Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » .resaltado » La fiesta de Oliver

La fiesta de Oliver

Por Lucas Darko – (SentidoG.com)

Habitues de la Oliver. (Foto tubio perkes)

Yo siempre fui un loser. Ir a bailar para mí era ir a ver como los populares ganaban o que si yo me dejaba llevar y me ponía a bailar como a mí me gusta me miren raro.

Cuando salí del armario y empecé a recorrer la movida tampoco me fue mejor, los lindos no me daban bola y seguía bailando mal.

La primera vez que fui al “Fiesta Oliver” todavía se hacia los Jueves. Todavía aspiraba a ser una onda “night club” cubriendo este día de la semana que tenía onda de previa del finde.
Dj Marse Glam y Oliver querían un lugar donde no rija el mandato musical de que si esto es un boliche de música ochentosa se pasa solo eso (aplíquese lo mismo a electrónica, cumbia, etc.) ellos querían un lugar donde poder divertirse con total libertad, ir vestidos como les pinte, lookearse, bailar, compartir y por eso se hicieron su propia noche.

La tercera vez que se hizo caímos con Julio (Vj Homónimo) y en honor a la temática de “Party Monster” nos hicimos trajes en papel higiénico.
Nos duraron lo que un pedo en un ciclón. Éramos 30 en todo el boliche.

Dos años después, este viernes, se vuelve a hacer una fiesta Oliver en honor a esa peli.

Así como en esta se muestra toda la fauna “clubber” del NY de los ´90 me junto con Oliver para saber qué debería retratar una reversión que muestre la tendencia que simboliza su fiesta a la que hoy asisten casi 700 personas.

¿Público?
Un target de 18 a 20 años, no solo compuesto por gays. Es que este sector lleva adelante su sexualidad de forma mas natural, la mayoría tienen padres jóvenes y crecieron en contextos donde la homosexualidad ya no es tabú. Son el resultado de los que antes lucharon (luchamos) por esta naturalización. Es así como se vive y convive en este ambiente de fiesta sin priorizar en una elección. “Somos hetero-friendly” me dice.

A Oliver le gusta estar con este grupo “fresco”. Él oficia de anfitrión, los conoce, se aprende sus nombres (mejor dicho, nicks), lo veo en medio de la fiesta  preguntándoles por sus novixs, laburo, estudios. Me dice que él ya salió mucho, que ya la vivió, que ahora lo que le gusta es esto, poder generar un espacio de disfrute.

¿Música?
Dj Marse Glam y los hitazos radiales que todos quieren bailar (hoy se entiende esto como “hitazos youtubeables”)
Y eso se ve en la pista que no para de latir un minuto.

¿Looks?
Las temáticas de cada fecha invitan a que cada quien puede ponerse desde sus pilchas mas cancheras hasta armarse algo para la ocasión.
Más de una vez hemos recorrido en patota las ferias americanas, cotillones y mercerías para armar nuestros “outfits” (y verdulerías y ferreterías y demás)
Acá cada uno elige lo que le queda mejor o lo que quiere lucir.

(Leo la nota y veo que entre “hits radial” y la palabra “pilchas” se me están notando las tres sotas que acusa mi DNI)

Ya tengo estética, banda de sonido, bocetos para vestuarios, contexto social, ahora me falta saber quién es Oliver.

Esta iba ser la 2da entrevista, pero las dos veces fui a la fiesta a entrevistarlo la barra libre, entre “Anana Ibiza” y birra, hizo que llegue en estados no muy periodísticos al momento de hablarle.

Me cuenta que al principio Marse Glam y él iban a perdida, que sus sueldos iban directo a la fiesta.
Que como lo disfruta tanto le cuesta considerarlo como “un trabajo”, ese título para él se lo quedan las oficinas y lugares burócratas por los que ya pasó y no quiere volver a pisar.

Pero claro, entre viernes y viernes hay mucho que hacer, desde flyers, producción, charlar con los asistentes para ver como la pasaron, qué música quieren escuchar.
Me comparte que de su padre eligió no aprender casi nada, pero entre lo poco valioso que le dejó se destaca la frase: “lo que vas a comer mañana te lo están pagando hoy”

Ellos se metieron de caraduras y kamikazes a este ambiente de la noche, sin tener idea de lo que era arreglar con los boliches, armar convocatorias y todo lo que esta movida implica, les salió bien
No sabe hasta cuando durará esto, pero si tiene en claro que si bien la fiesta fue mutando, lo que nunca tiene que mutar es su necesidad de que la gente pase excelente.
Un público que a pesar de la lluvia, el frío, eligen ir a divertirse ahí, que pagan su entrada y sobretodo que están, “eso se tiene que agradecer”.

Hacer. Crear. Compartir. Disfrutar.

Hace poco sus amigos de la primaria se reunieron, pero como era Viernes no pudo ir. Se ríe contando que de repente aparecieron todos en la fiesta, que se sacaban fotos con él y que a las pocas semanas aparecieron algunos amigos de sus amigos que fueron recomendados a conocer este “happening bailable”.
Acá se vibra un ambiente más bien lúdico que “de levante”. Esto se da por el sello que imprime la personalidad de Oliver. Las ganas de volver a disfrazarse y hacer lío como cuando éramos chicos, pero sin perder cifras en el documento.

Si hasta su mamá viene a bailar cada tanto y se viaja en cholula, de hecho en la primer fiesta toda orgullosa le dijo a una chica que era la mamá de Oliver a lo que esta le preguntó que y ese quién era.
Su mamá es evangélica, pero ella no emite juicio de opinión, ella acompaña lo que su hijo decida hacer. ¡Diosa ella!

Ni él ni Marse faltaron a una sola fecha en este tiempo, ahora, cuando se lo ve en otras fiestas él mismo lo reconoce: “soy de los que en lugar de bailar salta y canta a los gritos”, doy fe.

¿Novio?
“Estoy soltero y tranquilo, mis problemas son 100% míos, en pareja todo es 50% y yo soy Capricornio con ascendente en Capricornio: si no reino yo no reina nadie”

Mierda, yo también soy capricorniano.

Nos ponemos a charlar de cuando éramos chicos y entre varias cosas se acuerda de cuando el padre le traía tarjetas personales, que las ordenaba y jugaba a la inmobiliaria (y ahora no puede ni pensar en trabajar en una)
Que si bien en el secundario era inteligente le gustaba llevarse materias para sentirse parte del promedio.
Que cuando cumplió 13 años fue orgulloso a ver “Freddy 8” que era prohibida para menores de esa edad y nadie le pidió el documento.
Que en 4º año ganó un concurso de poesía.
Que la película que mas lo impactó fue “The Truman show” y que al salir del cine sentía que podía ser que todo esto sea falso.

Y también nos armamos el debate:

Que era una locura que los gays no puedan casarse, que si nos abstraemos del contenido, de la lucha, si lo vemos desde el contexto jurídico, es una ley que equipara derechos y que la ley debe ser igual para todos.
Que a la ley de identidad de género le hace falta discusión, falta información. Que sería un error un DNI que se limite a asignar “hombre” o “mujer” cuando hay muchos casos particulares.
Que en la adopción homo-parental la sociedad atacará mucho a esas criaturas, y que si él adoptara lo haría con la conciencia de criar con amor a alguien fuerte para que pueda afrontar esa situación. Que hay que hacerlo.

Ya pasamos por todos lados sentados en ese café, ahora salimos a caminar.
Tan modernos que parecemos en las redes sociales, si nos escucharan somos dos señoras criticando, me despido. Abrazo fuerte.

Y otro abrazo más.

Llego a casa y me pongo a ver las fotos de la última Oliver. Casi parezco humano.

Estoy impresentable, pero eso sí, divertido compartiendo con la fauna.

“Me gusta”

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment