Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » Internacional » Europa » Condenas por homofobia conmocionan al mundo

Condenas por homofobia conmocionan al mundo

California, Vigo (SentidoG.com)

Estos días se han emitido dos demoradas sentencias en diferentes lugares del mundo. En EE.UU. un adolescente fue condenado a 21 años de cárcel por el asesinato de un compañero gay. En España, Jacobo Piñeiro fue reenjuiciado y esta vez condenado a 58 años de prisión por el asesinato de dos jóvenes gays.

Sentencia para un adolescente

Brandon McInerney (17), un adolescente del Sur de California fue condenado ayer a 21 años de prisión por el asesinato de Larry King (15, en el momento de su muerte), su compañero de clase homosexual. Así, termina un caso que generó muchas emociones y polémica durante 3 años, además de captar la atención pública y cuestionar la forma en que las escuelas deberían lidiar con los problemas de identidad sexual.

Brandon McInerney se declaró culpable de homicidio en segundo grado, así como también de un cargo de homicidio con circunstancias atenuantes y uso de un arma de fuego, lo que le evitó someterse a un nuevo juicio. En septiembre se había declarado juicio nulo ya que los miembros del jurado no pudieron llegar a una decisión unánime sobre el grado de culpabilidad. Varios miembros del jurado señalaron después de terminado el juicio de McInerney que no debió ser juzgado como un adulto.

A diferencia de otros incidentes de violencia adolescente, el caso de McInerney presentaba un componente poco frecuente: los fiscales sostuvieron que el adolescente, que acaba de cumplir 14 años, le disparó a King en la Escuela Secundaria E. O. Green en un arrebato de ira anti homosexual porque se sintió ofendido por la vestimenta femenina que lucía la víctima y sus avances sexuales no deseados.

Nuevo juicio y condena para Jacobo Piñeiro

El Tribunal Supremo de España ha confirmado la pena de 58 años de prisión por dos delitos de asesinato y otro de incendio impuestos a Jacobo Piñeiro por la muerte de Isaac Pérez y Julio Anderson, dos jóvenes gays.

El asesinato de Isaac y Julio ocurrió en 2006, en Vigo, pero no fue hasta octubre de 2010 que un jurado condenó a Jacobo Piñeiro y consideró probado que este asestó 57 puñaladas a las víctimas con el objetivo de causarles la muerte, y que además aumentó “deliberada e inhumanamente” el dolor de ambos. El jurado descartó que Piñeiro actuara en legítima defensa, bajo efecto de las drogas o el alcohol o bajo un miedo insuperable, eximentes que ya entonces pedía la defensa.

Se trataba, sin embargo, del segundo juicio a Jacobo Piñeiro. En 2009, un primer jurado popular lo había absuelto al considerar que mató a los dos jóvenes en “defensa propia” y movido por un “miedo insuperable”, y sólo lo encontró culpable de un delito de incendio. Posteriormente, el Supremo Tribunal de Galicia anuló la sentencia y ordenó la repetición del juicio con un nuevo jurado.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment