Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » Latinoamérica » Argentina » Travesti denuncia abuso policial en Rio Tercero

Travesti denuncia abuso policial en Rio Tercero

Rio Tercero – (La Voz)

Una travesti denunció haber padecido un presunto abuso policial el fin de semana pasado, en la comisaría de Río Tercero. Se trata de Gaby Pujana (25). “Como trabajadora sexual, hoy más que nunca tengo miedo de salir a la calle”, señaló a este diario.

A pedido de Devenir Diverse, organización por los derechos de diversidad sexual de Córdoba, intervino el Inadi (Instituto Nacional Contra la Discriminación) y hasta el propio jefe de Gabinete de la Nación, Aníbal Fernández, llamó a la comisaría.
Desde la sede policial negaron que se haya registrado algún exceso y prefirieron no dar todos los detalles del caso.

Gaby, nombre que utiliza la travesti, relató que se dirigió a la Policía para denunciar que algunas personas habían dañado su casa, cuando sorpresivamente quedó detenida: “Dos sujetos empezaron a tirar piedras, a romper los vidrios y a insultar. Vino la Policía, se cruzó uno y me dijo Acompañame para que hagas la denuncia. Me hacen entrar por la puerta de atrás de la comisaría y me dijeron que quedaba detenida. También mi hermano de 14 años”.

Gaby contó que sufrió fuertes improperios de parte de algunos uniformados, que también incluyeron a su hermano menor de edad. Todos eran –según dijo– “relacionados a la homosexualidad”.
Puntualizó que después le “echaron un balde de agua fría” y la pusieron en la “celda ciega”, que, asegura, es una “celda chica que no alcanza para recostarse, es fría y oscura”. Dijo que en ese lugar “había caca y pis de otra persona”.

Y relató: “Después entró un policía y empezó a pegarme con ese palo negro que tienen. Yo me tuve que hacer cortes en los brazos para que dejara de hacerlo”. La joven aseguró que puede identificar al uniformado y que no podría olvidar su rostro: “Ayer pasó por el frente de mi casa”, añadió.

Según manifestó, los policías se burlaron de una reciente ordenanza que se aprobó en Río Tercero que permite el libre acceso a baños públicos sin discriminación de sexos y el respeto a la identidad de género. “Me decían que a esa ley que pusimos acá se la iban a pasar por el c…, que no les importaba, que nosotros no existíamos”. Y reprochó que en todo momento la llamaba Claudio, su nombre de origen. Tras su paso por la “celda ciega”, señaló que la trasladaron “a una oficina donde dejan a las chicas y a los menores”. Y que después un policía la llevó “a los golpes a una celda aparte, al lado de los presos varones”.

Añadió que luego no consiguió que le extendieran un certificado médico en el Hospital Provincial local, que pretendía como prueba para denunciar las lesiones que dijo haber padecido.

La voz policial. El jefe de la comisaría, Dante Arévalo, intentó bajar los decibeles de toda polémica y comentó que, en realidad, acudieron al domicilio de la detenida a pedido de los vecinos, por una supuesta “incitación a la riña, intento de agresión y desorden público”. Explicó que la travesti fue detenida y alojada por una contravención y dejó en claro que “nunca estuvo en la celda con varones, sino separada”.

Respecto de la presunta violencia denunciada, el comisario relativizó esa posibilidad, señalando que era la versión de la travesti. Consultado acerca de si el jefe de Gabinete de la Nación había llamado a la comisaría por este caso, sólo contestó: “A mí no me llamó”, sin dar otras precisiones.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment