Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » Latinoamérica » Paraguay » Aireana realiza investigación de lugares de ocio gayfriendly

Aireana realiza investigación de lugares de ocio gayfriendly

Asuncion – (ABC Digital)

Aireana, grupo por los derechos de las lesbianas, viene realizando desde septiembre del 2010 una pequeña investigación sobre el grado de tolerancia de locales en Asunción.

Empezaron de manera modesta y publicamos en su página web los nombres de los lugares que califican como “buena onda”. Las preguntas que hicieron fueron: ¿Aquí puede venir una pareja de lesbianas  o una chica travesti, sentarse o comprar algo, pedir una habitación matrimonial? ¿Una pareja de gays? ¿Qué pasa si otro cliente se queja por la presencia de  lesbianas, gays o trans? ¿Qué hacen ustedes? ¿Creen que sería posible poner un cartelito que dijera buena onda con lesbianas gays y trans con la bandera del arco iris?

Camila Zabala es la impulsora de esta iniciativa, de Aireana, organización que acaba de obtener el estatus consultivo ante la OEA, manifestó que calificaron a los lugares “buena onda” porque buscan utilizar un término diferente al inglés “gayfriendly”.
“Cuando respondieron positivamente a todas las preguntas, incluso a la de si otro/a cliente/a se queja. Por ejemplo, hubo lugares que dicen “permitir” la presencia  “si se comportan”. “Entendemos que en una mente prejuiciosa esto significa que no tengan ninguna demostración de afecto. El tropiezo se encontraba en la mayoría de las ocasiones con la presencia de travestis; a propósito preguntamos si una chica travesti se sienta sola en la mesa de un restaurante, o pide una habitación en el hotel, ya que sabemos que su sola presencia ya hace funcionar todos los mecanismos discriminatorios de las mentalidades temerosas de la diversidad. Había personas que contestaban “si se comporta”. ¿Qué quiere decir eso? ¿Que agarre bien los cubiertos? ¿Que no ponga los codos en la mesa?”, comentó Camila.

Destacó la investigadora de Aireana que en algunos hoteles simplemente el único requisito es demostrar que puede pagar o pagar por adelantado, “¿será que le piden lo mismo a un señor con traje y corbata?”, señaló.

Zabala informó que visualizaron que incluso ante el reclamo de clientes intolerantes que se quejan por la presencia de dos chicas tomadas de la mano, hay responsables de locales que les aconsejarían que se retiren si es que no le gusta a la gente que frecuenta el local.

En el otro extremo, hay propietarios de bares y restaurantes que aunque digan “yo tengo amigos homosexuales” aplican políticas de intolerancia: “pueden entrar y estar acá, pero que no se note lo que son”.

“Lo terrible del asunto es que sigue existiendo la creencia de que ser lesbiana, gay o personas trans “se muda” con solo mirarlo o solo con saber que existe; por eso hay todavía grupos que hacen lo posible para que no se nos vea, no se nos escuche, no existamos en definitiva”, recalcó.

Camila dijo que todavía no han sistematizado los locales discriminatorios, que, por cierto, no quieren aparecer jamás como discriminatorios, “incluso le propusimos una vez a un restaurante que pusiera un cartel de prohibida la entrada a lesbianas, gays, bisexuales y trans, y no quiso. Ahí  fue cuando dijo: “Tengo amigos homosexuales”.

Desde febrero pasado están planeando hacer un relevamiento mucho más amplio que incluya  cines, gimnasios y otros lugares de ocio.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment