Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » .resaltado » De la amistad y amores que no llegan a llamarse amores

De la amistad y amores que no llegan a llamarse amores

Por Gabriel Oviedo – (SentidoG.com)

Amigos...

Amor y amistad, según muchos, son dos aspectos de un mismo sentimiento. El amor seria la manifestación más sublime de la amistad y el sexo no vendría a ser mas que una, entre muchas maneras de expresarlo. El amor entre dos hombres, celebrado en la Grecia Clásica y en la Edad Media, era, en realidad, una amistad idealizada al extremo de volverse sagrada. En un romance medieval, el caballero Amis llega a matar a sus propios hijos, en un intento de curar a su amado compañero Amiles, que había enfermado de lepra y debía bañarse con sangre de inocentes para sanar.

El amor romántico entre el caballero y su dama, surgió posteriormente como un intento de llevar a las relaciones heterosexuales (que hasta entonces no eran mas que un medio de procreación que no involucraba emociones) un poco del intenso sentimiento de entrega mutua en cuerpo y alma que había caracterizado hasta entonces las relaciones homosexuales.

Perseguido y estigmatizado a partir del siglo XII, el amor entre hombres no desapareció sin embargo y aunque ya no se atrevió a llamarse amor en publico, inspiro a muchos artistas, desde Miguel Angel hasta Luchino Visconti así como a políticos guerreros y filósofos. Vamos a mencionar algunos amores celebres que figuran en la mitología, la historia y la literatura.

Zeus y Ganimedes
Ganimedes era un joven y hermoso pastor de quien el dios Zeus se enamoro perdidamente, tanto que se transformo en un águila y lo rapto de la tierra llevándoselo a vivir al Olimpo.

Apolo y Jacinto
Apolo, Dios de las Artes y la Belleza y Céfiro, Dios de los Vientos, se enamoraron de un joven llamado Jacinto. El muchacho prefirió a Apolo y Céfiro celoso, provocó un accidente que le causo la muerte. En señal de duelo, Apolo transforma el cadáver de Jacinto en una flor.

Adriano y Antinoo
El Emperador Romano Adriano (Siglo II D.C) fue un gobernante que llevo al imperio a la cumbre de su poder. Tuvo varios amantes, entre ellos Lucio y Marco Aurelio (su sucesor) pero su mayor amor fue Antinoo, un joven griego que se suicido cumpliendo un rito que habría de dar a Adriano los años que le hubieran faltado vivir. El Emperador fundo en honor de su amante muerto la ciudad de Antinoe, en Egipto. El descubrimiento de sus ruinas a mediado del siglo XX, llevo a Marguerite de Yourcenar (que era lesbiana)a escribir su maravilloso libro “Memorias de Adriano”, uno de los mejores retratos de la homosexualidad masculina que ha producido la literatura.

Pico de la Mirandola y Marcilio Ficino
Pico y Marcilio vivieron en Florencia, Italia, durante el renacimiento (S XVI). Ambos fueron famosos por su sabiduría y su amor por la belleza. Pico era hermoso como un ángel  en tanto que Marcilio era mas bien poco agraciado, sin embargo ambos sintieron tanto amor el uno por el otro que acostumbraban a decir que tenían una sola alma y se escribieron muchas cartas apasionadas. Al morir fueron sepultados en la misma tumba.

Miguel Angel y Tomasso
El gran pintor y escultor tuvo varios amores, entre ellos Gherardo Pierini, a quién inmortalizo en su escultura de la “Victoria”, y a quién dedicó apasionados sonetos. Sin embargo, quizás el más grande de todos fue el amor que sintió en su vejez por Tomasso Cavalieri, al que dedico también hermosos sonetos. Miguel Angel murió en los brazos de Tomasso.

Shakespeare y Mr W.H.
Los sonetos que el gran dramaturgo ingles dedico al misterioso “W.H”, han sido objeto de múltiples análisis. Tratan del rechazo, la complejidad del amor, la vejez y la traición, pero sobre todo denotan el profundo amor del autor por un joven de hermosa cabellera.

Arthur Rimbaud y Paul Verlaine
Estos dos grandes poetas franceses del siglo XIX tuvieron una relación apasionada y violenta, como puede verse en la película “Eclipse Total”. Su amor dejo a la posteridad obras maestras de la poesía, como “Una Estación en el Infierno ” de Rimbaud.

Oscar Wilde y Lord Alfred Douglas (Bosie)
Wilde, sufrió la cárcel por el delito de haber amado a Bosie. El suyo fue un amor tormentoso que sin embargo logro que Douglas produjera algunos versos excepcionales, como el llamado “Dos Amores”, en donde utiliza la frase “El amor que no se atreve a llamarse por su nombre” que Wilde explico magistralmente en su juicio, diciendo que ese amor era el afecto profundo y espiritual, puro y perfecto que solo un hombre mayor podía sentir por otro mas joven, tal como lo sintió David por Jonathan o Miguel Angel y Shakespeare lo explicaron en sus sonetos.

Michel Focault y Herve Guibert
La historia de este amor oculto y marcado por el SIDA (que ha añadido un elemento de riesgo y tragedia al amor homosexual) es relatada en el libro ” El amigo que no me salvo la vida ” escrito por Guibert luego de la muerte de Foucalt en 1984.

Como vemos, el amor y la amistad son cosas de siempre, por eso a todos nuestros amigos, FELIZ DIA.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment