Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » .resaltado » Homenaje al dibujante de porno gay Tom of Finland

Homenaje al dibujante de porno gay Tom of Finland

Londres – (The Guardian)

Una caricatura de Tom

La contribución cultural de Finlandia al mundo incluye al escritor Jean Sibelius, los mumins y un artista que su país nunca ha sabido celebrar hasta ahora. El nombre Touko Laaksonen puede no resultar inmediatamente familiar; y a menos que uno sea un conocedor del arte homoerótico europeo, su alter ego Tom of Finland tampoco significa demasiado. Pero seguramente habrán visto algo del arte que este gran artista ha creado: un panteón de ciclistas, hombres vestidos de cuero, leñadores y cowboys que definieron la imágen del macho-gay de los años 70.

Nacido en el año 1920, Tom proviene de Turku, la Capital de la Cultura Europea de este año. Dibujante autodidacta, los primeros dibujos homoeróticos de Laaksonen habían sido inspirados en sus años en las fuerzas armadas finlandesas. Luego de la guerra, Tom trabajó en publicidad, pero su carrera dio un giro en 1956 cuando la publicación estadounidense Physique Pictorial (una revista de fisicoculturismo dirigida mayormente al público gay) eligió una de sus ilustraciones para su portada. Los editores le adjudicaron el crédito del dibujo a “Tom of Finland”, un seudónimo que nunca agradó del todo a Laaksonen, aunque las revistas de “carne” norteamericanas se convirtieron en la principal vidriera para exponer su trabajo. En el año 1973, el artista se mudó a California y vivió exclusivamente de las ventas de sus dibujos eróticos.

El homoerotismo de Tom

A pesar de que el Museo de Arte Moderno de New York posee piezas del trabajo de Tom, además de haber sido expuesto en la Bienal de Venecia, sus compatriotas tardaron un tiempo en apreciar su arte. Esto no es ninguna sorpresa si tenemos en cuenta que la homosexualidad fue ilegal en Finlandia hasta el año 1971 y que la ley de unión civil entre personas del mismo sexo no fue aprobada en el país europeo hasta el año 2002. Incluso hoy en día, la sociedad finlandesa no se destaca por su tolerancia: el pasado mes de julio, en la marcha del orgullo gay en Helsinki manifestantes arrojaron gas tóxico.

El director artístico de la exhibición de arte Turku 2011, Suvi Innilä, admite que mostrar el trabajo de Tom fue una decisión controversial. “Al principio, no sabía si se podía mostrar esa clase de imágenes en un festival de arte convencional”, aseguró Innilä. “Pero luego, cuando vi la calidad de los dibujos originales en papel, no tuve ninguna duda. El es, sin lugar a dudas, el artista más importante e influyente de nuestra región. La idea de festejar un año cultural sin él sería impensable”.

La principal pregunta que surge en estos casos respecto al trabajo de

Caricaturas hot

Laaksonen es si se trata de arte o de pornografía. Durk Dehner, fundador de la Fundación Tom of Finland y amigo personal del artista, insiste en que puede ser las dos cosas. “Tom es un caso único en el cual se lo puede ver en muestras de arte convencional y en librerías de material para adultos. La mayoría de sus obras eran básicamente material masturbatorio del que uno guarda debajo de su cama, aunque también han sido publicadas en libros de tapa dura para ser exhibidas en la sección de arte de cualquier librería”, agregó Dehner.

Los dibujos que se verán en la exhibición son modestos en escala y mayormente realizados con lápiz. En ellos se muestra a Laaksonen como un dibujante naturalmente dotado quien limitaba su rango deliberadamente. Sin embargo, logró un estilo fácilmente reconocible. En cierto modo, de no ser por Tom of Finland, no hubiesen existido los Village People.

Según Dehner, “antes de Tom, los hombres gays eran vistos como mariquitas afeminados. El fue la primera persona en mostrar al hombre gay con cualidades de macho, como un ser orgulloso y asertivo”.

Hacia el final de la vida de Tom, sus dibujos tomaron un tinte más oscuro: el sexo dejó de ser tan juguetón y comenzó a hacer su aparición un nuevo protagonista: el preservativo. “Hay una profunda tristeza en los últimos trabajos de Tom”, aseguró Dehner. “Luego de la aparición de la epidemia del SIDA, Tom experimentó una enorme carga de culpa. Con su trabajo le había otorgado a la gente el permiso de salir a explorar su sexualidad y así fue que comenzó a preguntarse si realmente había enviado a todos esos jóvenes hombres a su muerte”.

Sin embargo, a 20 años de su muerte, la influencia del artista parece más fuerte que nunca. “Si alguna vez compraste ropa interior de Calvin Klein, o viste un aviso de Levi’s o escuchaste cantar a Freddie Mercury, significa que exprimentaste a Tom of Finland”, resumió Dehner. “Es inevitable, en algún sentido, ahora somos todos hombres de Tom”.

© Traduccion de Esteban Rico para SentidoG.com

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment