Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » Latinoamérica » Argentina » La Justicia reconoció a dos madres para una hija

La Justicia reconoció a dos madres para una hija

Buenos Aires – (Pagina 12)

La Justicia de la ciudad de Buenos Aires reconoció que Ludmila, una niña nacida hace diez años, es hija legítima de dos mujeres: Mercedes Monjaime y su esposa, Silvina. Roberto Gallardo, titular del Juzgado en lo Contencioso Administrativo Nº 2 porteño, determinó que el Código Civil “no establece la necesidad de que el matrimonio sea previo al nacimiento”, de modo que ambas mujeres pueden ser registradas como madres de Ludmila, aun cuando no hayan estado legalmente casadas al momento de su nacimiento.

La ley de matrimonio igualitario estipula que los chicos nacidos en parejas del mismo sexo casadas “serán matrimoniales y en consecuencia estarán reconocidos por ambos padres”; el matrimonio no tiene por qué preceder en el tiempo al nacimiento de los hijos, y no existen en Argentina “diferencias entre las filiaciones matrimoniales y extramatrimoniales”, especificó Gallardo. Por ello, por respeto al “interés superior del niño” y también por mandato constitucional, escribió, el Estado debe reconocer que Ludmila es hija de dos madres. No reconocer la comaternidad, esto es, “la interpretación dada a la ley por el director del Registro Civil, es (una acción) discriminatoria y contraria a lo que el ordenamiento dispone”. Privar a la niña del reconocimiento legal de sus dos madres, sostuvo Gallardo, “implicaría desconocer la Convención de los Derechos del Niño, la Constitución Nacional, la Constitución local, el Código Civil y la ley Nº 114”, de protección de derechos de niños, niñas y adolescentes.

La sentencia “es muy importante”, interpretó Flavia Massenzio, abogada de la Federación Argentina LGBT que intervino en el caso. “Marca un nuevo avance para el reconocimiento de nuestras familias en términos igualitarios, (porque además) dedica un apartado a la doctrina de la voluntad procreacional, que modifica la idea de identidad como sinónimo de vínculo biológico. Eso, a su vez, recuerda que la acreditación de vínculo biológico como requisito para el reconocimiento de un niño no se encuentra contemplada en la ley.”

Monjaime y Silvina están en pareja desde hace 15 años, y tuvieron a su hija hace 10. El año pasado, las tres habían concurrido al Congreso durante el proceso de debate en comisiones de la ley de matrimonio igualitario. Durante una de las reuniones de comisión, Monjaime contó la historia de su familia y las incertidumbres en que la sumía el hecho de que su hija, para la legalidad, sólo tuviera una madre, y no las dos.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment