Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » .resaltado » Caso Natalia Gaitán: el lunes se conocerá la sentencia

Caso Natalia Gaitán: el lunes se conocerá la sentencia

Cordoba – (SentidoG.com)

El fiscal pidió 14 años de cárcel para el imputado y dijo que no había elementos suficientes para probar que hubo discriminación sexual. La querella solicitó 18 años.

Justicia por Natalia Gaitan

El fiscal Fernando Amoedo pidió hoy 14 años de cárcel para Daniel Torres, el único imputado por el homicidio de Natalia Gaitán, y sostuvo que no hay elementos para sostener que se trató de un crimen motivado en la orientación sexual de la víctima. Sin embargo, destacó que la muerte de Gaitán estuvo  vinculada a la violencia de género.

No tengo una verdad jurídicamente objetiva para afirmar que la motivación de Torres fue por una causa de discriminación por la preferencia sexual de Natalia Gaitán.

En tanto, la abogada querellante Natalia Milisenda solicitó 18 años de prisión y sostuvo que hay pruebas para demostrar que el crimen estuvo motivado en la identidad sexual de la víctima, mientras que el abogado defensor de Torres, César Laspacua, pidió que se condene a su defendido por “homicidio en exceso de legítima defensa”.

Aunque se creía que hoy podía llegar a haber sentencia, el tribunal pasó a un cuarto intermedio hasta el próximo lunes a las 9.30, cuando de a conocer el veredicto.

Lo que dijo el fiscal. Durante su alegato, Amoedo dijo que la ejecución del crimen por parte de Torres no estaba “prácticamente en discusión”.

El fiscal sostuvo que la muerte de Natalia fue un “crimen de género”, pero que no estuvo motivado en la orientación sexual. Destacó que no había elementos suficientes para sustentar esa hipótesis.

Amoedo también se refirió a Silvia Suárez, madre de la novia de Natalia, quien se entrevistó con una psicóloga de la Subsecretaría de Familia cuando su hija “D” se fue de su casa, según se supo durante la ronda de testigos. Dijo que Suárez estaba preocupada por la diferencia de edad entre su hija y Natalia, y que “todo lo que hizo fue legítimo, porque estaba ejerciendo la patria potestad”.

Milisenda, quien se emocionó en varios pasajes del alegato, coincidió con Amoedo en que se trató de un crimen de género pero también defendió la hipótesis de que fue un crimen de odio basado en que Natalia era lesbiana.

La abogada respondió a Amoedo sobre su apreciación sobre Suárez, y dijo que no es viable “justificar por la patria potestad que la madre avasalle los derechos de la adolescente”, en referencia a “D”, quien al momento del crimen de Natalia tenía 17 años.

“La orientación sexual no se adquiere con la mayoría de edad, sino que se construye a lo largo de toda la vida”, dijo.

El defensor. El abogado César Lapascua solicitó que su defendido sea condenado por el delito de “homicidio en exceso de legítima defensa”, argumentado que el crimen ocurrió tras una “riña” en la que estaban su pareja y su hijastra “S”, y que la amiga de Natalia tenía un cuchillo. Dejó a consideración de los jueces el monto de la pena.

Subsidiariamente, el abogado pidió que en caso de no condenar a Torres por ese delito, la sentencia sea por “homicidio simple” excluyendo el agravante. En ese caso, solicitó que la condena sea de 8 años de cárcel.

Como una forma de apoyo y asesoramiento, la Comunidad Homosexual Argentina (CHA)  acompañó a lo largo del juicio a la familia y al equipo que trabaja esclareciendo el asesinato de Pepa Gaitán. La activista Alejandra Portatadino y Diego Trerotola, Coordinador del Area de Cultura de la CHA, viajaron a la capital cordobesa para acompañar el desarrollo del juicio.

Para Diego Trerotola, “es importante destacar con las pruebas que están a la vista, que todavía tratan de negar el crimen de odio, no sólo el abogado defensor Lapascua, sino parte de la prensa de Córdoba. Silvia Suárez, la madre de Dayana, novia de La Pepa al momento del asesinato, en su testimonio insistió en el malestar que le producía al padrasto de Dayana su relación con La Pepa. Suárez, esposa de Torres, quien gatilló contra La Pepa Gaitán, fue la instigadora que, junto a su marido, premeditaron el asesinato para que Dayana dejara de estar ‘confundida’ y volviera a una vida ‘normal’.

“La lesbofobia explícita sigue siendo invisible para mucha gente, y este juicio tiene que dejar constancia de las formas en que funciona, y las consecuencias que puede tener, la discriminación por orientación sexual, identidad o expresión de género.” insiste Diego.

Alejandra Portatadino, activista de la CHA que se incorporó al grupo, asegura “que la secuencia de los hechos, sumadas a las grandes contradicciones vertidas por los testigos que fueron preparados por parte de la defensa del asesino, pusieron al descubierto y no dejan ninguna duda el verdadero motivo del asesinato por odio“.

El equipo que trabaja en demostrar los motivos de odio del asesinato está compuesto por Natalia Milisenda, abogada patrocínante de la querella junto a Lusiana Almada, y cuenta con la colaboración de Mauro Cabral, Juan Burgos y Alejandra Portatadino, quienes trabajaron incansablemente la última semana, analizando todas las pruebas y las declaratorias de testigos. Para Alejandra Portatadino “la labor de la abogada Natalia Milisenda sin ninguna duda es un trabajo excelente muy profesional y responsable.”

César Cigliutti, Presidente de la CHA dijo que “El asesinato de la Pepa Gaitán es un crimen de odio. La mataron por ser lesbiana y por amar a otra mujer, es la expresión más violenta de la homo-lesbofobia. No nos quedamos en el papel de la víctima, por eso denunciamos y exigimos justicia y que toda la sociedad conozca la verdad: Es un crimen por discriminación por Orientación Sexual”.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment