Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » Suplementos » 4 Ambientes » Diana Sacayán y su lucha por la igualdad, de género

Diana Sacayán y su lucha por la igualdad, de género

Buenos Aires – (Diario Popular)

Diana Sacayan, una historia de lucha por la identidad trans

 

Mientras mira por la ventana de un bar hacia la calle en la que tantas noches fue protagonista, Diana Sacayán reconoce que luchar desde el sector del que proviene no es fácil, sobre todo si se trata de establecer criterios de igualdad de género y de posibilidades, en un encarnizado combate contra la discriminación. No obstante, el balance que hace a sus 36 años cierra buenos números en la cuenta del haber, sobre todo si el repaso está jalonado de logros significativos que jugaron cartas importantes en favor del grupo al que representa, el de las travestis, el cual además integra. Atrás han quedado las noches de ejercicio de la prostitución y ahora, hay proyectos y compromisos destinados a no bajar las banderas que levantó en 2002 junto a otras compañeras, como le gusta llamar a travestis que hicieron un recorrido previo de corte similar al suyo, en pleno tsunami social provocado por aquella lacerante crisis económica. Hoy el Movimiento Antidiscriminatorio de Liberación (Mal) la tiene como coordinadora y, también, como representante regional de una entidad internacional que nuclea a más de 700 entidades de todo el mundo integradas para reivindicar valores de la diversidad sexual. Pero además, Diana es educadora popular y despunta el vicio del periodismo en notas de perfil policial que radiografían crímenes perpetrados en la marginalidad de limitado alcance mediático. “Empecé el día que miré a mi lado y vi miseria, pobreza y desigualdad y me dije que no se podía aceptar ese tipo de situación para un sector vulnerable que merecía, como cualquiera, trabajo y vivienda digna. Por lo menos era un intento para levantar la voz” señaló Diana, oriunda de la provincia de Tucumán y que recaló a lo 8 meses en Laferrere.

Combo especial

En su momento tuvo roces con su familia que no entendió cuando de chico quien hoy es Diana empezó a confesar que nada lo apegaba al fútbol y que vestirse con las ropas de sus hermanas mayores constituía un entretenimiento ideal para jugar en la soledad de la siesta laferrerense. La Diana actual nació a los 17 años, cuando comprendió que no podía estar más en su casa. Pero así llegó la prostitución, actividad que definió como “un recurso extremo de supervivencia” que ejerció, con todos sus riesgo, durante más de diez años. “La verdad que ser travesti y en Laferrere componía un combo muy especial”, confesó para definir mejor el panorama. La participación en movimientos sociales le aportaron mayor compromiso por conocer la verdad de lo que la rodeaba.

Con nuevos conceptos en su mochila se recibió como educadora popular en la Universidad de las Madres de Plaza de Mayo y desde aquel rubro desarrolló una intensa trae que la llevó a coordinar el Programa de Inclusión Educativo para Travestis y Trans de la Dirección de Cultura bonaerense. A la par, abogó desde MAL para desarmar los códigos contravencionales en la provincia de Buenos, lograr que los hospitales bonaerenses atiendan a los travestis por su nombre y ahora, integrada al Frente Nacional por la ley de Identidad de Género, buscar que gente como ella pueda usar el nombre acorde a su condición en el Documento Nacional de Identidad. “El sueño mío es que esta lucha se convierta en políticas públicas efectivas porque hay que construir oportunidades a la prostitución a la que están condenadas las travestis”, destacó. “En todo caso propugnar un cambio que represente un rescate de la vulnerabilidad en que se encuentran quienes hoy están excluidos del sistema. Y que encima -concluyó- son discriminados”.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment