Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » Internacional » Europa » El Gobierno francés reitera su rechazo a las bodas homosexuales

El Gobierno francés reitera su rechazo a las bodas homosexuales

Paris – (AFP)

El Gobierno francés reiteró este jueves en la Asamblea Nacional (Cámara de Diputados) su rechazo al matrimonio entre personas del mismo sexo, al afirmar que el matrimonio heterosexual “es una institución y base de la familia”.

“Este debate es una oportunidad de mostrar el apego de nuestra sociedad al matrimonio por la seguridad que otorga respecto a otros tipos de uniones y por el símbolo social que representa”, afirmó el ministro francés de Justicia, Michel Mercier.

El ministro de la gobernante Unión por un Movimiento Popular (UMP, derecha) defendió la posición del gobierno del presidente francés, Nicolas Sarkozy, en el primer debate parlamentario en Francia sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo, impulsado por el opositor Partido Socialista.

El matrimonio “es una institución y base de la célula familiar, aún si no es un modelo único de unión y de parentesco”, afirmó Mercier antes de considerar que cada tipo de unión entre dos personas, matrimonio, unión o concubinato, tiene sus “especificidades” y su “equilibrio (…) debe ser preservado”.

El proyecto de ley que propone que “dos personas de sexo diferente o del mismo sexo” puedan contraer matrimonio fue impulsado por el diputado socialista Patrick Bloche, que en 1999 propició la creación del llamado PACS (Pacto Civil de Solidaridad) o unión civil, al que pueden acceder personas del mismo sexo sin llegar a tener todos los derechos del matrimonio.

“Se trata de agregar un nuevo derecho, no de reducir los derechos de las parejas heterosexuales casadas”, defendió Bloche, que subrayó, no sin ironía, la ferviente defensa que hoy en día hacen los diputados de la derecha gobernante del PACS, iniciativa que “combatieron violentamente” años atrás.

El legislador socialista lamentó que Francia esté “hoy en día al final de la cola” frente a países que en los últimos años reconocieron el matrimonio homosexual como Holanda, España, Bélgica, Noruega, Suecia, Portugal e Islandia.

Aclaró que inclusive los países con una “cultura católica muy marcada (…) no fueron perjudicados en sus fundamentos” por la nueva legislación.

Muy pocos diputados de la UMP estaban presentes en el debate, donde los socialistas aplaudieron a dos legisladores oficialistas que anunciaron su voto favorable.

Sin embargo, la iniciativa no tiene casi ninguna posibilidad de ser aprobada en sesión pública pues ya fue rechazada en comisión, donde la diputada de la UMP Brigitte Bareges llegó a preguntarse si “en nombre de la evolución de las costumbres, nuestra sociedad (…) tendrá que tener en cuenta (…) otras prácticas sexuales y por qué no el casamiento con animales o la poligamia”.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment