha anunciado su intención de apelar.

Una sentencia que permanece en estos momentos en suspenso por decisión de la Corte de Apelaciones de San Francisco (avalada por el Tribunal Supremo) pero que podría convertirse, si definitivamente fracasa la vía legislativa, en la última oportunidad para los militares gays y lesbianas, a pesar de los legisladores republicanos… y de la administración Obama.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment