Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » Internacional » Norteamérica » Alcaldes piden a Obama que apoye el matrimonio igualitario

Alcaldes piden a Obama que apoye el matrimonio igualitario

Washington – (Dos Manzanas)

Setenta alcaldes estadounidenses han pedido al Presidente Barack Obama una declaración explícita de apoyo al matrimonio entre personas del mismo sexo, algo a lo que hasta el momento se ha resistido. Entre los alcaldes que se han adherido a la medida promovida por Freedom To Marry se encuentran los de ciudades tan importantes como Nueva York (Michael Bloomberg), Los Ángeles (Antonio Villaraigosa), Chicago (Rahm Emanuel), Houston (Annise Parker), San Diego (Jerry Sanders) o Boston (Thomas Menino),   entre otros.

No se trata tan solo de alcaldes demócratas o independientes, como el alcalde neoyorquino. También hay republicanos como Jerry Sanders, antiguo opositor al matrimonio entre personas del mismo sexo hasta que en 2007 sorprendió al anunciar que no podía mirar a la cara a su hija lesbiana y mantener que su relación de pareja no era tan importante como la de una pareja heterosexual. “He decidido actuar de acuerdo a mi corazón…  y tomar postura en favor de la igualdad y la justicia social”, dijo entonces Sanders en un emocionante discurso en el que anunciaba su apoyo a una resolución del Ayuntamiento de San Diego en la que ya entonces se pedía el final de la prohibición del matrimonio entre personas del mismo sexo. Dos años más tarde, en 2009, Sanders anunciaba el compromiso de su hija. Alcalde de San Diego desde 2005, Sanders no es una figura marginal: San Diego es la mayor de las ciudades estadounidenses con alcalde republicano.

Barack Obama, aunque comprometido con los derechos LGTB, que bajo su administración han experimentado importantes avances, nunca ha expresado de forma explícita su apoyo al matrimonio entre personas del mismo sexo. La última vez que se refirió expresamente a su opinión personal sobre este asunto fue a finales de 2010, cuando admitió que su punto de vista estaba “evolucionando”.  Un pronunciamiento en ese sentido, si bien no tendría efectos legales (la legislación matrimonial depende de los estados, y solo un pronunciamiento del Tribunal Supremo podría hacer extensiva su celebración a todos los estados del país) sí que tendría una indudable importancia simbólica y actuaría como revulsivo a nivel de los estados que en estos momentos discuten la cuestión.

Obama sí que se ha mostrado favorable a la derogación de la DOMA (Defense of Marriage Act) la ley que bloquea el reconocimiento de los matrimonios entre personas del mismo sexo por la administración federal. Una ley contra la que ya hay diversas resoluciones judiciales y sobre cuya derogación ya se han promovido proyectos. Una derogación que al menos en 2012 parece improbable, en tanto los republicanos tienen el control de la Cámara de Representantes, pero que aparece como la próxima gran batalla a favor de las parejas del mismo sexo en el nivel federal.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment