Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » Internacional » Europa » Israel concede por primera vez la ciudadanía al cónyuge no judío de un matrimonio gay

Israel concede por primera vez la ciudadanía al cónyuge no judío de un matrimonio gay

Jerusalen – (Dos Manzanas)

Tras la negativa inicial, y ante la amenaza de una demanda judicial, el Ministerio del Interior israelí ha concedido la nacionalidad a Bayardo Álvarez, esposo de Joshua Goldberg. Se trata de la primera vez que en virtud de la denominada ley de retorno, que reconoce la ciudadanía israelí a cualquier judío (con independencia de su lugar de nacimiento) y a su cónyuge (sea o no judío), se aplica a un matrimonio homosexual.

Goldberg (judío) y Álvarez (no judio) son dos ciudadanos estadounidenses casados en Canadá. Decidieron acogerse a la ley de retorno y establecerse en Israel, algo que en principio no debía resultar problemático, ya que el estado de Israel, aunque no celebra matrimonios entre personas del mismo sexo en su territorio, sí reconoce los matrimonios de sus ciudadanos celebrados en aquellos lugares en los que es posible, como Canadá o España.

La pareja inició los trámites en enero. Ya en febrero fueron conscientes de que el Ministerio del Interior no parecía dispuesto a darles una respuesta. Finalmente, la pareja se presentó en junio en Israel. Goldberg recibió inmediatamente la ciudadanía, pero a Álvarez se le denegó, pudiendo acceder solo a un permiso de residencia provisional. Finalmente, y ante la amenaza de recurrir a los tribunales, en agosto las autoridades cedieron y concedieron también la ciudadanía a Álvarez.

“Se trata de una gran victoria para la igualdad de derechos entre las parejas del mismo y de distinto sexo”, ha declarado Nicole Center-Maor, la abogada de la pareja. Según una portavoz del Ministerio del Interior, sin embargo, la decisión no supone necesariamente que en otros casos similares el resultado vaya a ser el mismo.

Matrimonio homosexual en Israel

Israel no permite la celebración de matrimonios civiles: las confesiones religiosas son las únicas autorizadas a celebrar bodas. Si una pareja heterosexual israelí desea contraer matrimonio no religioso, debe hacerlo en el extranjero, y luego solicitar su registro en Israel. Solo desde 2008 existe la posibilidad de que dos ciudadanos de nacionalidad israelí, y siempre que ambos no sean considerados judíos según la Halajá (ley mosaica), puedan contraer matrimonio no religioso en el propio país.

En 2006, cinco parejas gays de nacionalidad israelí, también casadas en Canadá, solicitaron ver su matrimonio reconocido en Israel. Finalmente el Tribunal Supremo de ese país les dio la razón y obligó a la administracióna registrar sus matrimonios. Se da así la paradoja de que, mientras que Israel no celebra matrimonios entre personas del mismo sexo en su territorio, las parejas casadas en el extranjero sí son reconocidas.

Con independencia de lo anterior, la legislación israelí sí otorga a las parejas del mismo sexo que acrediten su convivencia diversos derechos.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment