Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » .resaltado » Los cartoons más gays (¿no te habías dado cuenta?)

Los cartoons más gays (¿no te habías dado cuenta?)

Buenos Aires – (SentidoG.com)

Cartoons gays

Como en la vida misma, los dibujos animados de nuestra infancia y adolescencia (los “dibujitos”) también han sabido incluir rasgos y características que podemos reconocer como parte de nuestro mundo LGBT. Con algunos personajes más fuera del clóset que otros, la “gaytud” de cartoons y animés no distingue fronteras ni especies. Ya se trate de mascotas, robots, extraterrestres, superhéroes o niños, te proponemos divertirnos un rato, buscándole el costado gay a los protagonistas de una variada galería, que seguramente te arrancará un lagrimón nostálgico. ¡Animate a proponernos vos también un dibujito gay!

He-Man/Príncipe Adam (He-Man and the Masters of the Universe)

Gay por partida doble, tanto el príncipe como el superhéroe no tenían cómo pasar desapercibidos. Para muestra, basta con echar un vistazo al guardarropa de cada uno. Para empezar, todo superhéroe cuya transformación incluye ropa interior color canela, transparencias, corset y un bronceado envidiable, tiene que activar inevitablemente nuestro gaydar. ¿Y qué decir del Príncipe Adam, corriendo por ahí con medias moradas, un chaleco rosado y una camisa blanca que era dos talles más pequeña?

Cringer (He-Man and the Masters of the Universe)

Todo superhéroe gay tiene la mascota que se merece. Desde la sorpresa de ver cómo un inmenso tigre se asusta por cualquier cosa, hasta sus escandalosos grititos de alegría, Cringer era una verdadera reina salvaje.

Pitufo vanidoso (Los pitufos)

“Vanidoso” no era como los demás pitufos. Además de exclamar a cada rato “magnífico” con una exagerada efusión, se la pasaba todo el día acicalándose y coqueteando con su espejito de mano. Un dato más: los deportes le interesaban menos que a la Pitufina.

C-3PO (Star Wars)

Si los robots tuvieran sexualidad, éste sería una robo-queen. Vestido de lamé dorado, inquieto como pocos, asustadizo, escandaloso, y además especializado en ceremonial y protocolo. ¿Realmente hace falta agregar algo más?

Smithers (Los Simpson)

Totalmente guardado en el rincón más oscuro del armario, Smithers está poseído, sin embargo, por una lujuria inexplicable haca su jefe, el Sr. Burns. Todos nos preguntamos qué ve Smithers en Burns. ¿Lo ve como a un Daddy? Inexplicable, pero ciertamente chistoso.

Stewie Griffin (Family guy)

Si dudaste de la gaytud de los anteriores personajes, seguramente no te animarás a decir ni “pero” en el caso de Sewie. A lo largo de la tira, este infante terrible ha representado a todos los estereotipos gays que existen, aunque oficialmente todavía no haya abandonado el clóset.

¿Y los nacionales?

No nos íbamos a olvidar de la producción argentina, por supuesto, que aunque no lo parezca tiene lo suyo (¡y cómo!).

Petete (El libro gordo de Petete)

Además de contar con un nombre sugestivamente oral y de tener siempre el chupete a mano, este tierno personaje se pasa de mimoso y reclama cariñitos todo el tiempo. No vamos ahondar en el hecho de que es aplicado como pocos, el típico buen alumno, detrás del que se escuda un ardoroso gay.

Anteojito

Caricaturas nacionales en el closet

Cerebrito como pocos, este primo de Hijitus y amigo de Calculín se destacó por su alegría permanente (casi insoportable) y por su voz aflautada, sobre todo cuando le daba por cantar, que para colmo era bastante seguido. Así, desde “La vaca lechera” hasta “Mi Buenos Aires querido”, Anteojito se dio el gusto de dar rienda suelta a la sopranito que se escondía detrás de esos anteojotes.

Gold Silver (Hijitus)

Padre de “Oaki” y multimillonario, por lo demás su vida es un misterio. Sin embargo, es uno de los personajes más despistados de la tira, nunca está enterado de nada, viven en las nubes y cuando alguien se lo hace notar se ríe como disculpándose y restándole importancia, con la voz de una señorona paqueta. Marica tonta y estirada, (un chocolatero cualquiera) que le dicen.

Isidoro Cañones

Lo sabemos, no llegó a dibujo animado, pero forma parte de una de las historietas más clásicas de la Argentina: Paturuzú. Pero, justamente, entre tanto personaje autóctono, Isidoro se distinguía por ser un playboy que abrazaba a la noche, y con ella, a cuanta persona se le cruzara en el camino de la joda y sus “wiscachos”. ¡Sí señores, Isidoro es el primer dibujo bisexual y fiestero de la Argentina!

Mafalda

Da miedo meterse con Mafalda, porque hay una legión de fanáticos que la defenderán a capa y espada. Pero igual, nos animamos. Digan la verdad: muy fina no era, tampoco se trataba de una chica estilizada y ni desbordaba de simpatía, como Susanita… Racional y pragmática, con firmes convicciones y capacidad de liderazgo, para nosotros, Mafalda era una maravillosa tortita en potencia.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment