Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » Latinoamérica » Argentina » En Salta no terminó la dictadura para las personas LGBT

En Salta no terminó la dictadura para las personas LGBT

Por Bruno Bimbi

Me llega este email de los/as compañeros/as de ADISTAR, de Tartagal, Salta, con una gravísima denuncia (una más, y van…). Otra vez, la policía provincial arremete contra la comunidad LGBT salteña, en una provincia cuyo gobernador, Juan Manuel Urtubey, hizo campaña contra el matrimonio igualitario y se niega a aceptar la derogación de las cláusulas discriminatorias, represivas y abiertamente anticonstitucionales y pre-democráticas del Código de Faltas de la provincia, que permiten a la policía perseguir, extorsionar y criminalizar a gays y lesbianas, entre otros sectores sociales, y sobre todo a la población travesti y transexual. En la Salta de Urtubey, como ya dije hace unos años acá, las travestis son derechas y humanas.

La represión, la discriminación, el encarcelamiento, las torturas y hasta el asesinato de personas por su orientación sexual y/o identidad de género son una política de Estado en Salta, continuada por los sucesivos gobiernos de Juan Carlos “armario” Romero (ex menemista, hoy en el Peronismo Federal) y Juan Manuel Urtubey (ex menemista, hoy en el Frente para la Victoria), ambos vinculados a la jerarquía de la Iglesia católica. Política tan de Estado que el aún más homofóbico diputado Alfredo Olmedo, que aspira a sucederlos como candidato del PRO, seguramente profundizaría, si tenemos en cuenta sus constantes declaraciones a la prensa, en las que se enorgullece de su ignorancia y su su odio contra gays y lesbianas.

Copio textual el e-mail recibido y espero que esta denuncia sirva para llamar la atención de la dirigencia política nacional, la justicia salteña, los medios de comunicación y la sociedad toda sobre la gravísima situación de violación sistemática de los Derechos Humanos que se vive en la provincia de Salta.

***

El domingo 06 de Marzo, al mediodía 5 compañeros de la agrupación se encontraban en un domicilio particular ubicado al sur de nuestra ciudad (y a media cuadra de la Comisaria Nº 45) cuando fueron sorprendidos por la forma en que se dirigió uno de los policías de guardia que no dudo en llamar a todos los demás. Ante la desesperación nuestros amigos intentaron refugiarse en la casa donde pero no sirvió de nada porque todos los policías que se encontraban de guardia, rodearon la casa y entraron abruptamente (y porsupuesto sin ningún tipo de permiso) y a fuerza de golpes, puños, patadas e insultos. Los detuvieron llevándolos a todos esposados. Pasaron más de 24 horas detenidos.

No es menor todo lo vivido dentro de la comisaria ya que allí comenzó el verdadero sufrimiento. Según lo relatado por uno de nuestros amigos “nos patearon hasta el cansancio como a perros, a todos nos pegaban en la cabeza sin parar cada vez que intentábamos mirarlos, mientras estábamos esposados, y no sirvió de nada explicarles que trabajamos en instituciones públicas, que somos docentes o trabajadores de la misma policía!!!”, nos dijo.

Nuestros amigos estuvieron arrodillados y esposados, contra la pared, cerca de dos horas antes de ser llevados al hospital para la correspondiente revisación. Al llegar a las salas de guardia la doctora de turno casi no encontró nada. Inmediatamente fueron llevados nuevamente a la comisaria 45 y allí quedaron detenidos en una celda común junto a otros 20 detenidos. Párrafo aparte merece el abuso de los demás detenidos que intentaron violarlos durante toda la noche.

Además nos contaron de que manera los policías se burlaban de ellos haciendo alusión a sus identidades sexuales utilizando términos terriblemente ofensivos y violatorios tales como “trolo de mierda, callate hijo de mil puta, callate trola de mierda, aquí nosotros hacemos lo que queremos”, entre otras calamidades. Era en vano decirles que uno de nuestros compañeros trabaja en el 911 o que otro era profesor de escuelas secundarias.

Durante más de 24 horas estuvieron totalmente incomunicados y a pesar de recurrir a dos abogadas de nuestra ciudad casi no pudieron hacer nada. A las 23 hs de ese domingo liberaron a dos de los cinco detenidos (quienes pudieron contarnos los detalles): Juan Ramón Sosa (peluquero) y Xenón Flores (amigo de Juan). Durante la mañana del lunes siguiente, las y los integrantes de ADISTAR nos hemos dirigido al Juzgado Correccional Nº 2 (donde les tomaron las declaraciones) y a posteriori hablamos con la Doctora Noemí García de la Fiscalía, profesional a cargo de asuntos de abusos policiales. Los demás compañeros fueron liberados el lunes 07 del corriente a las 16 hs. Hablamos de Fabricio Urgel (profesor en ciencias políticas), Sebastián Barraza (operador del 911) y Mariana Salas (ama de casa y prima de Fabricio, en su casa ocurrió todo lo que aqui se relata).

Por lo que se sabe, 3 policías los denuncian primero a nuestros compañeros acusándolos de insulto a la autoridad, resistencia y maltrato físico (dicen haber sido apedreados por nosotros!) entendemos que el más comprometido es un suboficial de apellido Chilo (que tendría más de 74 denuncias por apremios ilegales y más de 14 denuncias por violación de domicilio.

Es importante destacar también que todos los vecinos y vecinas del Barrio 104 vieron y escucharon todo desde el momento en que entraron a casa de Mariana hasta que los llevaron a la comisaria 45. Son testigos fieles y están dispuestos a declarar en la causa.

Durante toda esta semana hicimos publico el hecho en todos los medios de comunicación locales. Los cinco compañeros ya hicieron las denuncias correspondientes en la Fiscalía de nuestra ciudad (la Doctora Noemí García les tomo las declaraciones) y la abogada que los representa se llama Sara Esper.

Desde ADISTAR (ASOCIACION DE LA DIVERSIDAD SEXUAL DE TARTAGAL) repudiamos los recientes actos discriminatorios de violencia policial en la ciudad de Tartagal. Exigimos la inmediata derogación del inconstitucional Código Contravencional que rige en nuestra provincia y el fin del abuso policial hacia las travestis y gays.

REPUDIAMOS EL ACCIONAR DE UNA POLICIA SALTEÑA ABSOLUTAMENTE REPRESORA, VIOLATORIA DE TODOS LOS DERECHOS DE LOS CIUDADANOS Y CIUDADANAS TARTAGALENSES. ADEMAS EXIJIMOS LA ELIMINACION DEL CODIGO CONTRAVENCIONAL QUE LES OTORGA IMPUNIDAD EN SU ACCIONAR.

DENUNCIAMOS. NO CALLAMOS.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment