Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » .resaltado » Diana Maffia: feminismo, trata, consumo y aborto

Diana Maffia: feminismo, trata, consumo y aborto

Por Lucas Darko (SentidoG.com)

Diputada Diana Maffia

Diana Maffia: Diputada de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, doctora en Filosofía de la UBA con una tesis sobre “Género, subjetividad y conocimiento”, docente de “Gnoseología” de la Facultad de Filosofía y Letras (UBA) y de “Epistemología feminista” en la Maestría de Estudios de Género de la Universidad de Rosario, investigadora del Instituto Interdisciplinario de Estudios de Género de la Universidad de Buenos Aires, autora de numerosas publicaciones.

Diana Helena Maffia, segunda de cuatro hermanos, cuenta con mucha picardía en su blog su historia. Picante ya de pequeña, desde su primer repudio a las monjas mercedarias, su era hippie (aún bastante vigente) y su descubrir compañerxs de ruta, ahí narra anécdotas y acontecimientos en los que se reconoce la mujer que tuve el gusto de entrevistar.

Esto no es solo una charla, acá hay acción y sobre todo reacción a situaciones que necesitan atención urgente. Si no piensa accionar después de lo que va a leer, vaya, siga mirando tele por favor.

 

“Ser feminista es una posición política”

Diana se para en tres enunciados para hablarme del tema:

1- Empírico: En toda sociedad las mujeres están peor, el 98% de los medios de producción está en mano de varones (incluso la tierra), según la OIT (Organización Internacional del Trabajo) la brecha salarial es del 30 al 40% y la paridad en 400 años aprox. Los índices de violencia indican que el 80% de las víctimas son mujeres (y los varones víctimas, lo son de otros varones). Datos claros, ¿no?

2- Moral: Ser feministas implica que nos parezca mal esta desigualdad.

3- Político: Hablamos de asumir un compromiso práctico, hacer. Tiempo, voluntad y talento para revertir la situación.

Uno puede ser un igualitario abstracto, decir que somos todos iguales cuando en el ejercicio no es posible. Como si uno se dijese ecologista y no hiciera nada por el medioambiente.

Hago un poco de pensamiento introspectivo ¿cuánto hago?

– ¿Es necesario ser mujer para ser feminista?
– No

Diana tiene un mantra que repite con esa voz pacífica pero no por eso menos contundente: “Cuando una mujer avanza el hombre no retrocede”.

Si se desplegara la potencialidad (toda) de la mujer el cambio en el mundo sería enorme. La mujer multiplica, esto puede intimidar al hombre. Pero no tiene porqué ser así.
En lugar de pensar el poder como un lugar cerrado donde si otrxs entran queda menos espacio para los nuestros, si en lugar de pensarlo así, se lo piensa como empoderar al otro, dar poder a los sujetos que estamos representando, este poder multiplica, abre iniciativa, participaciones. Tomen apunte los que tienen que ser nombrados con “o”, esos “los”.

 

¿Qué hacemos con Tinelli?

El rating que venera a la deidad “culo-teta-escándalo” a mí me parece un indicador social, le pregunto cómo plantarnos frente a esto. Su respuesta no me defrauda y se me hace discurso en la rondas de birras entre amigos que vendrán.

Cuerpos no reales, imposiciones del mercado, sujetos como mercancía, todo esto obedece al capitalismo global: Deshumanizado. Se compra, se vende, se alquila, se prostituye, se denigra.
Y claro, el patriarcado sostiene este capitalismo, en cambio el feminismo reproduce gratuitamente la fuerza de trabajo, lo acecha.

Perpetuando su gen hippie me habla del historiador inglés Thompson y sobre esto de trabajar sobre el deseo. Enseñar a desear: lo mejor y de otra manera.
Es que si la explotada la clase obrera, desea eso que hace perpetuar al sistema, se convierte en victima también de sus deseos ¿son esos sus verdaderos deseos?

Reeducar el deseo.

Pienso en mi propio deseo. Mentira, estoy pensando en lo que el sistema instaló en mí, ¿y lo que siento desde la propia visceralidad?, ahora que busco eso: File not found.

 

Rubro 59

Temas complejos, respuestas complejas y repite la fórmula de tres ítems:

1- ¿Previene la trata esta medida? El mercado de la prostitución alienta la trata, es cierto, pero antes de prohibir los avisos no hubo ningún tipo de investigación sobre cada uno de ellos. Me cuenta que en 2009 realizaron una presentación para indagar sobre 600 publicaciones que aparecían sistemáticamente ofreciendo servicios que daban idea de proxenetismo (nuevo plantel, llegaron las bebotas), levantando estos avisos sin antes investigarlos cerró una ventana que muestra una realidad sin haberla interpelado.

2- El lenguaje que se usaba en los mismo era denigratorio, desde ese lado la medida fue virtuosa.
La prostitución no está prohibida, sí lo está el lucro con la prostitución ajena y según Anibal Fernandez el diario Clarín facturaba 1 millón de pesos por mes con esto, se beneficiaba con esa prostitución ajena.

3- Fue realizado por decreto: no era un tema urgente, fue una iniciativa de protagonismo político. El tema estaba siendo tratado en el Congreso y en la Legislatura de la Ciudad, en un ámbito republicano y plural donde todas las ideas están representadas y donde las partes interesadas fueron invitadas a opinar. Así no se legisla, falta de diálogo, sin necesidad, sin urgencia.

Cuando pregunto por estos volantes que empapelan Buenos Aires con servicios sexuales me cuenta que por esto invitaron al Ministerio de Espacio Público a debatir sobre el asunto. La respuesta fue que para ellos el problema era el uso ilegal del espacio público, les daba lo mismo si se publicitaban clases de guitarra o prostitución: “es decir el Ministerio de Espacio Público no analiza el contenido, es decir el Ministerio de Espacio Público es socio de los proxenetas”.

Acción: todos podemos evitar esto que el Ministerio de Espacio Público “no analiza”, la propuesta es que en nuestra ruta habitual, donde veamos estos papelitos, los arranquemos.

http://dianamaffia.com.ar/

 

Yo aborto, tú abortas, ella muere

Cuando pregunto por el tema Diana y Marcela, su asistente que atendió todas mis llamadas, suspiran. En ese segundo entiendo más aún, ellas están de pie y luchan, ellas son mujeres y sienten ese dolor hermanado en todas, yo puedo militar, agitar y difundir, pero nunca voy a entender tan a fondo el tema como ellas.

Los números hablan de 500.000 abortos contra 700.000 nacimientos por año en el país, al ser número manejados en la clandestinidad pueden no ser exactos, ¿hay diferencia entre 300.000 mujeres violentadas a 500.000? No creo.

“Nadie está a favor del aborto, sí estamos a favor de no prohibir, de no castigar a quién lo hace”.

Legalizar para tener al alcance las herramientas necesarias para que se pueda hacer en hospitales públicos asegurando prácticas seguras e higiénicas, evitando la muerte o los daños irreversibles.

Debate ético:

Quienes claman por la defensa del embrión y claman por prohibir el aborto, ¿porqué no claman por las causas que evitarían llegar a esta instancia? Habría que levantar la voz por políticas públicas por una defensa positiva de ese embrión. Reclamemos todxs juntxs por trabajo, salud, educación, vivienda digna, por un acceso igualitario a la cultura, a la participación ciudadana, por todas las condiciones que hacen del sujeto, un sujeto con sus derechos integralmente cumplido, que esto reduzca los situaciones donde un aborto se decida por situaciones socio-económicas.

¿Cuándo se llega a un embarazo no deseado? Cuando falta de educación, cuando no se dan las condiciones para pactar, cuando no hay acceso a los anticonceptivos, cuando hay violencia de género (el miedo es violencia, las palabras pueden ser violencia).
Todas estas son situaciones que se dan cuando hay ausencia del Estado. Un Estado que sólo aparece para prohibir el aborto debe ser denunciado como un Estado hipócrita, un Estado delincuente que falta a sus deberes de funcionario público por omisión al no llevar a cabo las prácticas que eviten llegar al embarazo no deseado.

Cuerpo médico:

El aborto ilegal en Argentina mueve 4 millones de pesos por día contra 35 millones de pesos anuales que hay a nivel nacional para programas de salud anticonceptiva.
¿Se lo repito? Cuatro millones de pesos por día, sería como un cuatro con seis ceros después. Bastante ¿no?

Esto da un indicio de porqué por ejemplo todas las universidades hayan adherido a la campaña de aborto gratuito salvo la de medicina.
Esto da una pista de porqué cuando se hizo la ley de salud sexual y reproductiva todas las asociaciones médicas hayan adherido, SALVO la Asoc. Argentina de Ginecología y Obstetricia que no apoyaba que la anticoncepción esté disponible de forma gratuita en hospitales públicos.

Está claro.

Iglesia:

La iglesia católica no prohibió el aborto hasta mediados del Siglo XIX.
Basándose en el pensamiento aristotélico que planteaba que recién a los 40 días el embrión adquiría su alma (80 en caso de ser mujer, pero este es otro debate), es decir, San Agustín y Santo Tomás reconocían al humano recién a partir de esos 40 días.
La posición actual no es dogmática.

Cuando hay un problema de conciencia la misma teología dice que esta solo está reservada al sujeto que tiene dicha reserva de conciencia.

Pero bueno, estamos hablando de una iglesia que sigue siendo uno de los pocos reductos que limita el ingreso de la mujer, en un mundo donde hay rabinas, pastoras, etc.

Amén.

Artículo 86:

Este artículo del Código Penal dice que el aborto está prohibido salvo en dos casos, dos incisos, en el primero dice: “Cuando esté en riesgo o corra peligra la vida de la madre”.

Madre.

Es decir que desde que se le diagnostica el embarazo, según lo que expresa el código, cualquier condición que la mujer tenga queda reducida a esta otra condición predominante, la de madre.
Por ejemplo, en la provincia de Santa Fe, hubo algunos fallos que solo permitían la interrupción del embarazo si la mujer tenía otros hijos, es decir: si era madre, se protegía el vínculo con los otros hijos. No mujer, madre.

http://www.abortolegal.com.ar/

 

Última pregunta

Tengo enfrente una diputada, me queda tiempo para una sola pregunta. Podría entrar al templo de los periodistas incisivos preguntándole si alguna vez abortó, preguntándole que opinan en su partido, la coalición cívica, sobre sus posturas, si, podría hacerme el jugado. Pero no.
O sea, ¿qué puede importarle todo esto a una chica que en este momento está siendo violentada en una camilla clandestina? Peor, ¿qué puede importarle esto a una mujer que en este momento se está desangrando por haber intentado abortar de manera precaria (agujas de tejer por ejemplo)?
O sea, me chupa un huevo el templo de los periodistas progre, yo quiero saber qué es lo que pasó en el país mientras nosotros estábamos ahí charlando.

 

Última pregunta: ¿Quién aborta?

“Todas las mujeres podemos abortar, no todas estamos en igualdad de condiciones de ser víctimas de muerte”.

Diana me cuenta que en los últimos estudios muchas de las mujeres que lo hicieron se declaran católicas. La religión no ha tenido éxito de prédica en la parroquia y por eso sale a predicar en los congresos (profesionales y legislativos), trata de transformar una obligación ciudadana lo que no logra por compromiso religioso, las mujeres abortan igual.

“Todas las mujeres pueden abortar, pero las víctimas son: mujeres pobres, menores de 19 años (adolescentes que lo hacen probablemente por falta de educación sexual) y las mujeres mayores de 30 que tienen dos hijos, es decir, situaciones socio-económicas, es decir, donde el Estado está ausente”.

Y me viene a la mente un graffiti que hace unos días vi en la calle: “Las ricas abortan, las pobres mueren”.

 

Epílogo Darko: “Si los hombres hubiésemos podido quedar embarazados, el aborto se hubiese legalizado hace rato”.

 

Me despido. Diana es hermosa, esos ojazos azules son solo el preámbulo de lo que ella tiene para decir. Tengo la cabeza a mil.

Si usted sigue acá, si está leyendo, si rehusó el evadirse de esta realidad que expongo, sabida realidad, cambiando a otras páginas, posteando, twiteando, guiñando, si usted sigue acá, primero gracias y segundo: ¿qué hacemos ahora?

El dictamen de aborto se trató en diputados y no proliferó. Me gustaría decir que todos quienes ponen palos para que esto se apruebe son una manga de hijos de puta, pero mire que curioso, incluso mi puteada es misógina, puteo a la madre, a la mujer que los parió, y la trato de “puta”, cuando esto es un laburo, no una ofensa (¡la trata es otra cosa eh! ¡No confundir!).
No voy a decir nada entonces sobre ellos, seguiré comunicando lo que se y charlando con gente como Diana, y aprendiendo a hacer camino al lado de gente como Diana.

Yo acá escribiendo, usted ahí leyendo, ella en una clínica privada abortando en manos de un médico que seguro cambiará de auto nuevamente, otra ella allá lejos (bien lejos de esta linda y católica sociedad que tenemos), decía otra ella allá abortando en su vivienda poco digna, ella allá ahora muriendo, ¿y todo para qué?, para que el hipócrita del cura diga unas palabras emotivas acerca del Dios que representa, un Dios tan bueno que hasta a veces se acuerda de los pobres y les regala unas lindas palabritas de despedida. Y nosotros acá.

Hágame caso amigx que sigue acá, le dejo un par de blogs para que se informe, para que informe a quienes pueden estar en esta situación:

http://dianamaffia.com.ar/
http://www.abortolegal.com.ar/

Yo sigo acá en mi ventana, miro esta nota, es larga, repito cosas, mis errores de ortografía y sintácticos de siempre; pero la verdad, qué me puede eso importar, un acento no va salvar una vida, la información sí, ahora la pregunta que me hago es: ¿querremos realmente saber y hacernos cargo de lo que está pasando?, y ahora que lo sabemos: ¿haremos algo?…

No sé.

Yo empiezo, y te clavó bien fuerte lo que siento (al igual que muchxs), en negrita, subrayado y con una furiosa Times New Roman:

“Educación para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal, seguro y gratuito para no morir”.

 

Trailer del documental: “Aborto clandestino, crucifixión democrática”:

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment