Your message has been sent, you will be contacted soon

Call Me Now!

Cerrar
Inicio » .resaltado » Critica – MDNA: 12 píldoras de Metanfetadonna

Critica – MDNA: 12 píldoras de Metanfetadonna

Por Esteban Rico – (SentidoG.com)

Madonna, diosa y sexy

A tres años y once meses de la salida de su último álbum de estudio, Hard Candy, Madonna regresa a la música con su 12° trabajo discográfico, MDNA. Desde la edición de su primer disco en 1983 que la cantante no se había tomado tanto tiempo entre un lanzamiento y otro.

MDNA es el primer CD de la diva luego de su partida de Warner Music; el mismo será editado el próximo 26 de marzo por el sello Interscope, hogar de la última estrella que ha puesto en riesgo su reinado dentro del mundo pop: Lady Gaga.

El álbum está compuesto de 12 tracks con un marcado estilo electrónico, que difiere bastante del pop bailable de Confessions on a Dancefloor y el hip-hop/R&B de Hard Candy. La Reina del Pop se juntó con el dúo de productores italianos Benassi Bros., el DJ francés Martin Solveig, Demolition Crew y su colaborador de años William Orbit para armar esta colección de canciones.

El disco se inicia con Girl Gone Wild, el segundo sencillo de MDNA. Todas las reseñas han coincidido en que no se trata de una de las mejores muestras del CD, que no es representativo y que no debería haber sido elegido como corte de difusión. Es un tanto genérica y quizás por eso no le esté yendo demasiado bien en los charts. Habrá que esperar a que se estrene el video para ver si nos termina convenciendo. Por lo pronto, en el adelanto que se publicó en internet hace unos días, se pudieron ver escenas homoeróticas entre dos modelos lo cual resulta prometedor.

Como para contrarrestar, el tema que le sigue, Gang Bang, es inesperado e impredecible; oscuro, pesado, cargado de violencia tanto en su sonido como en su letra. En una reciente entrevista, Madonna aseguró que parte de la letra fue improvisada mientras grababa la canción. Si se pudiese poner a Gang Bang en imágenes, sería algo así como el video de su single What It Feels Like For a Girl o una película de Tarantino. Uno de los tantos puntos oscuros de MDNA que seguramente generará controversia cuando la cantante salga de gira el próximo mes de mayo.

En I’m Addictedes donde se hace referencia al título del álbum, el cuál es un juego de palabras entre el nombre de la cantante y la sustancia metilendioximetanfetamina (MDMA), el componente principal de la droga conocida como éxtasis. Al igual que Girl Gone Wild, esta canción fue producida por los Benassi Bros., cuya música podría calificarse de “pastillera”. Con reminiscencias ochentosas en su producción vocal, I’m Addicted es uno de los puntos más altos de MDNA.

MDNA, el ultimo trabajo de la diva

Hablando de puntos altos, Turn Up The Radio, es sin duda alguna la joya de MDNA. Se rumorea que este será el próximo sencillo del disco, aunque queda claro que probablemente debería haber sido el primero o el segundo. Una maravilla pop producida por Martin Solveig, quizás comparte ciertas reminiscencias con Hello, el éxito de Dragonette que forma parte de la factoría de hits del DJ francés.

Le sigue Give Me All Your Luvin, el que fuese el primer single del álbum. Claramente creado para acompañar la tan comentada performance de la cantante en el Super Bowl de la NFL, el tema se filtró en internet a principios del mes de noviembre en una versión que supuestamente era un demo ya que no incluía las participaciones de las raperas Nicki Minaj y M.I.A que aparecen en la versión final de la canción.

Some Girls es lo que podría llamarse una canción de relleno. No agrega ni aporta nada al álbum, tiene una onda Goldfrapp, voces robotizadas aunque difícilmente vaya a formar parte del setlist del próximo tour de la cantante.

Con Superstar volvemos a levantar la puntería, es una especie de Give Me All Your Luvin menos acelerada. Es como el momento liviano de MDNA, tanto melódica como líricamente. Se supone que la hija mayor de la cantante hace los coros en esta canción pero yo no la pude distinguir entre las diferentes capas de voces del estribillo.

I Don’t Give A me hizo acordar a esas actrices blancas de mediana edad que en alguna sitcom o en alguna parodia aparecen cantando una canción en la que se hacen las raperas. La letra remite a American Life donde Madonna nos cuenta como es su agenda, entre managers, niñeras, limosinas, mensajes, prensa. Una pena que la canción bordee el ridículo porque parte de su letra está dedicada sin rodeos a su ex marido, Guy Ritchie: “Traté de ser una chica buena, traté de ser tu esposa, me rebajé a mí misma y me tragué mi luz”. Corona la canción otro rap cortesía de Nicki Minaj.

Primero fue Ray of Light, después fue Beautiful Stranger, más tarde Amazing y ahora I’m A Sinner. El productor inglés William Orbit tiene una basecita mid-tempo acompañada de una juguetona guitarrita eléctrica con un toque muy sixties que viene repitiendo desde el 98 y que a Madonna parece encantarle porque la usa por cuarta vez en esta canción. Otro tema de relleno, aunque con intenciones de escandalizar con sus referencias a Jesus, santos y otras yerbas. Probablemente este sea el momento del próximo show de la cantante en el cual decida torturarnos con su rudimentario guitar playing.

La primera de las tres baladas de MDNA es la maravillosa Love Spent. La canción empieza con un banjo seguido de unas cuerdas muy Papa Don’t Preach y el organito de Gimme Gimme Gimme de ABBA reciclado una vez más. Nuevamente referencias a su matrimonio fallido y una suerte de metaforización entre el amor y el dinero.

Masterpiece es el tema principal de su película W.E. con el cual se llevó a casa un Golden Globe a la mejor canción el pasado mes de enero. Si hay algo que sabemos de esta canción es que seguramente no se trata de una de las favoritas de Elton John dentro de la discografía de Madonna.

MDNA cierra con Falling Free, la clásica página reflexiva con la que le gusta terminar sus álbumes a la cantante. Este track fue coescrito con Joe Henry, cuñado de la cantante con el cual ya ha trabajado en canciones como Don’t Tell Me, Jump y Devil Wouldn’t Recognize You. Esta es una de las canciones en las cuales Madonna demuestra que puede cantar muy bien si le pone empeño.

Está claro que el pico creativo de Madonna ya sucedió hace años. La cantante ya se ha convertido en una artista legendaria y sus álbumes comienzan a ser excusas para salir de gira, lo cual está demostrado por la falta de promoción que la diva le ha dedicado a este lanzamiento, mientras que ha preferido dedicarse a armar y ensayar su próximo espectáculo. A pesar de esto, MDNA no palidece en comparación con el resto del catálogo de la cantante de los últimos doce años.

Tu comentario

commentario(s)




Etiquetas:

Leave a Comment