Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » .resaltado » La polémica maternidad de Flor de la V

La polémica maternidad de Flor de la V

Buenos Aires – (El Guardián)

Flor de la V y sus mellizos

La actriz y cómica presentó a sus dos bebés, concebidos en Estados Unidos, y se generó un debate que dejó al descubierto el pensamiento retrógrado y discriminatorio de quienes se oponen a que una travesti tenga hijos.

La polémica puede tomar muchas formas. Pero hay una constante. Cada vez que se habla de maternidad subrogada emergen prejuicios y chicanas como argumento de discusión. ¿De qué otra manera tomar si no las palabras del periodista Samuel “Chiche” Gelblung y de su colega Guillermo Blanc al referirse a los mellizos de Florencia de la V? El encargado de comandar las mañanas de Radio Mitre disparó al aire: “¿Qué les va a decir a sus hijos cuando se bañen? Le va a tener que explicar por qué tiene un pito”.

Y remarcó, como si hiciera falta y con un afán fálico importante: “Ella no tiene disforia sexual, ella tiene un pito”. Blanc, en tanto, también subrayó el sexo biológico de la vedette, que –en tiempos de igualdad de género– hay que decir que se llama Florencia Trinidad, según consta en su DNI. “Madre no es, porque ningún hombre puede ser madre; en definitiva, es un hombre que ha tenido una elección sexual y por lo tanto tiene sentimientos, que yo los valoro porque son de persona de bien hacerse cargo de dos criaturas, y sé que lo va a hacer muy bien”. A esas opiniones hay que sumarle el modo discriminatorio que tuvieron los periodistas de la Agencia Nova Chaco, que eligieron un título deleznable para dar a conocer la noticia: “Nacieron los hijos del trolo chaqueño Flor de la V”, titular que motivó todo tipo de rechazos y hasta un comunicado del Inadi al respecto.

La primera pregunta que surge al leer los dichos de “Chiche” Gelblung es si es necesario que un hijo se bañe con sus padres.

La respuesta la brinda la licenciada en psicología Silvia Jadur, y es de una contundencia pasmosa: “No es conveniente que los padres se bañen con los hijos”. La profesional es autora de la trilogía Así fue como llegaste, que abarca la temática de la concepción. Sin dudas, es una especialista en la materia, y opina: “Los niños tienen derecho a conocer su origen procreativo.

Una forma es que le cuenten la historia de amor de la pareja, cómo se conocieron. Hay que desdramatizar las situaciones de la realidad de la vida y también la diversidad en el origen procreativo. Lo más importante es que el niño fue deseado y querido independientemente del objeto sexual de los padres. Hay que naturalizar las historias de vida”.

Si la licenciada Jadur estudió y se perfeccionó durante años para avalar su opinión, el periodista Guillermo Blanc eructa palabras con velocidad. Lo más triste es que lo hace en los medios, con acceso masivo y penetración directa en cada casa. Y también aconseja cómo tratar a los hijos en materia de concepción: “A los chicos hay que explicarles que no nacieron de una manera natural, sino que lo hicieron a través de una inserción de la medicina que le da la vida. No es normal que vayan al colegio y digan ‘yo tengo dos padres’”. Y agregó: “La palabra ‘madre’ es femenina, por lo tanto se puede cubrir ese rol, tantos hombres se han quedado viudos, separados e inclusive se hicieron cargo de sus hijos, ocuparon los dos roles, pero no tienen problema en explicarle al hijo que vinieron de una mamá, pero en este caso los supuestos hijos vinieron por una creación natural de la medicina”.

Dijo supuestos.

Está de moda El alquiler de vientre aún no es legal en la Argentina. Quienes deseen hacerlo deberán viajar a Estados Unidos y gastar alrededor de 120 mil dólares para concebir con vientre subrogado. Elton John y su marido, David Furnish; Ricky Martin, Michael Jackson y Miguel Bosé son algunos de los varones que optaron por esta modalidad para convertirse en padres. Pero no es sólo una opción relacionada al universo homosexual.

También hay parejas heterosexuales que eligen alquilar un vientre. Claro que ellos no despiertan controversia ni generan polémica a su alrededor. Entre los famosos se cuenta a Sharon Stone, a la pareja de actores compuesta por Sarah Jessica Parker y Mathew Broderick, a Nicole Kidman y Keith Urban. La actriz Angela Basset, casada con el actor Courtney Vance, fue un paso más allá. Luego de recibir a sus gemelos Bronwyn y Slater, declaró: “Jesús fue concebido por María, que fue una madre sustituta, así que tener hijos por esa vía es una bendición”. Fuerte, pero ni así se despierta la polémica de una manera tan evidente como lo hace el hecho de que dos personas del mismo sexo se decidan a ser padres por esta vía. En la Argentina, los exponentes más famosos son la mencionada Florencia de la V y el mediático empresario chocolatero, productor, actor, patovica y etcéteras varios Ricardo Fort, también padre de mellizos nacidos en Estados Unidos.
Esteban Paulón, secretario general de la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales (Faglbt), se manifiesta: “Estamos a favor de que se legisle la maternidad subrogada. Es una alternativa para los matrimonios de varones.

Sabemos que hay un proyecto de ley para que sea accesible para todos y no sólo para los que pueden viajar al exterior. Se hace foco en este caso por lo que genera el personaje de Florencia de la V, que por otro lado es bastante improbable que haya sido donante de esperma, y eso es algo que atañe a todas las chicas trans, que por los tratamientos que hacen pueden quedar estériles. Igual no es el eje de la cuestión”.

Es que, por si fueran pocos prejuicios, el diario Libre publicó en su portada que el donante para el nacimiento de los mellizos Paul Alexander e Isabella fue la propia Florencia. Sí, leyó bien. Publicaron eso.

Casada con Pablo Goycochea, el matutino hizo un despliegue con esa elucubración sobre el origen de los espermatozoides que concibieron a los niños.

Más allá del disparate médico del asunto, la noticia rebotó en varios medios, que no dudaron en subirse al tren del esperma anónimo y desparramar la improbable versión, que consumió minutos de aire televisado y litros de tinta publicada. Al margen de la improbabilidad de esa extraña versión, detenerse a evaluar si Florencia de la V aportó o no el esperma en el alquiler de vientre es de un nivel altísimo de ignorancia y discriminación.

Mientras que la ley avanza a pasos agigantados en lo relativo a la igualdad de género, algunos sectores de la sociedad permanecen anclados en prejuicios y consideraciones arcaicas.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment