Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » Latinoamérica » Argentina » Un tribunal anuló la condena por abuso sexual contra el arzobispo Storni

Un tribunal anuló la condena por abuso sexual contra el arzobispo Storni

Santa Fe – (Tiempo Argentino)

En 2009, el ex jefe de la Iglesia santafesina, denunciado por jóvenes seminaristas, había recibido una pena de ocho años de prisión.

Arzobispo Storni

La Cámara de Apelación Penal de Santa Fe declaró nula la sentencia condenatoria para el ex arzobispo de Santa Fe, monseñor Edgardo Gabriel Storni. La misma había sido dictada el 29 de diciembre de 2009 por la jueza María Amalia Mascheroni y condenaba al prelado como “autor penalmente responsable por el delito de abuso sexual agravado a la pena de ocho años de prisión e inhabilitación absoluta por el tiempo de la condena”.

La nueva sentencia, redactada por vocales que no tomaron intervención previa en la causa, lleva la firma de los jueces Sebastián Creus, Roberto Prieu Mántaras y Ramón Sobrero, el último de los cuales votó en disidencia. Se hizo lugar así a las apelaciones planteadas por el abogado Eduardo Jauchen, que representa a Storni.

Para uno de los camaristas, Sebastián Creus: “En el proceso no se juzgan actitudes del imputado; si defraudó las expectativas de los seminaristas, si tuvo manejos afectivos impropios, si se negó a la investigación, si fue un mal obispo, si éticamente resulta reprochable para los fieles de la Iglesia Católica Apostólica Romana, si incurrió en conductas equívocas con relación a la investidura, si, en definitiva, tuvo actos que revelan una tendencia homosexual, son todos cuestionamientos ajenos al ámbito de la responsabilidad penal.”

El escándalo que envolvió a la figura de Storni tomó estado público tras la edición del libro Nuestra Santa Madre, de la periodista Olga Wornat. Un capítulo de esa investigación estaba dedicado al entonces jefe de la Iglesia santafesina, y se titulaba “El Rosadito”, apodo con el que llamaban a Storni los jóvenes seminaristas a quienes el arzobispo, según denuncias, invitaba a su dormitorio.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment