Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » .resaltado » No soy promiscuo, ando en la búsqueda

No soy promiscuo, ando en la búsqueda

(LugaresGayCba.com.ar)

Hay que besar muchos sapos para dar con un príncipe...

La búsqueda de pareja para la gran parte de gays y lesbianas, se da en sitios muy diferentes a los que dicta el romanticismo comercial. Si bien a eso ya estamos acostumbrados, suele suceder que existen integrantes LGBT con ciertas expectativas morales y sociales, que sienten fustración al no encontrar los mismos espacios que los heterosexuales para madurar emocionalmente con respecto a una relación de pareja.

Esta situación los lleva a esconderse, o bien a ir mas allá de sus propios límites, cayendo en excesos o en un lugar determinado para buscar a alguien semejante en valores y estilo de vida. En principio sería un antro, un pub, una sauna, y encontrar en esos lugares una posible pareja, no les será imposible, pero si difícil, inclusive desenvolverse. Para ellos estos sitios, no se parecen a los lugares comunes que establecen las buenas costumbres sociales con los que han crecido, ni asemejan a los modos de vida que cotidianamente se les inculcan a través de la escuela o de la familia.

Por ello, muchos gays y lesbianas -quieran o no- en algún momento de nuestras vidas, tenemos que adaptarnos a tener conductas promiscuas, con el fin único de darle peso, consistencia y seguridad a la búsqueda de la anhelada pareja. Y ojo no es que se criminalize el sexo por ser sexo, simplemente que cuando para muchos su vida depende en mayor medida de estar al lado de otra persona, se cae en un círculo vicioso donde pocas veces la persona se aclara en sus gustos y objetivos.

Es como ir probando y degustando lo que se precie, y volverse o bien mas exigente o simplemente resginarse con lo que atraigamos. Y esta realidad no solo es propia de los homosexuales, tambien lo es de los heterosexuales, ya que todos los seres humanos funcionamos básicamente por los mismos patrones, ya que los instintos que nos mueven a todos son los mismos.

“Besar muchos sapos hasta dar con el príncipe” se suele decir, y este “besuqueo” puede hacerles caer en una vorágine sexual, donde estan expuestos a correr muchos riesgos, cuando simplemente lo único que desean, es estar con alguien y tener algo sólido. Y aunque eso pasará cuando pueda o deba pasar.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment