Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » .resaltado » El Rey de la Vendimia Gay… era homofóbico

El Rey de la Vendimia Gay… era homofóbico

Mendoza – (Diario Uno)

Tiene 21 años y ya tuvo su propia peluquería, está en pareja hace varios meses y el sábado fue coronado como rey de la Vendimia Gay 2011, en el auditorio Ángel Bustelo, de Ciudad. Rodrigo Rastrilla Real reconoce que “odiaba” a los homosexuales, pero que “era por reprimido”.

 

“Yo odiaba a los gays, me daban asco y eso era por reprimido. Me acuerdo que veía Resistiré y un personaje era gay y un día vi que se dieron un beso y me dio un asco. Eso era de lo reprimido que era”, asume el rey con una sonrisa.

“Por eso ahora entiendo a los que putean a los gays”, agrega el joven disfrutando de su reinado en una habitación del hotel Intercontinental, de Guaymallén. Picante y divertido, de sonrisa perfecta y con una piel que sería la envidia de cualquier mujer, Rodrigo cuenta que es estilista y estudia inglés. El año pasado tuvo su propia peluquería en Maipú, de donde es oriundo.

Sostiene que “gay se nace. A los 15 años no me había dado cuenta de que era homosexual. Me gustó un chico y dije: soy gay. Como mi mamá me veía tan enamorado, vino y me preguntó cómo se llamaba el chico”. “Yo no me había dado cuenta y ella sí y es así como el día de hoy no tengo traumas”, reconoce.

Sin embargo, Rodrigo no la pasó muy bien en la adolescencia: “Fui a un colegio católico donde en la clase de catequesis te hablaban de la enfermedad de los gays, de la elección que toman los gays de ser enfermos y yo no me quedaba callado”.

“Ser gay es una enfermedad cuando estás reprimido, porque te produce cosas como depresión”, sentencia. “Si uno lo asume, no es un enfermedad”, remarca.

Antes de llegar a ser el rey nacional de la Vendimia Gay y de tener la figura que tiene, Rodrigo era “gordo y panzón”, según él se describe.

“Todo el año quise presentarme y no se lo dije a nadie. Hace 4 meses me metí al gimnasio y lo logré”, cuenta el joven que vive con su mamá en Maipú y no tiene hermanos.

Para el año de reinado, Rodrigo espera hacer algo en contra de la discriminación “pero no sólo a los homosexuales, sino a los gordos, a los enfermos, a todos los que son discriminados”.

“El rey del año pasado no fue a ninguna marcha. Por supuesto, siento que no le interesó, lo hizo por la plata o la exposición, no había compromiso por la causa. Yo estoy orgulloso de la corona, de ser rey, de representar a la comunidad y me siento muy orgulloso del ambiente gay mendocino”, expresa.

Rodrigo está en pareja hace un año con un chico de 23 años de quien prefirió no revelar el nombre. “Él no lo tomó muy bien, al principio me dijo que sí, después que no, que era mucha exposición y después directamente que no, que no me presentara, y yo le dije que igual me iba a presentar y después me empezó a apoyar, para la Vendimia me hizo los carteles con fotos y una bandera”.

“Me encantaría formar una familia y tener un hijo propio”, reconoce, pero también remarcó que sabe que es joven todavía para casarse.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment