Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » Suplementos » Cultura Queer » Ají picante en la boca, el culo y en las ideologías.

Ají picante en la boca, el culo y en las ideologías.

Por Lucas Darko – (SentidoG.com)

Aji Nº 1

Aprovechando que Leandro el director de Ají está en Baires arreglo una entrevista.
Quedamos en vernos en el bar del Bauen, voy y resulta que hay dos Bauen, uno sobre Corrientes y uno sobre Callao, lo llamo y tengo mal su número. Yo tengo agendado el prefijo 2091 pero años de laburar en callcenters me da la pista que en realidad es 2901, lo llamo y me dice que está llegando al de Callao. Me siento un groso por mi accionar detectivesco. A los 5 minutos me siento un boludo.

Cuando conseguí el primer número de la revista lo que más me sorprendió fue que el factor gay estaba mixturado con bocha de temas sociales, de protesta y denuncia. Una genitalidad que rompe culos y estructuras vetustas con olor a naftalina opresiva. Y deja picando.

Revista Ají:

Cuando le pido que me presente la revis como si fuese un amigo, me dice que es eso mismo, un amigo.

A la isla (Ushuaia) llega todo tarde. Había que generar movidas para contactarse, entre ellos, entre ellxs y el afuera, entre todxs. Había (hay) causas urgentes que comunicar. Había (hay) situaciones inmediatas que requerían (requieren) acción y visibilización. Unirse y comunicar(se).

El primer número nace con contenidos de militancia social e identidad sexual. Conviven en sus hojas los reclamos por una vivienda digna y la situación de quienes habitan un DNI incorrecto.

La revista a medida que fue avanzando jamás perdió esto de cultura queer, militancia social y arte.
Esta es parte de un colectivo: el colectivo Ají. Este es un grupo bien amplio que no se rige por estatutos ni reglas. La premisa acá es difundir sin miedo, dar espacio.

Accionar sobre las causas comunes y urgentes.

Cuando pregunto por el arte me habla de algo que TRANSforma desde la emoción. Cuando indago sobre su labor artística me dice que él no es artista, que él es quien organiza. Disiento. Para mi el laburo que hace es todo un arte.

El arte como algo guerrillero, una bella voz de protesta, incomoda a veces, sutil y revolucionaria en las mas. En Ají el arte puede relajarse y ser quién siente, no tiene que meterse en la rigidez careta de lo gacetillable y exclusivo de galerías ultra snob.

AJÍtamos: Un periódico mensual que se reparte en las ciudades australes.

Un fanzine.

Un medio de comunicación. Un arma poderosisíma.

AJÍtamos. El periódico patagónico por la diversidad de voces.

Este blanquinegro surfea cuestiones culturales, cooperativismo, militancia social, proyectos auto-gestivos.
Lo leo y paso de un casamiento igualitario a la lucha de los pueblos originarios, no sin antes saber de la marcha por los pibes del pueblo. Esto pica.

Esto es “cultura Ají”

Y en este punto pregunto porque hoy en día habiendo tanta 2.0 gratis, rápido y a la mano eligen el papel.

Si bien hay algo de fetiche es cierto que el papel, hoy en día que tenemos tan al alcance los medios a traves de internet, cobra un valor distinto. Lo artesanal acapara otro tipo de atención.

Homenaje de Aji al Eternauta

Veamos: AJItamos lo arman en Río Grande, de ahí se mailea a Baires donde se materializa. Un camión recorrre toooooooooooooooda la Patagonia para que luego una balsa lo lleve a la isla y desde ahí se distribuya.
Un chico en Punta Arenas lo sabe. Lo aprecia. El hecho que sea en papel tiene otro simbolismo especial.
Cualquiera en cualquier punto del país, lo aprecia, lo descubre.

Y claro para llegar el resto del país, de latinoamérica y el mundo: la Web.

Ají es un espíritu libre, en constante movimiento.

Al igual que el anarquismo que hace 100 años fundó la F.O.M. (Federación Obrera de Magallanes) esta es una vibra que se anima a dejar todo atrás para volver a empezar una nueva vida.

El festival los (nos) reune para crear una comunidad más justa, compartida, informada y de acción. Acá la distancia juega como ventaja, reunirse en un ámbito no tan viciado. Un lugar desde donde empezar de nuevo y extenderse y crearse y compartirse y revolucionarse y amarse.

El primer festival se centró en las identidades sexuales, el segundo en la tierra (los asentamientos) y ahora el tercero, a realizarse la primer semana de Enero de 2012, tendrá como base la soberanía alimentaria.

A ver, cada región debería consumir los alimentos que le corresponden geográficamente, comer en base a su zona. Si así fuera los isleños deberían acceder al cordero (patagónico por marketing) y al salmón. “Deberían” es un condicional de la tercera persona del plural, ¿mejor explicado? Tanto el salmón como el cordero (patagónico, sobre un colchón de finas hierbas tan verdes como los dolares de los extranjeros) son “for export” o “for los patrones”. Al pueblo, las sobras.

¿Qué onda los patrones que lo ven todo desde el norte? ¿Patrones de qué? ¿patrones de conducta?

Patrones de mierda.

Andá espiando: http://ajifestival.blogspot.com/

A esta trilogía se le suma la radio: ajitamosenlaradio.blogspot.com

¿A quién le pica este Ají?

Pica en el sistema, en la burguesía dominante, patrón, jefe, el que se quiere hacer el jefe.
Pica en la careteada.
Le tiene que picar al que aspira al gay como un negocio.
Le tiene que picar a quienes generan todo de lo que habla AJÍ.
Le tiene que picar a los que hacen que nosotros seamos: los marginales, los pobres, los que viven fuera del sistema (su sistema), los que pretenden otra cosa.

“Estamos descubriendo nuestro espacio dentro de la sociedad, dentro de la militancia” dice Leandro. Digo yo.

Ser puto federal:

Ser gay mas allá de la capital nacional

Marlene Wayar en portada de Aji

¿Cómo es eso?
Y Leandro me dice que es algo que jamás se planteó, qué quienes se acercan al colectivo llegan con una mentalidad abierta donde la sexualidad no es tema de controversia.
¿Y en el resto de la isla?
Y en el resto de la isla es como en el resto del país, todavía hay mucho prejuicio.La diferencia en las grandes ciudades es que entre tanta gente uno se pierde.

“Son situaciones que la ley de matrimonio igualitario no va evitar” dice.

Y ante el queopinasvosdelaley me dice que si hubiese sido senador la votaba a favor y que acompañó los movimientos por esta sanción. Que está bueno que se casen. Así podemos reconocerlos, retruca.

¿Ley de identidad de género?

Acompañar. Su opinión se va formando a medida que acompaña y escucha. Ají da voz, no tiene opinión editorial. Ají acompaña las cuestiones de necesidad urgente que se le van cruzando al andar este camino desde el punto más austral del continente. Nada de pechos fríos. Este pimiento calienta el alma toda. Caliente.

“No pasa nada con ser gay, el tema es como convivimos con la comunidad siendo gays”.

Leo, vibro, siento Ají: Pijas duras que no se bajan a garrotazos (represores). Impotencia más que fálica, del alma. Conchas humedecidas de placer y ojos humedecidos de impotencia. Tijeras lésbicas que cortan cadenas. Waskazos que fecundan lucha y voluntad. Gestar entre todos, auto-gestar una nueva sociedad. Nueva, justa, fresca, propia, picante. Todos, todas, todxs.

Ser libertarios.

La palabra “anarquía” baila muchas veces los temas que suenan en la boca de Lean. Investigo un poco más.

Me habla de un anarquismo no ortodoxo, de no enghetarse, de TRANSformarse. Esto mismo que hizo la F.O.M hace 100 años: trabajar con todos los factores de la comunidad.

Se re-define mas que anárquico: libertario.

“Todo aquello que quiera romper, salir del sistema y crear a través de lo colectivo, comunitario”, así define lo libertario.

Que un gran porcentaje de la isla no tiene agua. Que los que van a trabajar, a servir en lugares cinco estrellas viven hacinados por la falta de vivienda, y con el aguante del essoloporunaño hace años que lo padecen y la invitaciòn a militar y el essoloporunaño otra vez.

El polo económico crece. Las oportunidades de empleo crecen. Las crisis aparecen. La voz debe contarlo todo. La voz se transforma en acción. Visibilizar.

“Acompañar los movimientos que son como la revis: horizontales, anárquicos, cooperativos, libertarios. No partidos políticos. La mayoría no votamos. No creemos en el estado”.

Picar.

Ser independientes.

Independencia según Ají:
NO estar atado a ninguna asociación civil, partido político, coorporación, fundación, federación, etc.
SI ser conscientes de que dependemos del otro, de la comunidad.

La independencia también me la plantea como esto de no estar atados a ellos mismos, permitirse el error como camino de conocimiento, permitirse cambiar. Crecer. Mutar. Acompañar. Compartir.

Actualmente revista Ají es parte de la asoiación de revistas culturales independientes de Argentina. Junto a revistas como THC, Barcelona, MU, El Teje, etc.
Unirse para abaratar costos, consensuar, evitar hegemonías de otros nefastos medios.

Unir. Crecer. Compartir. Acompañar. Comunicar. Visibilizar. Dar espacio. Picar.

Ser Sur.

Bastión de toda esta cultura hay: Casita Ají.

Funcionamiento itinerante y libre. Muchos días de corrido haciendo lío, otros de descanso y de nuevo a la actividad.

Desde reuniones de veganos, juntadas de amigxs, ciclos de cine, central de las marchas por la legalización de la bella planta canábica, juntada los 24 de Marzo y todo lo que surja. Lo urgente como por ejemplo: ser felices. Algo básico y muy urgente.

Acá nada se comercializa, cada uno lleva su comida y bebida. Antes las reuniones eran en la YPF, y ahora, con el aporte de toda la fauna le pagan el alquiler a Marta (una señora muy copada que visita la casita)

Ser.

Ya la cerveza murió y los manís (que nivel, no dije “maníses”) llaman a una segunda. Pero las casi tres de la tarde y todo lo que falta del miércoles sabotean la idea.
Intercambio de camisetas (WASKA por Ají, Ají por WASKA) y la charla sigue.

Yo laburo en un callcenter y todo mi discurso habla de la libertad y de seguir lo que uno siente. Pero claro a veces para llegar hay que agarrar por la calle de las contradicciones. Lean me habla de su laburo y de sus propias calles. No puedo juzgarla yo, él sabrá como encaja esto en sus proyectos, o para qué. Si hay algo claro es que si alguien está metido en la bosta tiene dos opciones: transmutarla en oro o resignarse.

Ají es oro.

Quedamos que la próxima será una birra en la isla, me voy a tomar un café con leche al bar de la revista Mu (el mejor café, posta) y ya la cabeza me entra a caminar. Correr. Picar.

Mis causas urgentes. Las causas urgentes.

El sol se me incrusta en la vida mientras camino y pienso que hace dos meses no me corto las uñas.

¿Como salvar al mundo? ¿como salvarme a mí mismo (sobretodo de mí mismo)? ¿querrá el mundo que yo lo salve? ¿mi discurso y mi acción? ¿donde mierda se puede comprar un corta-uñas en esta puta ciudad?

Youporn.

Luego pensaré todas las respuestas.

Aviso: joven entrevistador que publica todos los viernes en web queer y laburante de callcenter busca habitación para alquilar a partir de Octubre. Bonito y bien llevado, sin mascota ni novi@ (pero sin con auriculares y muchos ex). Cualquier dato preguntar por Lucas Darko. Gracias.

¡Ya salió Ají 5!

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment