Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » Latinoamérica » Argentina » Por primera vez dos mujeres se casaron dentro de un penal

Por primera vez dos mujeres se casaron dentro de un penal

Las heras, Mza – (SentidoG.com)

Una interna mendocina se casó hoy con su novia desde hace más de 20 años dentro de la Unidad Penitenciaria 3 del departamento de Las Heras, en una ceremonia que consagró por primera vez un matrimonio igualitario dentro una cárcel argentina.

“Ojalá que todas las parejas de la comunidad homosexual que se aman puedan unirse como nosotras lo hemos hecho hoy”, dijo este mediodía Cristina Díaz (42), quien contrajo matrimonio con Dora Casella, de 48 años y su pareja desde hace 23 años.

El matrimonio se celebró junto a todo el personal penitenciario y las compañeras de celda de Cristina, de la Unidad de Mujeres número 3 del Borbolón, en el departamento mendocino de Las Heras, y fue presidida por la oficial pública del Registro Civil, Antonia Pinelli.

Tomadas de la mano, Cristina y Dora se mostraron emocionadas de poder cumplir un sueño “de toda una vida”, gracias al marco de la nueva ley 26.618 de Matrimonio Igualitario, vigente en el país desde julio de 2010.

Díaz se encuentra alojada en la Unidad Penitenciaria de Mujeres desde el 23 de septiembre de 2008, en cumplimiento de una condena de cinco años por robo agravado y espera obtener la libertad condicional a fines de este año.

Es mamá de cuatro hijos, dos de los cuales -los más chicos- están al cuidado de su actual mujer. Cuando recupere su libertad, además, podrá reunirse con sus cuatro nietos.

Tras firmar el acta oficial, colocarse las alianzas y darse un beso rodeadas de amigos y cámaras, Dora dijo que está feliz “porque pudimos legalizar una convivencia de 23 años y porque puedo decirle a la sociedad y al mundo entero que se pueden criar a los hijos, que en este caso son de ella pero míos del corazón, que son inteligentes y estudian como cualquier otro niño”.

Dora fue quien le propuso casamiento a su mujer “para legalizar nuestra situación y por miedo que por haber perdido ella la libertad, pudiera perder a sus hijos. Ahora, todos estamos más seguros con la protección de la ley”, explicó.

Además agradeció a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner “esta ley igualitaria, que nos permite casarnos como cualquier otra persona”.

“Siempre soñé que estaríamos juntas hasta ser viejitas, casadas o no, pero ahora mucho mejor que pudimos legalizarlo”, dijo la detenida, quien espera poder obtener su libertad pronto para retomar la convivencia y “salir a trabajar honestamente”.

“Deseo disfrutar de mis hijos, los nietos, trabajar honestamente para cuidarlos, porque cometer un delito no es bueno para ningún ser humano”, se sinceró.

La mujer afirmó que tiene mucho apoyo de sus compañeras y de las autoridades, “que son un grupo muy formado para contener a un preso”.

Una vez dado el “si quiero”, recibieron el ritual del arroz arrojado al aire y una gran torta con cintas coronó el festejo dentro del penal.

César Cigliutti, Presidente de la CHA dijo “por la nueva ley 26.618 de Matrimonio Igualitario, vigente en el país desde el 21 de julio de 2010, nuestras parejas se casan y logran el reconocimiento y la protección del Estado. El matrimonio de Cristina Díaz y Dora Casella es un testimonio de que la Ley de Matrimonio Igualitario es, además de una reivindicación de igualdad ante la ley, también necesaria para las parejas de nuestra comunidad. Desde la CHA les deseamos a Cristina y a Dora toda la felicidad para ellas y a la familia que forman.

Por su parte, Pedro Paradiso Sottile, Secretario y Coordinador del Área Jurídica de la CHA dijo “que en todo el país se hayan casado miles de parejas del mismo sexo y que ahora lo hagan Cristina y Dora, es un testimonio que la Ley de Matrimonio Igualitario está en plena vigencia en nuestro país, otorgando derechos y garantías a muchas de nuestras familias, en el marco de una democracia mas inclusiva e igualitaria”

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment