Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » Latinoamérica » Argentina » Ataque homofobo a dos jóvenes

Ataque homofobo a dos jóvenes

Las Grutas – (La Mañana)

Dos jóvenes del Alto Valle fueron brutalmente golpeados por una patota de entre 15 y 20 personas, porque creyeron que eran una pareja gay.

El hecho se produjo durante la madrugada del último domingo en el balneario Las Grutas, y hasta el momento no se registraron detenciones, informaron fuentes policiales.
Carlos tiene 36 años y es de Neuquén capital. Sufrió la pérdida de tres dientes y golpes en distintas partes del cuerpo. Junto a un amigo de Cincos Saltos, de 20, vinieron a pasar el fin de semana a la costa rionegrina. “Tiene la cara desfigurada”, contó Carlos ayer en radios locales.

Según su relato, luego de pasar la noche en un boliche ubicado en la Tercera Bajada volvían al departamento que habían alquilado, pero esperaron en las afueras del local a unas chicas que habían conocido.

A pocos metros había otro grupo de muchachos, quienes le realizaron insinuaciones de tipo sexual. “Mi amigo estaba un poco mareado y yo lo tenía para que no se caiga y nos empezaron a gritar gays, maricas, putos”, sostuvo Carlos.

Les preguntaron entonces qué querían, y uno de ellos se acercó y les pidió un cigarrillo. Como le contestaron que no fumaban, volvió con el resto, aunque inmediatamente regresaron todos y comenzaron a increparlos por su condición sexual.

Una pareja de policías se acercó al advertir el incidente, por lo que los dos turistas del Alto Valle optaron por retirarse del lugar. Tomaron por la peatonal, en dirección a la Primera Bajada. Sin embargo, poco antes aparecieron los agresores, quienes los arrastraron hasta una calle aledaña y menos transitada, donde les propinaron una bestial paliza.

“A mí me pegaron en la cara y me hicieron perder tres dientes. Mi amigo empezó a correr y lo siguieron, hasta que lo alcanzaron y le pegaron hasta que se desmayó”, precisó.
Una mujer mayor que observó la escena espantó con sus gritos de desesperación a los atacantes. Después llamó a la Policía, pero cuando llegó una patrulla habían desaparecido.

Fueron asistidos en el hospital grutense, tras lo cual formalizaron la denuncia en la comisaría local. De todos modos los desalentaron acerca de un avance de la investigación, pues no pudieron aportar datos precisos de los agresores, ya que no los conocen.

“Pienso que nos pegaron porque yo estaba teniendo a mi amigo y nos empezaron a gritar que éramos gays. No es mi pareja”, aclaró Carlos, quien con su amigo regresaron a sus ciudades de origen el mismo domingo por la noche, como lo tenían previsto.

Afortunadamente, una vecina del lugar al escuchar el batifondo provocado por el ataque salió a ver qué pasaba y ayudó a los jóvenes, dispersando a los violentos que rodeaban a la pareja de turistas, a los que refugió a su casa para que pudieran dar aviso a la policía.

Pese a que acudieron rápidamente, los uniformados no pudieron dar con el grupo de agresores, que se dispersaron después de lo ocurrido y no pudieron ser identificados por las víctimas.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment