Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » .resaltado » Grupos conservadores investigan financiamiento de ILGA Europa

Grupos conservadores investigan financiamiento de ILGA Europa

Bruselas – (SentidoG.com)

La homofobia ataca a ILGA Europa

La homofobia no descansa, y en los últimos días un grupo conservador divulgó un informe cuestionando los aportes gubernamentales a la filial europea de la Asociación Internacional de Lesbianas y Gays (ILGA), que fue aceptada como una ONG de la ONU, donde consiguió estatus consultivo ya que sus ingresos de dinero provenían de fuentes privadas.

Austin Ruse, presidente de Catholic Family and Human Rights Institute, acusa a ILGA de que la mayor parte de su financiación proviene de gobiernos, lo que significa que el Comité de ONGs de la ONU podría retirarles su homologación oficial en la ONU.

El activista conservador agregó que el abogado de los derechos humanos de Europa, J.C. von Krempach, ha investigado de cerca los fondos de ILGA Europa y concluyó que la mayor parte del dinero proviene de dos entidades gubernamentales: la Comisión Europea y el gobierno holandés, tal como lo dejó asentado en el blog de política foránea Turtle Bay and Beyond.

El informe también imdica que entre los requerimientos para la acreditación de ONGs por parte de la ONU se establece que la mayor parte de los fondos de la organización deben derivar de contribuciones de afiliados nacionales, miembros individuales y otros integrantes no gubernamentales y deben demostrar que personas físicas u organizaciones sin fines de lucro, como fundaciones, les suministran fondos. La ONU sostiene que si su dinero proviene mayormente de parte de gobiernos, entonces pasarían a formar entidades gubernamentales.

Von Krempach subrayó que la ONU incluyó el calificativo de sociedad civil, para representar a las personas independientes de la intromisión del gobierno, no para ser una rama del gobierno o una fachada aparente para funcionarios políticos. La sociedad civil está compuesta por relaciones sociales voluntarias y organizaciones cívicas e instituciones, diferentes del estado y del mercado, puntualizó.

El abogado descubrió que en el año 2011, la Comisión Europea, una entidad intergubernamental, proporcionó el 68% del presupuesto total de ILGA. El gobierno holandés lo hizo con un adicional de €50.000 elevando los fondos gubernamentales de ILGA a un 71%. El resto de los fondos provienen de donantes izquierdistas: George Soros, Sigrid Rausing y un donante anónimo.

El pronóstico del presupuesto de la organización para 2012 tiene previsto un ingreso total de € 1.950.000 de los cuales € 1 millón derivan de la Comisión Europea y € 334.000 del gobierno de Holanda. Von Krempach indica que “Esto genera interrogantes sobre la incorporación de ILGA-Europa al Consejo Social y Económico” y plantea la anomalía de la Comisión Europea en cuanto a ser la única y más grande fuente de recursos “para un grupo creado para presionar a la comisión europea y al parlamento europeo”, considerando que son básicamente instituciones europeas para presionarse a si mismas.

Los activistas homofobos esperan que el comité de ONGs de la ONU levante la habilitación de ILGA una vez más ya que su principal preocupación está puesta en aquellas naciones europeas se han comprometido con tomar la lucha de equiparar derechos reclamados por homosexuales como un derecho humano respaldado por una ley internacional cuestionando Los Principios de Yogyakarta que sostiene que la orientación sexual y la identidad de género ya forman parte de la ley internacional.

El argumento utilizado por estos activistas sostiene que “en tiempos de crisis, cuando escasean los recursos para cubrir las necesidades básicas, no se trata ya de que se regale un millón a un lobby internacional que posee intereses absolutamente específicos, que tiene todo el derecho a defender, pero que deben ser autofinanciados con sus propios recursos y no con los que surgen de los impuestos de los Europeos, también los nuestros, sino de que lo más escandaloso de esto es que vulnera la naturaleza jurídica del carácter de ILGA como miembro de las comisiones de la Unión Europea”.
.
Y sostienen además que “un ejemplo de la connivencia son los 150.330 euros con las que la Comisión Europea (CE) ha subvencionado a su filial europea para la organización de una reunión de activistas homosexuales, que reunirá 200 personas. Esto representa una subvención de más de 750 euros por persona”.

Recientemente, el gobierno de Estados Unidos anunció que el avance en el tema de los derechos lgbt va a ser una de sus prioridades en cuanto a política extranjera, dirigiendo todas las entidades del gobierno a hacer de este tema la máxima importancia.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment