Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » .resaltado » Caso Natalia Gaitán: para la Justicia no hubo lesbofobia

Caso Natalia Gaitán: para la Justicia no hubo lesbofobia

Cordoba – (SentidoG.com)

Para la Cámara, no se acreditó fehacientemente que a Natalia la mataran por su orientación sexual. Los querellantes apelarían el fallo.

Amigos y familiares repudiaron el fallo por el crimen de Natalia Gaitan

Finalmente, la Cámara 7ª del Crimen no consideró probado que el asesinato de Natalia Gaitán haya tenido sus causas en la discriminación sexual. Así se desprende de la lectura de los fundamentos que se conocieron ayer. Por ese crimen, la misma cámara condenó el 8 de agosto pasado al padrastro de la novia de Natalia a 14 años de prisión. El asesino se llama Daniel Torres.

Los fundamentos fueron muy mal recibidos por varias organizaciones que pretendían que allí quedase registrada la existencia de un crimen lesbofóbico.

A lo largo de 48 fojas, los jueces consideraron que al cometer el crimen Torres buscó “terminar con el conflicto que se había generado en su familia y que padecía sobretodo su mujer, por sus angustias y preocupaciones” vinculadas al hecho de que su hija de 17 años se había enamorado de Natalia, de 27.

Asimismo, la Cámara consideró que en el juicio “no se presentaron como evidentes elementos de convicción que revelen una situación lesbofóbica” que permita afirmar “que hay relación de causa a efecto entre el crimen y la sexualidad de la víctima”. Durante el juicio, la querella había insistido en que se trató de un asesinato “de odio” basado en la orientación sexual de Gaitán. Los jueces Victor Vélez, Ricardo Iriarte y Carlos Ruiz afirmaron que, si hubo lesbofobia, no pudo acreditarse.

Los familiares de Natalia y varias organizaciones civiles esperaban encontrarse con el término lesbofóbico en los fundamentos, pero en cambio hallaron una fundamentación de la actitud piadosa del tribunal hacia Torres, que no sólo no eludió la Justicia sino que, al entender de los jueces, colaboró con la búsqueda de la verdad por el hecho de entregarse horas después de cometer el homicidio.

Por otro lado, el tribunal consideró clave el testimonio de la hijastra del homicida para considerar demostrado que Torres no actuó bajo emoción violenta, como pretendía la defensa. La hijastra dijo en el juicio que el día del asesinato Torres había preparado la escopeta con la que luego le disparó a Natalia y había dejado el arma en el sillón del living de la casa.

Repudio

Una de las primeras personas en referirse a la sentencia fue Martín Apaz, dirigente de Devenir Diverse, quien dijo que desde esa agrupación “no están conformes” porque la mayoría de los testimonios que se escucharon en el juicio dieron cuenta de “la discriminación que sufrió ‘Pepa’ toda su vida”, demostrando que no se puede descontextualizar el crimen de la condición sexual de la joven.

A su turno, también difundió su parecer Leticia Celli, candidata a viceintendenta por el Frente de Izquierda, quien dijo: “Esta Justicia ha demostrado una vez más ser patriarcal, machista y homo-lesbo-transfóbica”.

Desde la querella Natalia Milisenda, abogada de la causa expresó “hemos tenido que hacer un trabajo enorme para desmontar prejuicios muy instalados a nivel social y lo hemos logrado. El esfuerzo probatorio hecho para quitar cualquier referencia a los estereotipos de las mujeres masculinizadas permitió correr del debate algunos conceptos que nada hubieran tenido que ver con el asesinato de Pepa”.

Asimismo agregó “consideramos un avance positivo aunque insuficiente esta Sentencia ya que valora e incorpora la discriminación sufrida por Pepa y el rechazo que su relación provocaba en la familia de Daiana.”

A su tiempo Esteban Paulón, Presidente de la FALGBT agregó “este caso marca un antes y un después en materia de discriminación y su penalización. La muerte de Natalia – y la visibilización que su familia ha hecho del caso – muestra claramente que la discriminación mata y que es urgente la sanción definitiva por parte del Senado de la Nación, de la ley de penalización de actos discriminatorios, para que sea una verdadera herramienta contra la discriminación.”

César Cigliutti, Presidente de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA) dijo que “Frente a estos fundamentos de la sentencia, desde la CHA reivindicamos el trabajo de Natalia Milisenda, abogada de la familia Gaitán. Lo que sucedió durante este juicio es novedoso y sienta muchos precedentes, tanto en los testimonios como en los fundamentos de la sentencia. La justicia de Córdoba en estos fundamentos, documenta la lesbofobia del asesino, Daniel Torres y la de su mujer, Silvia Suárez. Una de las cosas que resaltamos es la valentía de los testigos, como la madre de Pepa Gaitán, Graciela Vázquez, que se expresa siempre orgullosa de su hija lesbiana”.

Pedro Paradiso Sottile, Secretario y Coordinador del Área Jurídica de la CHA afirmó que “Los fundamentos de la sentencia reconocen la discriminación que todavía existe hacia nuestra comunidad, que muchas veces se refleja en los crímenes de odio en base a la orientación sexual e identidad de genero de las personas. La lesbofobia debe ser condenada en un fallo ejemplar, para dar un mensaje contundente al respeto de los Derechos Humanos, la libertad y la igualdad”.

Alejandra Portatadino activista de la (CHA) que está en Córdoba sostuvo que “la secuencia de los hechos, sumadas a las grandes contradicciones vertidas por los testigos que fueron preparados por parte de la defensa del asesino, pusieron al descubierto y no dejan ninguna duda el verdadero motivo del asesinato por odio. En los fundamentos de la sentencia se hace referencia a la discriminación“.

Para Diego Trerotola, “sabemos que la lesbofobia explícita sigue siendo invisible para mucha gente, y este juicio mostró las formas en que funciona, y las consecuencias que puede tener, la discriminación por orientación sexual, identidad o expresión de género.”

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment