Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » .resaltado » Pablo Simonetti: salir del clóset y entrar a su identidad

Pablo Simonetti: salir del clóset y entrar a su identidad

Por Facundo R. Soto (SentidoG.com)

Pablo Simonetti

El escritor chileno Pablo Simonetti, que participó de la Feria del Libro 2011 en Buenos Aires como máximo exponente de la literatura queer chilena, leído por todos los niveles sociales de su país, nos cuenta la liberación que le produjo salir del closet y cómo encontró su camino y su identidad.

Cuando llegué a Chile, lo primero que hice fue llamar a Pablo Simonetti para entrevistarlo. Es autor de “Madre que estás en el cielo”, “La razón de los amantes”, entre otros; con “Vidas vulnerables” se ubicó primero en el ranking de ventas de Chile, quitándole el lugar a Harry Potter. Según él, porque la sociedad chilena tenía ansiedad de leer historias donde los protagonistas contaran sus temores acerca de decir o no decir que son gays, ó la interacción de los jefes de estas personas y lo que pasaba después de saberlo en sus trabajos, en la familia, etc.

A Pablo le interesa trabajar el tema de la identidad, sobretodo la gay. De hecho participa en foros y escribe columnas acerca de la discriminación sexual, el poder de la iglesia y los imperios. A punto de viajar a Buenos Aires para participar de la feria del libro nos cuenta algo de su vida personal y profesional que puede alumbrar el camino de muchos. Ganador del premio Jorge Edwards, Premio Cervantes y Premio Planeta-Casamérica 2008, elogiado por Pablo De Santis y niño mimado de Jaime Bayly, Pablo Simonetti nos habla.

¿Qué pasó cuando te asumiste como gay y comenzaste a decirlo?

– Cuando salí del clost comencé a sentir impulsos de escribir que no sabía de dónde venían. Se lo empecé a decir a mi madre, a mis amigos. Todos me decían que yo era un hombre de números, había estudiado ingeniería y estudiado un magíster en Estados Unidos. Descubrí que las matemáticas fueron un gran escondite. Cuando me dediqué a escribir mi madre me dijo que tenía que estudiar letras, porque no podía escribir sin saber hacerlo o tener un título que me avale. Gané un premio cuando escribí mi primer cuento, que está en el libro “Vidas vulnerables”. El día de la presentación mi madre me escribió una carta donde decía que reconocía que yo tenía razón. La carta era de mucho corazón y humildad, y con ella venía una serie de textos que coleccionó a lo largo de mi infancia. Ella era de recolectar dibujos, escritos, la primera caligrafía mía y cosas hasta los 11 años. Me sorprendí al encontrarme con cuentos que yo había escrito entre los 8 y 11 años, no me acordaba de ello. Después, cuando lancé el libro “Madre que estás en los cielos”, un amigo me dijo que terminé siendo yo el escritor, cuando él era el poeta de la clase. Pero tu ganabas los concursos en enseñanza media, me dijo y eso también yo lo había borrado de mi memoria.

¿Podés contarnos alguna gran satisfacción que te trajo escribir, sobretodo de temática gay, que es básicamente de lo que tratas?

– El recuerdo más bonito de la experiencia literaria está asociada a mi libertad, a destapar los miedos por la discriminación, por estar dentro del closet. Me destapé y también empecé a escribir. Pude ser el que soy porque siento que es un ala que me creció para eso, siento que ahora el ser se completa, que alcancé mi forma definitiva. Vuelvo a ser ese hombre ilusionado que era de niño, porque la vida a veces te roba la ilusión.

¿Cuál es tu deseo inmediato, ahora que estás constituido y estabilizado como persona, que tenés en claro tu identidad, que dejaste la gerencia de ingeniería para dedicarte a lo que te gusta que es escribir?

– Estoy escribiendo con una renovación estilística, con verbalidades diferentes,con el narrador vicario, que me entusiasma mucho, desde el punto de vista artístico. Entrar en temas nuevos, integrar una vez fraguada la identidad escrita, la historia de la identidad, mi manera de ver cómo se gana o pierde la identidad y se abre un mundo nuevo: eso me tiene expectante. Me salieron cosas asociadas con la literatura que me hace sentir completo. Estoy empezando a hacer un programa de libros en televisión. Tengo ese lado comunicativo. Este año me patrocina una universidad para hacer un taller gratuito. Buscamos reclutar escritores jóvenes, de 20 años, captar niños talentosos y reunirlos en un espacio para generar un mundo común que sea estimulante. Lo que vamos a hacer, aparte de la metodología propia, es agregar un calendario de actividades culturales porque lo que me interesa no es solo un proceso creativo en la escritura, sino algo integral como un acto de ambición humana en abarcar todas las artes posibles, como las plásticas, la musical y otras. Vamos a tener charlas, desde la cátedra siglo XXI de la universidad, para que un artista visual nos integre en otros mundos culturales que no sea el literario.

¿De dónde surge esa idea?

– De la sociedad chilena, porque es una sociedad muy compartimentada. Una formad de activar la creatividad, para mirar un campo abierto, tienen que estar abierto a distintas formas de pensar, sobre otras pirámides creativas y no que se quede solamente con lo que le dice el profesor. Yo quisiera que tuvieran el golpe de aire que produce el campo abierto, con el mido que significa y la satisfacción que también esto trae. No quiero más la camarilla o el encierro familiar.

 

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment