Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » Latinoamérica » Paraguay » Los números rojos del VIH/SIDA en Paraguay

Los números rojos del VIH/SIDA en Paraguay

Asunción (Agencia)

La organización SOMOSGAY reclamó al Estado paraguayo más acción en la lucha contra el VIH/SIDA.

El jueves 1 de diciembre, con motivo de celebrarse el día internacional de la lucha contra el SIDA, la organización SOMOSGAY de Paraguay presentó una serie de reclamos que hacen referencia a la deficiente respuesta que el Estado Paraguayo brinda a la epidemia de VIH.

A partir del lunes 28 de noviembre y hasta el domingo 4 de diciembre, las luces del Panteón Nacional de los Héroes, se mantuvieron de color rojo todas las noches, como recordatorio de los desafíos que aún quedan por enfrentar en Paraguay en cuanto al VIH. Frente a este monumento, el jueves 1 de diciembre se realizó un acto conmemorativo y un conversatorio ciudadano, con la presencia de autoridades. En dicha ocasión SOMOSGAY discutió sobre los preocupantes números en rojo que la salud pública en Paraguay arrastra con respecto al VIH (ver “Datos sobre el VIH en Paraguay”).

Como en toda Latinoamérica, la epidemia de VIH en Paraguay, afecta mayormente a los varones gay. Sin embargo, todas las políticas y campañas emprendidas hasta ahora hacen énfasis únicamente en mujeres embarazadas. Los servicios de prevención, atención y tratamiento no son amigables para los varones y ejercen una alta discriminación contra gays y mujeres transgénero, las personas más afectadas por la epidemia.

 

 

Datos sobre el VIH en Paraguay

El 91% de los varones gay no acceden a servicios de salud: La homofobia hace que el personal de salud sea altamente discriminativo con los varones gay y mujeres trans, expulsándolas de los servicios de salud y dañando seriamente su salud integral.

“0” es el número de campañas de prevención dirigidas a varones gay: El discurso oficial sigue haciendo énfasis en mujeres y niños, lo que hace suponer que se prefiere hablar de vulnerabilidades “políticamente correctas”, cediendo a prejuicios homofóbicos, en lugar de basar sus políticas e intervenciones en ciencia y racionalidad.

97% de infecciones son por vía sexual: A pesar de esta cifra, en Paraguay el desabastecimiento de preservativos masculinos y la falta del preservativo femenino siguen siendo la constante. En el año se compran aproximadamente 1 millón y medio de preservativos, para una población total de 7 millones. Sumado a esto, la distribución de condones está lejos de ser masiva. Basta con preguntarse cuantos de nosotros/as hemos podido tener los condones gratuitamente en el último año.

500% de sobrecosto en medicamentos: Según reveló el informe de la Organización Panamericana de la Salud, el Paraguay gasta hasta 5 veces más en medicamentos para el VIH. Debido a la falta de planificación de las compras necesarias, a la desprolijidad administrativa y la alta corrupción en las adquisiciones, estas sobrefacturaciones han costado vidas de compatriotas que no han podido acceder a los escasos medicamentos en años pasados. Sumado a esta situación, la OPS detectó varias irregularidades en todos los aspectos del sistema de salud frente al VIH. En este informe se detallan estas irregularidades y se proveen recomendaciones, que hasta la fecha han sido insuficientemente atendidas por el Ministerio de Salud Pública.

60% de las personas que viven con VIH no lo saben: La mayoría de los paraguayos y paraguayas no tienen acceso a la prueba de VIH. El sistema de salud es poco amigable para las personas, la prueba de VIH se halla centralizada y persisten muchos prejuicios alrededor de la prueba.

Solo 9% de las pruebas son en varones: El discurso oficial que se replica en varios espacios, habla insistentemente de que el VIH afecta más a las mujeres. En la realidad, de aproximadamente 79.000 pruebas realizadas en Paraguay, solo 7.000 han sido realizadas a varones, lo que demuestra que el acceso a la prueba, además de ser difícil para la ciudadanía, está enfocada en mujeres embarazadas (ni siquiera en mujeres sexualmente activas).

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment