Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » Suplementos » Salud » Travestis cuentan su experiencia con los biopolímeros

Travestis cuentan su experiencia con los biopolímeros

Maracaibo (Noticia al Día)

Biopolímeros, estética con muchos riesgos.

Recientemente la opinión pública se ha visto marcada por los efectos negativos de tratamientos cosméticos con biopolímeros, sustancias que el Ministerio del Poder Popular prohibió hace algunos días, luego de haber recibido 866 denuncias de pacientes afectados por su mal uso la medicina estética y cosmetología.

Los biopolímeros son usados mayormente en los glúteos para aumentarlos o en el rostro para levantar los pómulos o reducir las arrugas; igualmente los utilizan para desarrollar los pectorales. Sin embargo, los daños causados por estos pueden resultar irreversibles, causando incluso la muerte. También se corre el riesgo de apuntación si no se logra removerlos completamente del cuerpo.

En Maracaibo, son muchas las personas que acuden a este tratamiento, sobre todo quienes pertenecen a la comunidad de travestis, por considerar que su acción es inmediata. A pesar de saber las consecuencias que pueden traerles a largo plazo los biopolímeros, no piensan retroceder en su lucha por ser bellas.

“Estuve hospitalizada una semana en el Hospital General del Sur con fiebre y pus en los glúteos. Al final lo que me salía era pus con silicona”, contó Gabi de Saguete, una transformista que ofrece servicios sexuales en algunas avenidas de la ciudad. Por su tratamiento, el cual se lo practicó clandestinamente, pagó la suma de Bs. 2 mil por dos litros.

Luego de haber pasado por esta experiencia Gabi siguió en su camino por lucir físicamente como una mujer sin importar los riesgo: se inyectó dos veces más, ésta última vez un poco de silicón bajó a su tobillo, lo cual le ocasiona dolor y molestias pero señaló que no piensa acudir a que le drenen la sustancia.

La decisión de Gabi de hacerse el tratamiento clandestinamente se debe a que supuestamente “en las clínicas te estafan. No te inyectan lo que es y ese líquido de ellos se va al final, en cambio el que se consigue de manera clandestina es más rápido, más duradero”, afirmó.

La Chiqui, una travesti quien también acudió a los servicios domésticos de un compañero para que le inyectara hace cuatro meses un litro de biopolímeros en cada glúteo, recordó que aunque no guardó reposo no se enfermó: “A lo que me vi el pompis me puse ‘grilluda’ y me monté en unos tacones”, contó. “Primero te desnudan y te hacen una especie de bikini con varias vendas para hacerte el molde de las nalgas y así te queden como tú quieres. En la cintura te colocan una para que el líquido no se te vaya a los pulmones, porque es peligroso”, dijo.

Mientras tanto, Yuli, una travesti compañera de La Chiqui, manifestó tener biopolímeros en sus glúteos desde hace tres años y no ha sufrido algún síntoma negativo. Sin embargo, comentó que conoce a mujeres que como ella se han inyectado y han terminado en la sala de emergencias de un hospital con sus nalgas llenas de pus.

Las protagonistas de estas tres historias afirman que no dejarán de usar esta sustancia.

Opinión experta

Para el cirujano plástico César Oliveros, los biopolímeros son tan peligrosos que en algún momento de la vida les causará complicaciones a quienes los tengan en su cuerpo, por lo cual recomienda sacarlos del organismo.

Oliveros explica que las partes más comunes donde se pueden alojar los biopolímeros son en los pulmones y en el sistema renal.

Llamado a la consciencia

Ricardo Tafur, activista de los derechos de la comunidad LGBT en Maracaibo y productor del programa radial sobre diversidad sexual “Ambiente de Clase”, rechaza el uso de los biopolímeros pues pueden ocasionar hasta la muerte.

Tafur comenta que conoce a muchas transexuales que optan por inyectarse estas sustancias en su cuerpo, sobre todo para realzar sus glúteos o hacerse los senos sin restricciones médicas, debido a sus módicos precios: lo hacen “porque no tienen cómo asistir a una estética con personas profesionales en la materia”, señaló.

“Mi llamado es a la conciencia de cada persona, en especial a toda la comunidad de Gays, Lesbianas, Bisexuales y Transexuales que desean realzar su imagen y su belleza, pues actualmente existen otras alternativas para verse mejor y marcar la diferencia en nuestra imagen personal. No arriesguemos nuestra vida por solo vanidades”, puntualizó.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment