Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » .resaltado » Apple: ¿se pudre la manzana?

Apple: ¿se pudre la manzana?

California – (SentidoG.com)

Apple retiró la polemica aplicación de Exodus para "curar" la homosexualidad

 

Durante más de un mes la firma Apple tuvo disponible en su store una aplicación que prometía “curar la homosexualidad”. En los últimos 15 días los medios publicaron las más diversas críticas al respecto, además de hacerse eco de una campaña que logró reunir alrededor de 150.000 peticiones, solicitando su eliminación, que finalmente ocurrió en silencio, sin emitir ninguna comunicación de parte de la empresa.

Los altibajos de Apple con la comunidad LGBT no son nuevos. Por el contrario, se vienen reiterando desde hace 3 años. Pero lo más llamativo de este último escándalo, es que ha sucedido bajo la supervisión de su nuevo presidente, un ejecutivo gay. ¿Qué está pasando con la firma de la manzana? ¿Su marca no fue acaso una de las más gayfriendlies del mundo? En esta nota repasamos la relación de Apple con la comunidad LGBT según pasan los años, su supuesta diversidad, y los rumores que rodearon el cambio de presidencia.

La cura del pecado

La controversia que mantuvo en vilo a Apple durante el último mes, se originó a raíz de una aplicación de la organización religiosa “Exodus International”, conformada por supuestos “ex gays”, que promueve la “cura” de la homosexualidad mediante “terapias reparadoras” y oración, como ya hemos informado oportunamente.

La aplicación podía descargarse gratuitamente desde iTunes (la tienda virtual de Apple) y pretendía ser “un recurso útil para hombres, mujeres, padres, estudiantes y religiosos”. Además, Apple le había otorgado una calificación “4+”, es decir: sin objeción alguna a sus contenidos.

Esto motivó la reacción de organizaciones defensoras de derechos LGBT, encabezadas por “Truth Wins Out” y “Change.org”, quienes tomaron la iniciativa de reunir las firmas en un petitorio dirigido a Apple con importantes críticas a su política comercial: “Apple no permite aplicaciones racistas o antisemitas en su tienda virtual, sin embargo, da luz verde a una aplicación dirigida a los jóvenes gays y lesbianas con el mensaje de que su orientación sexual es un ‘pecado que hará que su corazón enferme'”.

A este reclamo también se sumaron asociaciones científicas, como la Asociación Americana de Psicología (APA), la Asociación Médica Británica, o la Asociación Americana de Psiquiatría, que alertaron acerca del daño potencial de las “terapias reparadoras” de Exodus.

Por su parte, Exodus International reclamaba el derecho de expresarse libremente en la plataforma de Apple para difundir su mensaje bíblico. Jeff Buchanan, miembro de esta organización, sostenía: “Simplemente, queremos brindar a la comunidad herramientas que ayuden a dar una respuesta redentora frente a la homosexualidad”.

Cuando Apple retiró de su store la aplicación de Exodus, las organizaciones LGBT confirmaron su postura: “Quien realmente ganó hoy es la juventud LGBT, que quedó a salvo de la maliciosa desinformación de Exodus”, declaró Wayne Besen, director ejectuvo de Truth Wins Out. “Apple, el mensaje fue claro, no hay lugar para terapias reparadoras en tu plataforma”, sostuvo Mike Jones, editor de Change.org.

La contradictoria política de Apple

No es la primera vez que Apple se ve obligada a retirar una aplicación homofóbica de sus plataformas. En febrero Truth Wins Out denunciaba también otra aplicación que permitía a los católicos hacer un recuento de sus pecados, una suerte de “confesión online”, entre los que estaba incluida la homosexualidad.

Unas semanas antes, ante otra avalancha de protestas, la compañía se veía obligada a retirar una aplicación que exhortaba al usuario a adherirse a la “Declaración de Manhattan”, un texto contra los derechos LGTB promovido por líderes cristianos estadounidenses.

En noviembre de 2010 Apple lanzaba un software anti-“bodas homosexuales”. El programa incluía un cuestionario sobre los derechos de los homosexuales a contraer matrimonio y daba como incorrecta cualquier respuesta que respaldara la unión gay.

Contradictoriamente, en octubre de 2008, los socios fundadores Sergey Brin y Larry Page donaban 140.000 dólares para combatir la “Preposición 8” (en contra del matrimonio entre personas del mismo sexo). Esta contribución fue acompañada con un claro mensaje en su site: “Apple estuvo entre las primeras compañías de California que ofreció los mismos beneficios y derechos a las parejas del mismo sexo de nuestros empleados, además creemos firmemente que los derechos fundamentales de las personas –incluyendo el derecho a casarse- no deben quedar afectados por su orientación sexual. Apple ve esto como un tema de derechos humanos, y no únicamente como un tema político, por lo cual se posiciona públicamente en contra de la Proposición 8.”

Desde 2008 comenzó una larga historia contradicciones. De hecho, todavía en mayo de 2008 un estudio de las compañías “Prime Access” y “PlanetOut” consideraba a Apple como una de las empresas más respetuosas con el colectivo LGBT. También hay que destacar que Apple fue una de las primeras compañías que extendieron los beneficios de los empleados heterosexuales a las parejas gays y lesbianas.

Sin embargo, en agosto de 2009, “Diversity Inc”, la prestigiosa consultora especializada en gestión de la diversidad, enfrentaba en un análisis a AT&T (2° puesto del ranking de ese año entre las compañías con mejores políticas de diversidad) y Apple, fuera de ranking. Al respecto, Diversity Inc sostenía que el site de Apple no incluía ninguna información que reflejara la postura de la firma en cuanto a políticas de diversidad, inclusión y respeto por los derechos, como así tampoco programas o iniciativas, con respecto a sus empleados o a los ciudadanos en general.

Los trapitos sucios de la alta dirección

A principios de este año, Steve Jobs, CEO de Apple, anunció que se retiraba temporalmente por problemas de salud. Actualmente, lo reemplaza Tim Cook, de 50 años, amigo personal de Jobs. Pero lo que por esos días también trascendió es que el nuevo (y actual) CEO de Apple es el gay con más poder en Silicon Valley.

Tim Cook nunca había manifestado públicamente su orientación sexual que se hizo publica por el outing que le hizo el sitio “Gawker”, que además deslizó que el directorio de Apple no estaba totalmente de acuerdo en que trascendiera la sexualidad del nuevo CEO, e incluso habrían tenido lugar varias discusiones acerca de su impacto negativo sobre la marca.

Mientras tanto, no dejamos de repetirnos la misma pregunta: ¿Se esta pudriendo la manzana más gayfriendly del mundo?

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment