Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » .resaltado » Celeste Carballo, Mujer de Piedra y ecológica

Celeste Carballo, Mujer de Piedra y ecológica

Buenos Aires – (SentidoG.com)

Celeste Carballo, Mujer de Piedra

No se volvió loca. Al menos no por lo que todos ahora la señalan cuando la ven aparecer. Es que Celeste Carballo, completamente desnuda y sólo envuelta en bolsas negras de consorcio, impacta. Celeste Carballo editó “Mujer de piedra”, disco de canciones de fogón que acompaña una decidida actitud ecologista. La Ciudad la homenajeó junto a otras mujeres del rock con un mural a metros de Plaza San Martín, en el marco de “Amor x Buenos Aires”.

Celeste Carballo tiene un espacio muy bien ganado en el Olimpo de las cantautoras del rock argentino. Se lo generó con voz única e imagen potente. Así fue cuando surgió como nuestra Janis Joplin y también cuando desafió ese estándar folk tirándose hacia la new wave . El tiempo la consagró como una referencia insoslayable del blues canción que, sin embargo, se permitió experimentar con el tango.

En todos los casos, los movimientos fueron acompañados por una actitud desafiante. Actitud desafiante que hoy se vuelve más notoria. Sucede que al tiempo que compuso y publicó su más reciente disco, Mujer de piedra, Celeste se rapó y empezó a vestirse con prendas de polietileno, con la idea de que sean descartables tras su uso.

Se trata de un disco de “canciones de fogón electrificadas” sobre una ineludible necesidad de cambio que ella acompaña con una puesta en escena de sí misma. “Siempre he sido consecuente con lo que expreso. Concedo que ahora se ve más. Es perceptible por la indumentaria de nylon”, dice Celeste desde su hogar en la provincia de Buenos Aires.

Y precisa por qué se viste como se viste: “Hay que demostrarle a los demás que necesitamos cambios; en la indumentaria, se necesitan diseños impermeables y sin costuras. Ropa de un solo uso, que no necesite lavado ni le permita a los gérmenes entrar a nuestro sistema endocrino”.
“Hay que protegerse y ahorrar agua –ordena–. Entonces, si todavía no hay una indumentaria descartable, me la hago yo. En este punto sigo los lineamientos de mi viejo, Don Vicente, que se amparaba en el libro Las 100 industrias caseras . Es decir que elijo hacer yo lo que necesito y el afuera no me brinda. Y lo hago a mi modo porque los cambios se necesitan en serio. Y ya, de inmediato”.

Entrando al ítem estrictamente musical, Celeste cuenta que Mujer de piedra está potenciado por la docena de discos que hizo antes, desde Me vuelvo cada día más loca a Chocolate inglés, pasando por En vivo en El Roxy y Celeste acústica. “Grabar discos es una parte importante de nuestra profesión. No soy sólo cantante. Además de ser autora, soy directora del grupo, instrumentista, arregladora y ahora productora. Grabar es una maestría en sí misma y Mujer de piedra es mi tesis de graduación”, asegura sobre la obra que en la que participa las bajistas Brenda Martin (cordobesa de Eruca Sativa) y Paz Lenchantin.

Lenchantin es una prestigiosa instrumentista argentina radicada en Los Ángeles que supo tocar con A Perfect Circle y Zwan. En el disco le pone voz al inconsciente en el teme de cierre, Philosophical stone ¿Cómo habrá dado con ella Celeste? “Viajé mucho tiempo en 2002, 2003 a Los Ángeles; llegué a ella por gente en común e hicimos una amistad. Cuando Paz vino al país, estuvo en casa. Yo ya había grabado las bases de Philosophical stone y le propuse que su voz sea la de la conciencia cósmica. La que le dicta a la cantante (yo) que tenga la fuerza suficiente para convertirse en su propia piedra filosofal, que transforme en amor todo lo que viva”, contesta.

Celeste describe a su nueva criatura como un disco de canciones de fogón que están buenísimas para cantarlas. “No haría otra cosa rebuscada –revela–. Después observo que hay grandes músicos y un concepto potente: la mujer de piedra es la tierra, nuestra casa. La mujer de piedra, la viajera, la que anda dando vueltas por el cosmos en la búsqueda de sí misma. O en la de un ser humano que la sepa disfrutar. Alrededor de esa canción se han atado las demás”.

Entre las demás, destaca a Otra oportunidad, que menciona a las mujeres que delinearon su crecimiento político; a Cruz del sur, que escribió a sus 17 y alude a un punto de ubicación en nuestro mapa cósmico. También exalta a Quema tóxica, sobre algo que sufren los que viven en la periferia de las grandes urbes en las que se queman residuos plásticos, generando una nube tóxica que se mantiene 24 horas. “Partes de esa nube entran por todos lados, comprometiendo la salud de las personas con bajas defensas. Eso es lo que vivo cotidianamente. No lo encontré en el diario, o en el Google”, redondea.

–Antes era fácil catalogarte. ¿Y hoy? ¿Acaso entrás en la categoría “rara avis”?
–No, soy un artista muy popular. Pone en Google mi nombre y verás. O en YouTube. Y leé los comentarios. Ahí está lo que piensa la gente de mí, que es más importante de lo que yo mismo pienso. Cantar es una faceta más de mi personalidad expresiva. Sólo se convirtió en la más descollante.
–Planteaba si te sentías otra cosa en relación al estado de la música popular.

–La música está rara como apagada. ¿Qué puedo decir? Soy una tipa creativa. Y mi nombre artístico es Mujer de piedra. Un discazo que viene con cancionero para que los sepan guitarra o piano puedan cantar los temas de una. Dan ganas de hacerlo. Fijate.

 

 

-¿Cómo es tu forma de composición?
-Hace años que trabajo en la composición con el piano, desde el año 2000. Las canciones tienen un agregado musical importante. En el librito que acompaña al CD vienen con los acordes así se pueden tocar.

– ¿El disco lo armaste rápido o fue un trabajo que llevó varios meses?
-Fue un trabajo que duró gran parte del 2010. Lo empezamos a grabar el 29 de noviembre y lo terminamos el 12 de enero. Pasamos las fiestas en pleno trabajo. Fue muy cómico, paramos para brindar.

-¿Qué música escuchaste durante la creación de este trabajo?
-Escuché mucho la música de la naturaleza, vivo en el oeste del Gran Buenos Aires y me gusta escuchar el viento, los animales y el jazz.

-¿Sos de usar Facebook o Twitter?
-Son herramientas muy importantes para un artista. Pero termino agotada. Subir las fotos a Facebook me lleva casi una hora.

Cuenta Celeste que “Mujer de Piedra”, el tema que da nombre al disco, fue compuesto cuando rescataron a los mineros chilenos. “Esos hombres, protegidos por la tierra durante meses, con el calor ancestral y yo haciendo la música de un texto escrito siete meses antes. Es increíble el éxtasis natural que me llevó a terminar la canción”, cuenta.

Dice que las buenas canciones te llevan a “habitarlas”, que modifican ánimos y que habitualmente recibe cientos de mails de sus fans. “Muchos me dicen `arranco el día escuchando `Chocolate inglés’, o `desperté a la vida con `Celeste y la generación’, un disco del `85. Las canciones, si son buenas, son un ámbito que te invita a vivir. Yo huyo de la canción folletín”.

Y la reflexión final sobre la partida de un amigo.

-¿Cómo te afectó la muerte de L. A. Spinetta?
-Es una noticia tan triste que me cuesta hablar. No alcanza una palabra, pero hace bien. La vida es mucho más que una palabra, pero a veces esa presencia hace bien. Tengo para agradecer a la vida el ser contemporánea de tantos artistas tan geniales”.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment