Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » .resaltado » Las chicas tienen un “Plan V”

Las chicas tienen un “Plan V”

Por Likas Darko – (SentidoG.com)

Elenco de Plan V

Me la juego entera que van a hablar de la mandarina. Es que estoy por entrar a ver una obra dirigida por Maruja Bustamante que se llama “Olor a pobre”.

Ahí actúa Sofía Whilelmi, quien junto a otros talentos hacen de esta una obra muy divertida y con una linda bajada para toda la solemnidad del mundo “artie”.

Aplauso. Espero a las chicas. Lorena Romanin: ausente con aviso.

Maruja, Sofía y Lorena son las creadoras de la serie “Plan V”.

Esta es la primer serie lésbica argentina hecha para internet. Las dos temporadas se pueden ver online. En la charla las chicas me cuentan que el público es 50% argentino y 40% español. Me hablan de la repercusión en el interior de nuestro país, de la identificación de quienes la miran.

Las veo y se nota que tienen “la concha bien puesta” para lograr lo que hicieron. Y me gusta decirlo así. Me gusta decir la palabra “concha”, suena chocante, con esa N acentuada y esa cara del que la escucha. Capaz tendría que decir: “Con los ovarios bien puestos”, pero no, me quedo corto. Hay que ver todo el esfuerzo que hicieron. Aparato reproductor (y de goce) entero.

Muchas conchas. Conchas poderosas. Conchas hermosas. Conchas talentosas.

Cultura de una nueva forma de ser mujer

Casi terminando la charla hablamos de los íconos de la cultura lésbica.
La pregunta desencaja un poco. Si bien es tarde y las chicas están cansadas, sale a la luz algo sabido. La cultura del puto tiene muchas más referencias: actores, directores, canciones, obras, comidas, mascotas, etc. se pueden llenar hojas. Si bien la tradición torteril tiene sus grandes baluartes, en comparación, es una lista escueta. Más aún si se lo mira desde una visión lejana a la cotidianeidad de este hemisferio del mundo gay.

Me nombran a Sandra Mihanovich y a Juliane Moore, pero claro, no dejan de ser referentes contemporáneos. Nombramos a la Pizarnik, oscura y bella Alejandra.

Series como “The L word” y “Sugar rush” en tv y “Chica busca chica” en internet son el puntapié inicial para que Lorena y Sofía comiencen a gestar su plan. Si bien se identificaban con estas, es claro que hay cosas que vive una chica lesbiana en Londres que poco tienen que ver con una de Ciudadela.

Madre y madre buscan partera: Maruja Bustamante.

Criatura de crianza compartida con ahora tres madres directoras, escritoras y actrices. Cantidad de tixs actuando cumpliendo un rol fundamental en el crecimiento de este nuevo ser. #FamiliasModernas.

Las chicas solo quieren pop

Al momento de encarar el “como contarlo” se remitieron al “pop latino”, climas como los de las fotos de Marcos López. Un estilo superficial.

No querían caer en la lesbiana sufrida ni en la militante. Evitar lo solemne.

Y con este código superfluo se metieron en las computadoras de gays, lesbianas, osos, trans, heteros y demás. Yo lo nombré como una “militancia amable”, es que los que vimos la serie entramos al mundo de “las lesbianas” y asumimos mas empates que distancias.

“Es como una versión de ´Montaña rusa´ pero solo para chicas donde Nancy Dupláa en lugar de besarse con Gastón Pauls lo hace con: (gritito a coro) BETINA O´CONNELL”

Dejan bien en claro que nunca hubo falta de compromiso. También asumen que la mayor reticencia vino de un sector de las mismas lesbianas que lo veían como algo estereotipado. Pero en si es eso, permitirse jugar con los clichés que todos somos.

En lo personal me resulta mucho más violenta la visión de otros productos en general sobre el “lesbimundo”. Las ponen o como una machona sin modales ni refinamiento o se van al otro extremo poniendo a dos perras chapando, todas imágenes para divertir al hetero-macho promedio (entiéndase tal como un ser femenino y/o masculino).

“Las chicas (y chicos) de ´Plan V´ son gente común que encontrás en la calle y que vive lo mismo que uno” y juntos reforzamos esto de que la tele actual muestra modelos de vida irreales. Cuerpos irreales, bellezas hechas en computadora, no, no da. Todo esto es un semillero de traumas e inseguridades. Eso sí es real.

Yo tengo un “Plan V”

Internet como un medio donde “lo hacemos y lo subimos” dio luz verde a la difusión. Está más que claro que los canales de aire no se jugarian tanto con un proyecto así.

Me parece una pelotudez esa postura derechosa y católica de los medios. Entonces, nos inventamos nuestros propios medios (canales 2.0, fanzines, artzines, ciclos, etc.).¡TOMÁ!

La serie es respetuosa, cómica y apunta a sectores de la sociedad que necesitan (merecen) contención. Las chicas me comparten los comentarios de muchas otras chicas que se vieron reflejadas, que se sintieron acompañadas siguiendo las vidas de los personajes.
Esto de llegar al interior, Chaco, Jujuy y que las esperen en la terminal, las vayan a ver en sus otros proyectos y felicitarlas por la tira. Frutos.

Lo repito: militancia amable.

Y  no es solo una movida del amor chica-chica. Es algo que colabora con la causa Queer, con la integración más allá de las elecciones sexuales, porque esto es amor, buena onda, comprensión. Esta bien ser como cada uno es y elige ser. Eso es lo que trasmiten. Eso es lo que leo yo como receptor. Humano.

Ni hetero-fachismo ni homo-fachismo está permitido en este plan de vida.

    Música para almas rotas

Las chicas tuvieron que remarla fuerte.
Hacer fiestas para conseguir plata, garronear locaciones. Emprender esto movidas sin la guita necesaria implica el triple de esfuerzo. Pero claro, ahí aparecen las personas, lugares, herramientas que se copan. Casa Brandon presente <3.

Y entre esas situaciones “mágicas” apareció el tema musical:
“y este corazón en reparaciones.
Disculpe las molestias
Estamos trabajando para usted”

Laika es pequeña, frágil y de repente emana este tema. Perfecto.

“¡Miren! una torta”

Cuando la serie empezó a hacerse conocida apareció la opinión de los periodistas. Ponele…

Todas las entrevistas se centraban más en la vida de Lorena y Sofía que en el producto. Les preguntaban como era la convivencia (de lesbianas), porqué discutían (las lesbianas), como era un día típico en su vida (de lesbianas). Indgaban sobre lo dificil que pudo ser para ellas asumir su identidad. Cuando Betty Elizalde le preguntó esto a Sofía, ella contó que al haber crecido en un medio artístico, con amigos y amigas gays, no le costó tanto. A lo que Betty: “al final van a pensar que todos los artistas somos promiscuos”. ¿O sea?.

Las llamaron de un programa de radio para que se besen delante de ellos. ¿O sea?

En la serie las cosas que se dan de modo natural. Las chicas se casaron mucho antes que salga la ley de matrimono igualitario por ejemplo. Hay un personaje trans y nadie lo acentúa.
Un reclamo pasivo que muestra como se convive armónicamente con todas estas situaciones. Reflejar una realidad que ya debería ser común y corriente.
Seguro esto obedece a que este universo que ellas crean está bien lejos del accionar de empleadxs públicos como el que les toco cuando fueron a concretar su unión civil:

“Igual miren que siguen siendo solteras” les dijeron.

En “Plan V” las cosas estan naturalizadas. No se acentúa, mucho menos, lo negativo.

Conchas.

Tomando sus propias palabras (bah, letras ya que fue de una nota del suple “SOY” donde lo leí) paso a definir sus conchas:

Lorena: Una concha naranja. Jugosa y feliz de que Lore hable de las demás conchas que conocen. Una concha orgullosa de que la nombren en voz alta y sin vergüenza.

Sofía: Nada de “eso no se toca”, nada de ponerle nombres raros como “Pepa”. Claramente esta “Pepa” no necesita ningún “Pepe”, esta bien acompañada y sino, solita bien se arregla.

Maruja no escribió entonces. Le pregunto y me da varias teorías sobre su concha. Me las reservo para lo que marcó el fin de la entrevista entre mis risotadas y las risas hermosas de ellas dos.

Maruja y Sofía vuelven a su mundo de “Olor a pobre”.

Salgo a caminar.

Unos pibes cruzan Corrientes y se ríen de una chica trans que (bien vestida, nada provocativa) va caminando.

Ella se ríe como burlandose del intento de ofensa.

Ellos se ríen, seran unos cinco. Ahí seguro hay un come-travas, un puto resentido, un drogón, uno que nada que ver y otro que se debe reir para no quedar afuera.

Antes de llegar al depto (me mudé, ¿les conté?) grito bien fuerte la palabra “concha”, justo pasan los basureros y se me cagan de risa.

Me siento un pelotudo. Uno muy contento.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment