Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » Latinoamérica » Argentina » Joven transexual acusa discriminación en boliches

Joven transexual acusa discriminación en boliches

General Roca – (AR)

Paula es maquilladora. Pasa sus días, como cualquier mujer, tratando de enfrentar los problemas diarios y trabajando en un canal de televisión haciendo lo que más le gusta.

El resto de las horas las disfruta con sus amigas y busca alternativas a la hora de recorrer la noche roquense.

Pero hace pocas semanas y a causa de su identidad sexual sufrió un acto de discriminación por lo que está empeñada en llevar su caso a las autoridades del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi).

Paula Marco, de 33 años, se reconoce sexualmente como “transgénero”. “Nací con genitales de hombre pero soy mujer. Siempre fui así. Toda mi vida”.

Relató que hace pocas semanas un grupo de amigas -de su misma condición sexual- llegó a Roca para visitarla procedente de La Pampa.

Como cualquier grupo de solteras decidieron salir a compartir una noche de boliche.

El problema se originó en un local bailable que se encuentra en inmediaciones a la Terminal de ómnibus. Apenas se pararon en la puerta, el personal de seguridad se acercó para advertirles que no podían ingresar.

“Es una orden del dueño del boliche”, se justificó el rudo sujeto quien rápidamente les impidió el paso.

“Nuestra condición sexual no puede resultar en ningún impedimento para entrar en ningún lado. En un momento nos dijeron que otras personas transexuales habían protagonizado una pelea. Pero seguramente debe haber cientos de hombres que hicieron lo mismo y nadie les impide ingresar”, comentó Paula todavía indignada.

Explicó que muchas veces pueden existir muchos estereotipos y pensar -tal vez- que todas las transgéneros ejercen la prostitución.

“Pero no es así. Somos como cualquier persona y tenemos los mismos derechos”, relató.

Tras una larga discusión, y después de que una persona se acercó a dialogar con ellas, finalmente decidieron dejarlas entrar. El detalle final fue que lograron hacerlo pero para ello tuvieron que pagar “como hombres”. “Fue algo inédito y terminamos retirándonos a los pocos minutos”, comentó Paula quien agregó que esta semana tomará contacto con el presidente del Concejo Deliberante, Luis Di Giácomo, y con representantes de Inadi en la provincia de Río Negro.

El caso se repitió una semana después con una amiga de Paula. En otro local las “invitaron” a retirarse cuando ya habían comprado un trago. “El motivo fue que no tenían baño para travestis”, comentó esta joven quien también aseguró que existen muchos locales bailables de Roca donde se puede asistir sin que exista de por medio ningún acto de discriminación.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment