Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » Latinoamérica » Argentina » Esteban Paulón: “Hay gays que no se casan por temor a perder trabajo”

Esteban Paulón: “Hay gays que no se casan por temor a perder trabajo”

Santa Fe – (SentidoG.com)

Asi lo afirmó el Presidente de la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexyales y Trans (FALGBT) al referirse al caso de dos policías de la ciudad de Santa Fe que fueron amenazados al insinuar que pasarían por el Registro Civil. Desistieron de la boda y de la denuncia.

Esteban Paulón habla de la homofobia social

Paulón informó que si bien no han recibido denuncias concretas de discriminación, hace tres meses registraron una amenaza por parte de un jefe policial a una pareja de policías homosexuales que planeaban casarse. Sin embargo, también indicó que hay varias personas transexuales trabajando en reparticiones del Estado pero que realizaron su cambio de sexo una vez consolidados en sus puestos. “La mayoría de los trans realizaron su expresión de identidad a temprana edad y les es difícil conseguir un trabajo formal”, explicó.

Tras la aprobación de la ley de matrimonio igualitario en 2010 han ocurrido avances y retrocesos de lo que constituye un proceso de cambio radical para la sociedad. Sin embargo, no puede negarse que la discriminación por orientación sexual sigue siendo una temática con numerosas aristas a tratar, en este caso, la laboral.

Paulón recordó el caso reciente: “Fue en la Policía de Santa Fe, entre dos componentes de la fuerza de la capital que trasmitieron la intención de casarse y desistieron porque les dijeron que iban a separarlos de sus cargos”. Los agentes no quisieron radicar la denuncia por miedo a ser discriminados y ya perdieron contacto con el colectivo que preside. De acuerdo al militante por las causas gays y trans, han registrado muchas consultas de parejas que quieren casarse en Santa Fe pero temen que al presentar el certificado de casamiento y “blanquear” su elección sexual sean despedidos de sus trabajos. “Ahora hay que trabajar por la igualdad real de los derechos de los gays y trans para que puedan conservar y obtener trabajos formales. Estas dificultades van a seguir existiendo hasta que la sociedad no madure y salga de pensar que está bien que seas gay pero puertas adentro”, reflexionó.

Consultado sobre el matrimonio igualitario y las próximas batallas a librar por el colectivo LGBT, Paulón aseguró que la sociedad ha tenido un gran avance a partir de la aprobación de la ley de matrimonio igualitario. “Es importante que no sólo se pudo debatir la problemática de género sino que generó el debate generalizado de la homosexualidad”, señaló. Y agregó que se están registrando uniones matrimoniales gay históricas en todo el país. “Estamos a poco del primer casamiento gay en Suardi, departamento de San Cristóbal, en el límite con la provincia de Córdoba. Como este caso, se están dando muchas otras en comunidades muy pequeñas donde es difícil expresar libremente la sexualidad”, explicó.

Entre los pendientes, Paulón sostuvo que todavía resta trabajar sobre la ley de identidad de género que está en tratamiento en el Congreso Nacional y por la que el colectivo está llevando adelante acciones políticas públicas para “achicar la brecha de igualdad legal con la real”. “La igualdad real de acceso a los derechos de trabajo, de no discriminación por orientación y expresión sexual son un valuarte a trabajar”, sostuvo..

 

 

“El casamiento igualitario le cambió la vida a mucha gente”

Aunque ya pasaron diez meses desde que el Congreso habilitara el casamiento para personas del mismo sexo, Esteban Paulón, no ha dejado de hablar de ello.

El 15 de julio pasado “fue la noche más fría del año”. Cuando habla de la aprobación en Senadores del proyecto que instituyó el casamiento igualitario, Paulón conserva esa mezcla de excitación y emoción que vibró aquella madrugada invernal. “Desde la Federación empujamos mucho y logramos que esto salga. Convencimos a la gente clave de que esto podría salir. Y la gente se animó y empezamos el debate que se cayó en noviembre de 2009 y se retomó en marzo de 2010 para que se convierta en ley. Fue una oportunidad enorme poder haber estado ahí y ser protagonista. Fue una experiencia hermosa haber podido estar en la cocina de una ley como esta”, expresa con entusiasmo.

Pasados los días, empieza a caer la ficha. “En cada casamiento entendés por qué. Uno se acuerda de sus cosas y dice “puta la verdad que para esta gente esta ley quizás llegó tarde, para otros llega a tiempo por suerte””, comenta visiblemente sensibilizado. “En cada momento te das cuenta que le cambió la vida a alguien, más a los más jóvenes que van a empezar a ver esto como un hecho cotidiano, como un derecho que tienen y los va a animar a la visibilidad. Para muchas familias será una excusa para poder volver a hablar de este tema. Es maravilloso el efecto concreto de esta ley”, observa.

(Info adicional: El Ciudadano y Rosario3)

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment