Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » .resaltado » SAUNA, revista de arte

SAUNA, revista de arte

Por Lucas Darko

http://www.revistasauna.com.ar

Para ser sincero, no todos los mortales nos pondríamos a leer una revista de arte. Esto parte de un prejuicio, del creer que no pertenecemos, o que no vamos a saber apreciar la pieza, o de si podremos/debemos decir algo inteligente.

SAUNA es una revista de arte, crítica y reflexiva. Mi primer contacto no fue por la gran amistad que tengo con uno de sus editores, mi primer interés fue por la tapa de su doceava edición donde los seis creadores de este producto aparecen solo con unas toallas en un sauna. Deidades. Los saunos cada vez se me situaban más lejos de los meros humanos, así que a por ellos fui.

SAUNA, un espacio de pensamiento a 110°c.

Para llegar a estas temperaturas tan altas los muchachos no solo se valen de su atractivo físico. Ellos hacen de sus letras lo que parece un sistema de acupuntura, delicado, fino e incisivo en cada incursión. Las críticas que realizan son certeras, tocan las fibras de cada lector. Así se llega a esa temperatura, estimulando el interés por las artes, la ira, la curiosidad, el hambre de conocimiento y percepciones, las ganas, la libido.
Invitan con una imagen provocadora, seducen y luego dan su estocada intelectual con la elegancia y fuerza de un torero. ¡Toro soy!

Dany Barreto, Guido Ignatti, M. S. Dansey, Mariano Soto, Juan Batalla y Charlie Goz.

Colaboran con ellos en el diseño Tomás Tepp, en asistencia Zoe Trilnick Farji y en los guiones del cómic (porque sí, tienen un cómic) la escurridiza Mari Bárbola con quién trate de tener contacto pero todavía no respondió mis misivas.
La revista se da el lujo de a cada número tener invitadxs, nacionales e internacionales que le aportan una adrenalina y belleza que ya va acercándonos a la temperatura sáunica.

 

Desnudez

Históricamente el sauna era el espacio de reflexión de los intelectuales, hablar a calzón quitado.
También está la connotación homo-erótica que conlleva este lugar de reunión.
El uso de la palabra se mece de sauno en sauno, con unanimidad y desacuerdos, uno de ellos me descubre que el término originalmente significa: Purificación del alma y del cuerpo, parecido a lo que sucede con el arte.

Narran los tejes que los llevaron a esta mesa, desde San La Muerte hasta las Spice Girls son nombradxs. Saco en claro que esto es ganas de compartir, no un proyecto económico.
Sin sponsors ni propagandas este juego es libre, acá pueden dar sus opiniones más puras.

Y lo hacen.

SAUNA: purificación del alma y del cuerpo.

 

 

Crítico y reflexivo

Con el correr de las ediciones fueron encontrando su lugar, lo que antes tenía cierta división de tareas hoy rota según interés, geografía o simplemente gracias a la sinergia ya adquirida.
Así también reconocen cuales son más radicales en sus opiniones, quienes se centran más en lo positivo. Me dicen que no van a ir a una muestra cualquiera a decir que es una mierda porque sí, tiene que haber algo, un arquetipo, una aleación de ideas que les interese criticar.

Pienso en lo fuerte, lo dura que suena la palabra “criticar”.

En Sauna IV, no, ellos no la enumeran en números romanos, pero como ya se ha dicho, su erudición y flirteo homo a mí me remite a deidades, seres mitológicos y humanos de la cultura greco-romana, perdón, retomo: En Sauna IV hubo una reseña sobre una muestra fotográfica que abrió el debate. Yo la leí.
Picante y seguro el sauno autor de la misma me dice que dijo lo que pensaba, creía. La intención nunca fue criticar a nadie en particular, sino ir más allá, hablar de un síndrome, una responsabilidad curatorial.

Al número siguiente se publicó la carta con la que había respondido la curadora. Una respuesta con cuerpo, con posición y defendiendo su terreno. Ellos felices al escuchar la voz de alguien que quizás conocen en otra actitud. “Esto es algo fundamental, esto es construir”, si van a demoler es para generar preguntas en la gente, que tengan lugar para responder, accionar, pensar, refutar, abrimos al diálogo.

Solo hablar de “lo lindo”, eso no es para SAUNA. Crecer, sí, eso sí.

110°C: Pienso en lo necesario que es el hecho de “criticar”.

El mundo se permite recibirlos en su vastedad, y con el que vaya viaja el calor mancomunado de todos, tanto es así, que luego de una nota sobre una muestra alemana, los responsables de la misma en su blog al sentirse tocados comentaron acerca de “la revista con seis hombres desnudos en la portada”.
Paupérrima actitud, criticar lo superfluo, ya con ese antecedente puedo imaginarme el tipo de muestra germánica. Paso, me quedo con los seis hombres desnudos de la portada. 111°C para el cronista.

Solo hablar de “lo lindo”, eso no es para SAUNA. Crecer, sí, eso sí.

 

Coqueteo Queer

Plantarse en el mundo del arte con solo una toalla puesta les valió más de una crítica no solo en blogs del exterior sino también el ambiente local. Desde el hecho que son todos hombres hasta esta manera de mostrarse.

Toda la seducción que los editores responsables emanan de cada poro en este ambiente tan caliente no es solo corporal. Si al igual que yo, los críticos se tomaran el, no les diría trabajo porque fue un gusto, el tiempo de leer las ediciones hasta la fecha, notarían que el universo femenino está más que presente y que todo este “coqueteo” sáunico se ve respaldado por lo realmente importante: La opinión clara, precisa y crítica/constructiva sobre cada tópico que abarcan.

Esto es lo que mereció mi respeto e interés por el producto.

El número aniversario cuenta con una entrevista a Bruce LaBruce (si no sabe quién es googlee y deléitese), es más, en la fiesta de cumpleaño que tuvieron, ante un heterogéneo público que iba de galeristas a personas mayores, artistas, actores, directores de museo, periodistas, prostitutas y demás. En esa mixtura proyectaron una película del reconocido director. A sabiendas del material de BLB este evento marido perfectamente lo queer con el arte. Touché.

Ya situados en lo irreverente y kinky tienen un cómic donde viajados en superhéroes se permiten explotar sus alter-egos: Dr Selva y Kid Yarará. Un adulto sexual y un joven culto ó un joven sexual y un adulto culto, todo depende que sauno comande (a pesar de que los guiones salgan de la hidrocéfala cabeza de Mari Bárbola)

 

Sauna, Sauna, Sauna

Este grupo está formado por museólogos, periodistas, ilustradores y un etcétera que NO incluye alguien formado en la “crítica de arte” al modo convencional, los desacartona, les brinda una frescura que si la mezclamos con el intenso calor del sauna debería dar un resultado tibio, pero si hay algo que esta revista no es, es eso, tibia.

Consulto cuanto de social y cuanto de artístico hay en estos ambientes que analizan. Me llevan por la conclusión de que con la profesionalización del arte cada vez hay más de lo primero. El hecho de que el alcance de la obra pasa también por esta misma construcción social que se teje entorno a la misma.
Las relaciones públicas, el manejo las 2.0, los circuitos y contactos: Si no te vendes bien cada vez hay más exigencias para el éxito.

“Hoy en día hay gente que piensa que la obra no está en el producto terminado sino en el proceso. La tensión se traslada a cómo te manejás: Factores como personalidad y carisma”.

Si hay algo que está claro en la revista es que a donde vayan, el quién fue a la muestra o cuanta gente había y demás banalidades, poco interesan al “ojo sáunico”, (salvo si hablamos de cuantos “saunos” tiene una muestra, es decir, cuántos de ellos van a la misma. Aprovecho para informar que si el 23 de Diciembre en la presentación de WASKA #3 yo no tengo “6 Saunos” esta nota va ser editada de modo nada amable).

El panorama actual dice que para vivir del arte hay que estar en el bando de los que viven de becas o el de los que venden sus obras, siendo estos antitéticos grupos limitados en sus cupos: “Cada vez hay más curadores, más artistas, más centros culturales y menos coleccionistas”.

Revistas como esta tratan el tema tan en serio que invitan a que el resto de la sociedad lo haga d manera igual. Crecer.

Dr. Selva & Kid Yarará #5

 

 

Papel fetiche

Aquella vez hablamos de la diferencia entre publicar en la web y el papel, y más allá de todo lo dicho, el número XV me sorprende con la grata novedad que gracias a la ley de mecenazgo todo el material del primer año de SAUNA será impreso.

Interesado en su versatilidad me voy por el lado de las letras y me cuentan del concurso de textos sobre arte. Asombrados y felices por la buena respuesta a la convocatoria esperan a este 29 de Noviembre para entregar el premio en el evento a realizarse en “Fundación Telefónica”: Asistiré.

 

Vestirse. Salir purificado

Algo que me causó gracia es que si no estaban los seis la nota no se hacía, toda la ceremonia que incluyó una madre como la diosa (otra palabra no cabe) de la madre de Guido, una comida y varios tubos de vid procesada fluyó con un descubrir, compartir y reír.

Está claro que esta es una revista de arte, que es un espacio para compartir y crecer y lo más importante, que enfáticamente recomiendo investigar mes a mes.

Tal vez con SAUNA me pasó como con ellos seis, son hermosos, la clase de hombre que si veo en la calle pensaría: “Out of my league”, como a veces nos suele suceder con el arte, pasar por una galería y pensar: “No creo que yo pueda”. Y no, es cuestión de entrar a la revista, leer, nutrirse, animarse, relajarse y hacer. Y no, es cuestión de mandar un inbox e invitarlo a tomar algo.

Las deidades ya no están sacralizadas, andan por la tierra y proponen. Ahora, ¿quién se anima a los 110°c sáunico?

Yo sí.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment